Fin de Siglo

Caye Cayetana, un trap ‘made in’ Jerez: “Para mí Jesucristo es lo máximo”

Cayetana Díaz Molina es una de las voces de la tierra que actúan en el próximo Festival Primavera Trompetera y una de las chicas menores de 25 años que ha logrado pasar la primera audición de 'Factor X'

Ella es ecléctica, camaleónica, inclasificable… “Qué necesidad de etiquetar, yo soy lo que soy…, lo que me salga”. Así se expresa la cantautora Cayetana Díaz Molina (Jerez, 1993), artísticamente conocida como Caye Cayetana. “Me da igual lo que digan de mí. Alejandro Jodorowsky dice que cuando la gente habla mal de alguien dice mucho más de ellos mismos que de aquellos a los que está criticando”, enlaza. Visceral y única, Cayetana llega a la redacción de lavozdelsur.es con sus icónicos aros y su pelo rubio rapado. “Ahora me quiero poner el pelo blanco, porque simboliza pureza, bondad… y quiero que me venga esa energía”, apunta.

Desde hace un par de años, esta joven jerezana bebe de la religión budista y católica, con el artista Jodorowsky como maestro. “Él me ha cambiado la vida, me ha quitado muchísimo malestar”, incide. Pero lo de aparecer en el cartel del Festival Primavera Trompetera o entrar en el último talent show musical de Telecinco, es mucho más reciente.

Caye Cayetana se presentó al casting de Factor X diciendo que para ella la música es “una herramienta para llegar a la gente y cambiar las cosas”. Gracias a que Risto Mejide le dio una segunda oportunidad, logró pasar el casting. No obstante, matiza que se refería a que “ahora estoy en la revolución interior, hermano. Si la gente cambia por dentro, el mundo cambia. Para mí es importante que yo esté bien, puede ser egoísta, pero creo que como más puede enseñar una persona es con el ejemplo. Y lo que yo intento es ser mejor persona… Porque si todo el mundo cambia individualmente, se cambia todo”.

Caye Cayetana posando momentos después de la entrevista. FOTO: MANU GARCÍA.

Es más, el tema original que interpretó en la audición del programa musical, He muerto y he resucitado, trata de ello. “Me di cuenta de que tenía que cambiar y salir de la situación que estaba viviendo. Es como si muriese mi parte infantil y naciese mi parte madura, como si me convirtiese en otra persona. Resucitar para cambiar la manera de ver las cosas hacia algo mucho más positivo. Ahora soy consciente de mi vida, de lo que siento, puedo ponerle nombre a mis emociones… Para mí, un camino para aceptar las cosas”, explica. Y es que cuenta que antes tenía una actitud radical y rebelde ante la vida, pero que ahora busca el equilibrio, como hizo en su día Jesucristo: “Para mí Jesús es lo máximo. Un nota que quería ayudar a la gente y cambiar las cosas. Era una buena persona y no tenía posesiones materiales… él es uno de mis referentes”.

Originaria del barrio San Pedro, Cayetana, escribió su primera canción con 16 años. “Era un rap que hablaba sobre cómo me encontrara… Tenía la autoestima por los suelos… No me encontraba bien, y para mí fue como una terapia”. Cuatro años más tarde, en 2012, cuenta que fue cuando empezó a aprender a tocar la guitarra de manera autodidacta.

“Yo enfoco el arte para ayudar. Si el arte no ayuda, ni cambia, pues vale, pero para mí tiene que servir para eso”

“No me considero que toque bien la guitarra, pero sí me sirve para actuar en la calle y ganarme algo de pasta sin tener que depender de nadie”, comparte. Por la misma fecha se marchó a Sevilla, donde estuvo viviendo en la residencia Flora Tristán, ubicada en las Tres Mil Viviendas (zona marginal de la localidad sevillana) para cursar el doble grado de Trabajo y Educación Social en la Universidad Pablo de Olavide (UPO).

Desde entonces, Cayetana no es capaz de separar su carrera profesional de sus composiciones artísticas: “Soy una trabajadora social enfocada en el arte, más que artista”. Según ella, hace música terapéutica “para ayudar a las personas, que la gente pueda conocerse a través de mis letras y que sepan que no están solas”. Porque en realidad para Cayetana cantar y componer música “es para mí como ir al psicólogo, es como mi terapia”. Y en parte, su último tema, Estoy Enganxá, versa sobre una relación sentimental tóxica que tuvo y que todavía le persigue.

La artista jerezana durante la entrevista. FOTO: MANU GARCÍA.

“Aún estoy abriendo los ojos… Ha sido lo más fuerte que me ha pasado en la vida… Porque crecemos con las películas Disney, con el amor romántico y buscamos a una persona para llenar ese vacío, eso que creemos que nos falta. Y entonces le damos el poder a una persona, y tu ya no lo tienes. En ese momento estás ciega, y yo no era persona. Yo era él. Estaba enganchada…”, se sincera. “Pero si yo hubiera estado bien, no hubiera acabado con esa persona. Por eso digo que es tan importante estar bien. Porque cuando tú te amas es cuando de verdad puedes amar a alguien”, añade.

“Mi objetivo en la vida es estar bien conmigo misma”, ensalza. Por ello, a día de hoy Caye Cayetana está totalmente centrada en su carrera musical. Después de versionar algunas canciones de Aslándticos, C. Tangana, Carmen Boza, Dellafuente, Izal, Bebe y Amy Winehouse, en diferentes escenarios, calles y plazas de Jerez, ahora la artista ha dado el salto a nivel nacional participando en Factor X —gracias a su versatilidad y su manera de ver el arte—, y en la cuarta edición del Festival Primavera Trompetera, en el que actuará en la noche del próximo jueves 24 de mayo, junto a DJ Müme, Diego Mendoza (bajo), José Luis Moreno (guitarra) y Pedro Carrasco (percusión.

Además, la joven adelanta que este miércoles lanzará el videoclip de su tercer sencillo, Techo y Comida, canción que compuso para la película del director jerezano Juan Miguel del Castillo, pero que no fue escogida. “Yo enfoco el arte para ayudar. Si el arte no ayuda, ni cambia, pues vale, pero para mí tiene que servir para eso”, apostilla.

Etiquetas
Ver más

Más artículos en esta categoría:

Comentarios

  1. Esta chica, es un desecho social. ¿Cómo puede ser tan pretenciosa de hablar de esa forma sobre si misma y después hablar de Dios y no hacerlo de una forma espiritual sino simplemente historicista? ¿Cómo se puede presumir de tener al subnormal de Jodorowsky como referente? Esto es de cutre, de ganas de llamar la atención. UNA VERGUENZA QUE ESTA CHICA LLEVE EL NOMBRE DE LA CIUDAD. Ojala se coma su falso ego, deje de hacer mierda y se encierre en ese detritus que llama vida personal.

    PD deja de meterte tripis e ir contandolo por ahi, pasate al bazuco y pudrete

  2. Que una mujer levante la cabeza y diga lo que piensa como lo piensa y como quiere en un país libre te duele eh? Rancio, digo Amancio. Esta chavala y yo mismo somos mas jerezanos que tú por lo pronto la conciencia social a ti ni te suena y expresarte ya se ve que no es lo tuyo. Rancio y obtuso el Amancio, que ni vive ni deja vivir, Amancio Ortiga abre orejas y enterate que Jerez no es tuyo por lo pronto y dile a tu madre, si la conoces, que te eduque y te de un nombre nuevo que Rancio Ortiga, perdòn otra vez me he equivocado, que, Amancio Ortega ya esta cogido. Saludos Caye Cayetana no te conozco y no me va el trap de hecho voy por 43 años y soy músico de clásica, pero tu actitud Cayetana es admirable, suerte y salud gente como tú hace falta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close