Sociedad

Cae un clan familiar dedicado al narcotráfico en pisos de la Estancia Barrera

La Policía ha detenido a cuatro personas que utilizaban sus domicilios particulares para ocultar, custodiar y vender droga y tabaco ilegal

La Policía Nacional ha detenido en Jerez a cuatro personas como presuntos autores de un delito contra la salud pública. Los detenidos son miembros de un clan familiar dedicado a la venta de hachís y tabaco de contrabando que utilizaban sus domicilios particulares, en la zona de Estancia Barrera, para la ocultación y custodia de la droga y el tabaco ilegal.

Según informa la Policía Nacional en una nota, la investigación se inició a raíz de informaciones propias de la Policía Nacional, así como por las numerosas quejas vecinales que denunciaban el constante trasiego de personas que se desplazaban hasta un domicilio ubicado en un inmueble de la barriada a cualquier hora del día para comprar su dosis diaria de hachís y marihuana.

En las vigilancias realizadas los agentes interceptaron a varios compradores después de abandonar la vivienda investigada con numerosas dosis de hachís. Así, tras recabar indicios suficientes sobre la actividad ilícita desarrollada por las personas investigadas, los agentes solicitaron al Juzgado de Instrucción número 3 de Jerez los correspondientes mandamientos de entrada y registro.

Esas diligencias se realizaron el pasado 15 de enero, localizando in fragati a uno de los investigados cuando se encontraba en el patio común del edificio llevando a cabo una venta de droga. Por ello fue detenido como presunto responsable de un delito contra la salud pública, y entre sus ropas los agentes encontraron hachís y tabaco de contrabando. En poder del comprador también fueron halladas e intervenidas seis porciones de hachís que acababa de adquirir al detenido.

Además, en el registro realizado en ambos pisos, los agentes procedieron a la detención de tres miembros del grupo organizado e incautaron en el interior de las viviendas 81 dosis de hachís dispuestas para su venta, 56 gramos de sustancias químicas de corte, 1.368 cajetillas de tabaco de contrabando y 6.241 euros en metálico. Uno de los detenidos tenía en su poder dos navajas prohibidas tipo “mariposa”, un puñal, dos cuchillos de gran tamaño y una carabina de aire comprimido.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *