Jerez

Cáritas en Jerez atiende a 9.500 personas más que hace solo tres años

El informe anual de la ONG de la Iglesia es demoledor: la pobreza en el municipio ya es “severa”. Durante el pasado 2013, acudieron 11.187 jerezanos y jerezanas del casco urbano, 35.280 en toda la diócesis. Más de un tercio de los asistidos no percibe ingresos y más del 76% de la ayuda es para comer. El obispo de Jerez asegura que “la crisis no ha pasado”.

Si la propaganda oficial trata de desterrar el mensaje apocalíptico que ella misma se encargó de inocular hace unos años en la ciudadanía, la realidad es que se está lejos de nada parecido a lo que llaman recuperación. Cáritas ha presentado su informe anual relativo a Jerez y su contenido es demoledor: la pobreza en el municipio ya es “severa” para miles y miles de personas. Durante el pasado año, acudieron a la ONG de la Iglesia un total de 11.187 jerezanos y jerezanas del casco urbano, 35.280 en toda la diócesis. 9.500 personas más asistidas que hace solo tres años (en 2011 se contabilizaron 25.757 atenciones).

Más de un tercio de los atendidos no percibía ingreso alguno y más del 76% de la ayuda prestada era para comer. “Hay una pobreza y una exclusión creciente y unos derechos menguantes. Podemos afirmar que muchas de estas personas han bajado el último escalón y están a punto de no alcanzar el suelo”, ha declarado en rueda de prensa el director de Cáritas en Jerez, Francisco Domouso. “La crisis no ha pasado. Los políticos se tienen que preocupar por las políticas de empleo buscando el bien común y usando bien los recursos”, afirmó el obispo José Mazuelos en declaraciones en la misma comparecencia pública recogidas por Radio Jerez.

Desde esta organización no gubernamental denuncian que el tiempo medio para ser atendido por los servicios sociales de cualquier ayuntamiento de la Diócesis se sitúa entre los 30 y los 45 días, subiendo el tiempo de respuesta a 180 días. Para cobrar el salario social los beneficiarios tienen que esperar hasta un año. Del mismo modo, 6 de cada 10 familias que pasan por Cáritas llevan ya tres años consecutivos recurriendo a esta tabla de salvación. Síntoma inequívoco de que la pobreza se ha cronificado en nuestra sociedad.

La institución vinculada a la Conferencia Episcopal destinó durante el pasado año 2.654.704 euros a las familias más necesitadas, bien a través de ayudas directas para las necesidades más básicas, o a través de distintos programas dedicados al empleo, los mayores o los ‘sin techo’. La mayor parte de los recursos proviene de los socios y donantes, seguidos de las colectas y campañas y sólo un 19% son subvenciones públicas, de las que más de un 90% proceden del IRPF y el Fondo Social Europeo. A su juicio, el “deterioro social es grave” y a esto ha contribuido sobremanera, ha dicho, los recortes en Educación, Sanidad y protección al desempleo.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *