CulturaGypsy Rock

Canciones para la manifa (I): feminismo e independentismo catalán

A menudo, las canciones y los cánticos populares son un excelente medio de concienciación o de generación de clase. En otras ocasiones, el objetivo del cancionero se reduce simplemente a un pasatiempo en las noches de las manifas.

Las concentraciones y las manifestaciones son un motivo de celebración o de reivindicación social que, por lo general, suele tener un carácter festivo. A menudo, las canciones y los cánticos populares son un excelente medio de concienciación o de generación de clase. En otras ocasiones, el objetivo del cancionero se reduce simplemente a un pasatiempo en las noches de las manifas. No obstante, la diversidad del libreto libertario es tan amplia que merece un cierto análisis. Hoy nos centraremos en dos movimientos de indudable trascendencia, el independentismo catalán y el feminismo.

Existen dos tipos de canciones tumultuosas. Por un lado, aquellas de producción propia, con una autoría clara. Suelen ser las más reivindicativas y politizadas. El mensaje suele ser más importante que la calidad de la propia composición. Incluso algunas de ellas consiguen saltar al instante de la manifestación a la lista de reproducción de miles de personas

Otras, se caracterizan por revisitar algunas de las canciones populares (algunas de ellas ciertamente casposas) y cambiar ciertos aspectos líricos de la misma. Suelen ser las más joviales y chistosas. Aquellas que hacen grupo. Además, dado que la mayoría de las personas conocen las canciones originales, suelen ser de fácil recuerdo y seguimiento.

Comenzamos por algunas de las canciones feministas. Una auténtica revolución contra el heteropatriarcado y la igualdad social ha inundado las ciudades de nuestro país. Su cancionero está repleto de alusiones al empoderamiento, el derecho al aborto o la violencia de género. En algunas de sus marchas, se ha llegado a escuchar la reformulación del clásico de David Civera, Que la detengan:

Que nos detengan,

Que somos feministas,

Malvadas abortistas,

Y no nos pueden controlar.

También es muy conocida una versión particular del clásico de Coz Las chicas son guerreras:

 

Todas tenemos un poder especial, todas somos guerreras

Desde tacones hasta uñas afilás, todas somos guerreras

Si nos la juegan, se van a enterar. Todas somos guerreras

Si nos recortan la política social, todas somos guerreras

Uh, ah, todas somos guerreras…

El mundo del independentismo catalán también se ha caracterizado por musicalizar sus movimientos. A veces se recurre al género musical autóctono, otras al extranjero. El ambiente festivo es la máxima. La banda sonora es de las más variadas, con un buen número de canciones de autor. Además, dado el apoyo de las instituciones catalanas, algunas de las manifestaciones cuentan con escenarios propios de un concierto rock, por lo que la calidad musical es mucho mayor de la esperable en contextos tan agitados.

Un ejemplo lo encontramos con Junts anirem més lluny, una canción grabada en estudio para la campaña del 2015 y que, aún hoy, se pude oír en las manifestaciones para el 1 de octubre. Con las colaboraciones de Lluís Llach, Lax’n Busto, Gossos, Els Catarres, Caïm Riba, Ivette Nadal, Bikimel y otros amigos, la canción tiene un potente estilo rock-pop, que no dudamos que hará las delicias de varias generaciones independentistas de forma trasversal:

No podemos olvidar L’estaca de Lluís Lach, una de las canciones antifranquistas por excelencia, un llamamiento a la unidad de acción para liberarse de las ataduras, para conseguir la libertad. Un símbolo de la lucha por la libertad. Supo trasmitir como ninguna la idea de la conciencia colectiva para lograr la libertad.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *