Jerez12+1Edición Jerez

“Cada vez me cabrea más que nos metan a todos los políticos en el mismo saco”

Elena Rodríguez, de Ganemos Jerez, ha sido la última concejala en llegar al Ayuntamiento. Evalúa una experiencia ilusionante pero que ya empieza a dejar sinsabores: "He sentido vergüenza ajena en algún pleno". ¿Su deseo?: "Todos somos válidos para estar en una agrupación en confluencia".

Elena Rodríguez, de Ganemos Jerez, ha sido la última concejala en llegar al Ayuntamiento. Evalúa una experiencia ilusionante pero que ya empieza a dejar sinsabores: “He sentido vergüenza ajena en algún pleno”. ¿Su deseo?: “Todos somos válidos para estar en una agrupación en confluencia”.

La rutina de Elena Rodríguez (Jerez, 1980) cambió radicalmente hace unos seis meses. Sus horarios ahora son interminables y apenas puede salir a pasear con su inseparable perrita Chica por las calles del centro. De verse unos años antes en las plazas como parte de aquel espíritu del 15M, que también se sintió en Jerez, ahora tiene un acta de concejal en el Ayuntamiento de su ciudad natal, cargo que compatibiliza con su trabajo como higienista dental en la clínica de Fernando González Zamora. Trabajadora social y muy apegada a los movimientos sociales y culturales —su padre y su tío eran vocalistas del mítico grupo Tiburón y su hermano, Kiko Tiburón, es guitarrista en La Pompa Jonda—, pertenece a Ganemos Jerez desde su constitución.

Concurrió en las pasadas municipales en el puesto seis de la lista electoral, pero no ha sido hasta hace medio año cuando tomó posesión del acta de concejal tras la renuncia de Ángel Cardiel, líder de Podemos en la ciudad y que decidió salirse de esta agrupación municipalista. Dos minutos de charla telefónica con Elena Rodríguez, casi sin dejarla almorzar y que recoja su casa tras el día de trabajo, bastan para palpar su ilusión por el casi recién estrenado cargo. También para comprobar que, pese al cargo, demuestra ser una mujer por encima de siglas. Este tiempo, desde luego, ya ha sido para ella más que suficiente, como contará a continuación, para haber sentido en primera persona lo difícil que es cambiar las cosas, lo pueriles que pueden llegar a ser algunos políticos y políticas de su ciudad, y lo que queman las críticas sin fundamento por parte de parte de la opinión pública. Aun así, no se cansa. “Soy cabezona, no me van a aburrir”, afirma en la primera entrevista que concede como política en sus 37 años de vida.

¿Qué le ha pedido a los Reyes?

¿A los Reyes? Sorpresa (sonríe). Normalmente, mi pareja y yo nos regalamos el viaje de Navidad y en mi familia hacemos el amigo invisible… pero, sobre todo, que me caiga alguna entradita a un concierto o algo así. Sigo creyendo en los Reyes, me hacen ilusión todavía. Siempre intento averiguar a quién le he tocado en el amigo invisible, de qué forma y color es mi regalo… Es la manera que tenemos los mayores de seguir creyendo en los Reyes.

Hablar de los Reyes Magos es retrotraernos de algún modo a la infancia. ¿Hay mucho niño chico en política?

Sinceramente, antes de entrar en política creía que había un nivel más de seriedad, pero desde que soy concejala se me ha caído un poco esta idea porque he vivido y he experimentado situaciones en el pleno de niños, parece un patio de colegios. Pero no sé si son peores los políticos y sus actitudes en un pleno o los niños jugando en un patio de colegio. He vivido situaciones en algunos plenos que me han dado vergüenza ajena y he pensado que vaya nivelito hay en la política; pensaba sinceramente que era algo más serio.

Sobre algunos políticos municipales: “Me parece alucinante la falta de respeto por completo de algunos con otros y la falta de respeto a la ciudadanía por no trabajar en serio”

¿No esperaba el día a día político así?

No, sinceramente no. Te hablo por lo poco que puedo participar, porque como tengo curro me pierdo el día a día por completo, pero sobre todo lo vivo en los plenos, que es cuando estoy más en contacto con los políticos: picándose unos a otros, riéndose en la cara entre ellos… Como me lo tomo tan en serio, y me llevo mi tarea preparada para el pleno, no me creía que hubiese políticos que no trabajan, que no se curran sus propias propuestas, que no hicieran un seguimiento de lo que se llevaba al pleno para ver si se cumple… Como esa es mi hoja de ruta y es lo que tengo metido en la cabeza, me parece alucinante que otros no lo hagan. Me parece alucinante la falta de respeto por completo de unos con otros y la falta de respeto a la ciudadanía por no trabajar en serio. Algunos políticos hasta pasan de ir al pleno; si no pueden llevar varias funciones a la vez, tendrán que dejar alguna de ellas porque habrá muchas personas que puedan estar haciendo esta función.

Higienista dental de profesión, y tras apenas medio año como concejal, ¿a quién le huele peor la boca (políticamente hablando) en el pleno del Ayuntamiento de Jerez?

(Risas) Ofuf… eso va por rachitas… Sinceramente, le huele mucho peor la boca al partido opuesto a mi ideología. Su propia manera de pensar y hablar es la que me hace indignarme, rebotarme, o parecerme alucinante lo que está saliendo por esa boca en ese momento.
Usted tiene su trabajo fuera del Consistorio. ¿Cuántas veces le han echado en cara en este tiempo que cobra del Ayuntamiento? ¿Es inevitable esa ecuación de estar en política igual a comer de la olla grande?

Les entiendo porque continuamente ven a políticos ganando sueldos desorbitados, que mienten, que roban… y nos meten a todos en el mismo saco en el que todos somos unos sinvergüenzas; no llegan a entender que, por ejemplo en Jerez, haya otras personas como Ana (Fernández, de IU), otros compañeros de pleno, y yo misma, que tenemos nuestro trabajo aparte y no cobramos de ahí. Cada dos por tres tengo que estar dando la misma explicación y ya vale de meternos a todos en el mismo saco. Si vas a opinar sobre mí, infórmate de si es así o no es así lo que dices. Me indigna y me agota dar esas explicaciones porque ni hay conocimiento, ni se valora el sobresfuerzo y sacrificio personal que hacemos muchas de las personas que estamos en esto. Cada vez me cabrea más porque veo el esfuerzo que me ocasiona esto, aunque quiera y tenga ganas de estar en política, para que luego todo se quede en la frase de todos sois iguales o todos estáis ahí cobrando. El que te dice eso no sabe que me levanto a las seis de la mañana, vuelvo a casa corriendo a comer, me voy a una reunión y vuelvo a las once de la noche sin haberme prácticamente sentado en todo el día.

“El mínimo paso en positivo y bueno que se dé para Jerez, a mí me ilusiona”

Dijo al tomar posesión que llegaba a la política para intentar cambiar las cosas. ¿Eso, más aún en la ciudad en la que ejerce, no es chocarse contra un muro?

Sí, es una ciudad que tiene una idiosincrasia particular, pero como creo que si se quiere, y con voluntad, se pueden cambiar opiniones. Si se quiere, se puede cambiar; si te empecinas en explicar las cosas y los políticos y los ciudadanos tenemos voluntad y ganas de cambio, se producirá. Por ahora, veo pasitos muy pequeños, es muy complicado todo, pero como te hablo sobre lo poco que llevo, no voy a dejar de insistir. Soy muy pesada, si me han dicho que sí, tiene que hacerse. Llamo constantemente, estoy detrás, con los afectados, y al final se consigue con ganas y voluntad. Creo que los miembros de la oposición somos una figura muy importante, que pasa por estar detrás de quienes están al frente de la ciudad para también incluso echarles una mano. Tengo grabado a fuego que somos la herramienta de la gente, me siento responsable y quiero ser útil para provocar cambios, dentro de mis limitaciones en la oposición. ¿Que el colegio San Juan de Dios se cae a cachos? Pues ya llevo dos plenos hablando del colegio de San Juan de Dios. Y como vuelva ahora de Reyes y vea que no se ha hecho nada, seguiré intentándolo. Fiscalizar, proponer y ayudar.

“Tengo grabado a fuego que somos la herramienta de la gente, me siento responsable y quiero ser útil para provocar cambios, dentro de mis limitaciones en la oposición”

Usted en Ganemos trabaja en la comisión de Extensión e Ilusión, pero antes estuvo muy ligada al 15M en la ciudad. ¿Se ha pasado el efecto ilusionante que generó el espíritu de la Puerta del Sol y las agrupaciones políticas que vinieron después?

A mí no. Yo, en concreto, decidí presentarme y estar en esto porque estaba tan indignada que dije si no lo intento yo, qué voy a esperar de los políticos. Teníamos que entrar gente corriente en las instituciones, con ganas e ilusión de cambiar la sociedad poco a poco. El mínimo paso en positivo y bueno que se dé para Jerez, a mí me ilusiona. Siendo pesados se consiguen las cosas y me ilusiona conseguir cosas que la gente demanda. Es verdad que es complicado y sabemos que hay cosas que no se hacen, pero todas las propuestas pienso pelearlas.

Su llegada vino precedida de la renuncia como concejal de Ángel Cardiel, líder de Podemos en Jerez. Él aseguró que Ganemos había minusvalorado a parte de su capital humano. ¿Lleva razón?

Yo creo que en Podemos han estado muy centrados en Podemos y no entendieron muy bien lo que era entrar en una agrupación de electores. Aquí hay que compartir más decisiones y opiniones junto a más gente que no pertenece a Podemos. Las siglas son las que dividen a la izquierda. Aprecio mucho a Ángel y me llevo super bien con él, hemos sido compañeros y confío en ellos, quieren lo mismo para Jerez que nosotros; pero, claro, Podemos se une a Ganemos y en ese momento ya no eres Podemos, eres Ganemos Jerez. Soy de Ganemos Jerez, pero vengo de los movimientos sociales. Lo mismo todos no estábamos preparados para ser más generosos o aceptar que hubiese más diversidad de opiniones.

Hay quien dice que en Podemos ya se decide en formato triángulo, que los círculos pasaron a mejor vida. ¿Usted no es muy de Iglesias, no?

Es que no soy de Podemos, ahí tenemos amigos y compañeros, pero soy de Ganemos. Nos unimos en una agrupación de electores, pero ahora, como te digo, Podemos está centrado en Podemos. Quienes veníamos de las mareas y de los movimientos sociales, seguimos en Ganemos. No estoy muy pendiente de Podemos porque no pertenezco a Podemos. Mi filosofía política no es la de Podemos. Lo que no comparto, sin estar en contra de Podemos, ni mucho menos, es tanta politización. Hay que dar más protagonismo a la gente y nos separan muchas veces más las siglas y los egos partidistas que centramos en las personas.

 “Lo que no comparto, sin estar en contra de Podemos ni mucho menos, es tanta politización, que nos separen los egos partidistas”

¿Qué le gustaría que ocurriese con Ganemos en 2019?

Sinceramente, vengo de los movimientos sociales, he luchado con mucha gente, conozco el valor que tiene la gente de la izquierda, y ante todo somos personas antes que siglas. Me gustaría que en esta ciudad tuviéramos un frente fuerte todos juntos para presentarnos a las elecciones ante la política de siempre, PSOE, PP… Hay muy buenas intenciones y solo nos separan las siglas. Soy capaz de tomarme una cerveza con Ana Fernández (concejal de IU) y apoyarla en un proyecto; tengo un montón de amigos en Podemos; en Ganemos nos llevamos genial… Todos somos válidos para estar en una agrupación en confluencia y me haría mucha ilusión que tantas personas de caminos diferentes decidiéramos dar un paso por el bien de esta ciudad. Me gustaría que no le diéramos tanta importancia a cada partido, sino a Jerez, que merece ya que trabajemos juntos y nos pongamos de acuerdo. Y el fin de todo esto es, o gobernar, o dentro de la oposición estar alerta al gobierno y proponer.

“Me gustaría que no le diéramos tanta importancia a cada partido sino a Jerez, que merece que trabajemos juntos y nos pongamos juntos a cambiar las cosas”

Ganemos ha logrado recientemente que el pregón del Carnaval vuelva al Villamarta, ¿la cultura en esta ciudad para nuestros gobernantes es una comparsa o una chirigota?

Una chirigota. En cultura hay algo que se nos olvida, y es que hay que gobernar atendiendo a la diversidad de gustos de tantas personas como componen Jerez. Si a la gente le gusta el flamenco o la Semana Santa, debe haber flamenco o Semana Santa. Pero si a la gente le gusta el carnaval, aunque sea una minoría, debe haber carnaval. Gobernamos para todos y todas, y en este caso todos tienen que verse representados culturalmente en esta institución. Del carnaval dicen que si está muerto, que no lo sigue la gente, pero es que realmente hay gente a la que le gusta y no se siente representada. Hay mucho sota, caballo y rey, pero poco a poco está habiendo más espacio para los gustos de todo el mundo.

Su agrupación organizó una buena el año pasado con la exigencia de suprimir a las azafatas del Circuito, ¿Ha conocido en estos meses a mucho político o política florero?

Sí, en política hay de todo, y floreros también.

¿Qué es más raro drags queen en una cabalgata de Reyes o que ésta se celebre un 4 de enero por el riesgo de lluvias?

Ummm… que se celebre un 4 de enero. Una drag queen… pues creo que niños y niñas pueden pertenecer al colectivo LGTBi y sentirse identificados. Entiendo lo del 4 de enero pero si me quitan la tradición del 5 de enero, aunque llueva, hay un día vacío. La noche de Reyes

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *