Cultura

Cervantes y Shakespeare se ‘reúnen’ en pleno corazón de Jerez

La escultura que homenajea a ambos autores, fallecidos hace ahora 400 años, ya preside la plaza del Mercado del señero barrio de San Mateo.

La escultura que homenajea a ambos autores, fallecidos hace ahora 400 años, ya preside la plaza del Mercado del señero barrio de San Mateo.

Miguel de Cervantes y William Shakespeare murieron en 1616, hace ahora 400 años. Hay quien sostiene que ambos fallecieron el 23 de abril, por eso se celebra en esa fecha el Día del Libro, aunque el español lo hizo el día 22 de abril en Madrid, siendo enterrado un día después, y el inglés el 3 de mayo —ya que Inglaterra se regía por el calendario juliano, que tiene diez días de diferencia con el gregoriano—. Ambos, es indudable, marcaron una época.

El Quijote y Hamlet, La Galatea y El Rey Lear, Los trabajos de Persiles y Sigismunda y Hamlet… Cervantes y Shakespeare dejaron una gran cantidad de obras para la historia. El español, novelista, el inglés, dramaturgo; uno soldado y el otro actor; el primero procedente de una familia muy humilde y el segundo de una adinerada… Las diferencias entre ambos son enormes a pesar de sus similitudes, y hay serias dudas de que se conocieran en persona estando en vida, pero ahora ambos comparten espacio en Jerez.

Una escultura metálica, con los bustos de los autores a ambos lados, y una estructura que sirve como asiento, preside desde este sábado la plaza del Mercado. A la derecha, el busto de William Shakespeare; a la izquierda, el de Miguel de Cervantes. El primero, representado con su “personalidad culta inglesa y fina”, el segundo, como “un hombre de rasgos duros”, explica el autor de la obra, José Ignacio Sánchez Caparrini, escultor y profesor de la Escuela de Arte de Jerez.

“Bienvenidos al barrio de San Mateo”, dice el presentador del acto tras el que se descubren las esculturas de ambos autores, que tiene lugar en la Sala Julián Cuadra del Museo Arqueológico, al que acude hasta un miembro de la embajada británica. El ministro consejero Tim Hemmings asegura que este homenaje “es muy importante”, ya que así se reconoce a dos autores cuya influencia en el teatro, la literatura y el lenguaje es innegable. “Muchas palabras que hoy son comunes se vieron por primera vez en sus obras”, sostiene. El escritor Felipe Benítez Reyes también es invitado al acto, donde lee un poema. “Es un orgullo estar aquí, homenajeando a dos referentes indudables de la literatura universal”, señala.

Las esculturas están financiadas por Bodegas Fundador y por Kaizen Hoteles. “Si mil hijos tuviera, el primer principio humano que les enseñaría sería de abjurar de toda bebida insípida y dedicarse por entero al jerez. Alguien que escribió esto se merece qué menos que un busto”, señala María Luisa Azcárate, administradora de la firma hotelera, en referencia a Shakespeare, cuyo busto ha donado esta empresa. La bodega jerezana ha hecho lo propio con el de Cervantes, “el máximo exponente de la literatura española”, destaca Rafael Rendón, director general de Fundador, que alaba el lugar elegido para colocar los bustos, donde estuvo “el primer y más antiguo mercado árabe” y donde “a principios del siglo XVIII dio los primeros pasos nuestra bodega”.

El Coro del Villamarta y la Banda Municipal amenizan la velada interpretando acordes en honor a los autores homenajeados, a los que la ciudad “respeta, quiere y honra”, señala Francisco Camas, teniente de alcaldesa de Dinamización Cultural, que asegura que los bustos tenían que estar “en el corazón de Jerez”. La alcaldesa Mamen Sánchez asegura que “Jerez quiere estar cada día más unida a la cultura”, ya que “la calidad de vida de una ciudad está muy ligada a las políticas culturales que se desarrollan en ella”.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *