JerezCiudad

‘Caliente’ acto del traslado del Pendón de Jerez

Afectados por el ERE municipal y miembros del sindicato de la Policía Local revientan la tradicional cita a la que, además de los ediles de IU y Ganemos, no acude la exalcaldesa Pelayo.

Afectados por el ERE municipal y miembros del sindicato de la Policía Local revientan la tradicional cita a la que, además de los ediles de IU y Ganemos, no acude la exalcaldesa Pelayo.

Era de esperar que el tradicional acto del traslado del Pendón de la ciudad, desde la logia del Cabildo Viejo a la parroquia de San Dionisio, estuviera salpicado por las protestas de los extrabajadores municipales afectados por el ERE y por el sindicato SIP. Efectivamente, ambos grupos no faltaron a su cita.

Minutos antes de las 10 y media de la mañana, cuando iba a comenzar el acto, ya se podían escuchar desde las distancias las bocinas que el sindicato policial utiliza en todas sus protestas. Estos, además, no pararon de lanzar pasquines en los que se podía leer “Concejala de empleo (Laura Álvarez) PSOE aplica medidas contra los trabajadores”. Los afectados por el ERE, no tan ruidosos, desplegaron, por su parte, dos grandes pancartas con los retratos de la exalcaldesa del PP, María José García-Pelayo y la actual regidora, Mamen Sánchez, definidas ambas como “mentirosas”.La plaza de la Asunción, totalmente vallada, fue tomada por la Policía Nacional y Local para evitar cualquier incidente. El ruído ensordecedor de las bocinas y lo temprano del acto motivaron que apenas una treintena de jerezanos y curiosos estuvieran presentes en la cita, que dio comienzo con puntualidad a los sones del himno nacional interpretado por la Banda Municipal, muy escasa de músicos, que apenas consiguió hacerse oír.

Finalmente, prácticamente toda la corporación municipal asistió a la cita, salvo los ediles de IU y Ganemos. Por parte de Ciudadanos, Mario Rosado tampoco estuvo presente, toda vez que desde su polémica en Bilbao no ha participado en ningún acto, mientras que por parte del PP faltó su líder García-Pelayo, que sin duda no tenía ganas de escuchar gritos en su contra. El gobierno municipal sí estuvo al completo. Mamen Sánchez, con el bastón de mando, tuvo que soportar gritos de “mentirosa” y de “dimisión”. Por su parte, Isabel Armario escoltó el Pendón, al ser tradicional que sea el edil más joven de la corporación el que tenga el privilegio de hacerlo.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *