JerezPolítica Municipal

Cada jerezano debe 2.663 euros a los bancos, un 441% más que en 2011

Los datos de Hacienda traslucen que la deuda del Ayuntamiento con las entidades financieras ha pasado de 103,8 a 563,6 millones de euros en solo tres años. 

Lejos de reducirse, la deuda municipal ha crecido cuantiosamente en apenas tres años de mandato del PP y María José García-Pelayo en la Alcaldía. No ha habido trato singular, ni tutela especial económica para el Ayuntamiento de Jerez como se prometió por parte de los populares en las sucesivas campañas electorales desde 2011. La única opción, a disposición de todos los ayuntamientos, ha sido acogerse a tres operaciones de los llamados créditos ICO (cambiar deuda comercial por deuda financiera) que no han hecho más que engrosar los débitos (con suculentos intereses) con la banca y acarrear decisiones tan traumáticas como un ERE municipal para 260 trabajadores y la privatización de Aguas de Jerez. Con todo, cada jerezano y jerezana debe actualmente un total de 2.663 euros a las entidades financieras, un 441% más que en 2011, 2.171 euros más.

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, cuyo titular es Cristóbal Montoro, ha publicado esta semana los datos de la deuda que mantienen los municipios españoles. Un ranking en el que Jerez se sitúa en la sexta posición de los municipios más entrampados con los bancos del país con un total de 563,61 millones de euros de deuda. Esta cifra, que se publica en la Oficina Virtual de Coordinación Financiera con las Entidades Locales, es solo superada por Madrid (7.035 millones), Barcelona (1.100 millones), Valencia (872 millones), Zaragoza (860,7) y Málaga (701 millones).

La posición de Jerez en el ránking de deuda por habitante se va al puesto 75 a nivel nacional como consecuencia de los 2.663 euros que debería abonar cada jerezano empadronado para liquidar la deuda con la banca. Los datos de 2011 era bien diferentes, pues la deuda viva con la banca era de 103,8 millones de euros y cada habitante debía 492 euros. Según los datos de Hacienda, solo entre 2012 y 2013 la deuda aumentó en Jerez en un total de 37 millones de euros, si bien el gobierno local se resiste a día de hoy a dar una contabilidad detallada de la situación de la finanzas municipales.

Lo más rocambolesco de toda esta situación es que han sido los propios bancos (y antiguas cajas) quienes se han beneficiado de estas operaciones de ‘factoring’, además de multinacionales como Urbaser (Grupo ACS), encargada de la limpieza viaria y la recogida de basura. No solo han cobrado íntegramente las deudas que se mantenían sino que en el caso de la banca, esas facturas comerciales adeudas se han transformado en intereses que se seguirán incrementando pues ya la propia alcaldesa Pelayo se declaró hace unos meses incapaz de asumir la deuda contraída con los ICO. De hecho, en días pasados se conoció que el ministerio flexibiliza las condiciones de devolución de los préstamos ICO, pero vuelve a imponer condiciones, según publicó el diario El País. Los Ayuntamientos que se acojan deberán aprobar planes de ajuste con aumento de ingresos y reducción de gastos. De modo que Jerez tendrá 10 años más (20 en total) para devolver la deuda con los bancos que debía empezar a amortizar a partir de este mes de mayo. Algo que ha provocado que a estas alturas de año el Ayuntamiento siga sin Presupuesto municipal vigente. 

Según detalla el referido medio, Hacienda ha ofrecido tres opciones a las administraciones con especiales dificultades económicas: se reduce en un 1,3% el tipo de interés bancario y se amplía en uno el año de carencia (periodo en el que sólo se abonan los intereses); se baja el interés en hasta 140 puntos básicos (1,4%); y en tercer lugar, para los consistorios más asfixiados, se duplica el periodo de amortización y el de carencia y se recorta el interés que cobran las entidades financieras por el préstamo en un 0,4%. Esta tercera es la opción elegida por Jerez, que dispondrá de 20 años para devolver más de 400 millones, sólo pagará intereses hasta mayo de 2016 y reducirá el interés bancario hasta el 5,5%.

Reacciones de la oposición

La oposición ya ha interpretado esta ‘flexibilización’ como una “patada adelante de la alcaldesa Pelayo para llegar vivo a las elecciones municipales del año próximo”. Para el Grupo Municipal Socialista, después de tres años de gobierno, la alcaldesa no solo ha demostrado su “incapacidad” para mejorar la situación económica de Jerez, sino que la ha agravado. “Su política de despidos, de reducción de inversiones en numerosas áreas municipales, sobre todo en las destinadas a aliviar la compleja situación de tantas familias, no sirve para nada. Las cifras a las que está conduciendo Jerez son inasumibles: 563 millones de deuda bancaria y 35.000 parados. Jerez no puede tener una alcaldesa más preocupada por los grandes eventos que por los auténticos problemas de la ciudad”, han afirmado.

Asimismo, han asegurado en una nota, que “el aumento de la deuda bancaria del Ayuntamiento de Jerez en 37 millones durante 2013 es la clara constatación de que la política económica de la alcaldesa, María José García-Pelayo, no tiene solución para Jerez”. “¿Es ésta la misma García-Pelayo que prometió a los jerezanos que iba a acabar con los problemas económicos de la ciudad? Los datos nos reflejan una realidad bien diferente, Pelayo está en campaña de marketing con el dinero de los jerezanos”, han agregado.

Por su parte, la portavoz municipal de Foro Ciudadano, Rocío Montero, ha asegurado que el Ayuntamiento “no paga nada, ya que el PP está dando patadas adelante permanentemente a los problemas y está engordando la deuda municipal y creando más problemas”. Con estas palabras ha valorado el hecho de que el Consistorio aún deba el 70% de los intereses por los créditos para pagar a proveedores que suscribió en 2012 y 2013. Un asunto “grave” y “preocupante”, puesto que, ha dicho, el débito de estos dos años de carencia va a mucho más mes tras mes porque “al seguir sin hacer frente a las liquidaciones trimestrales, los intereses de demora también aumentan y estos van entre un 6 y 7%”. Al margen de que la deuda con la Seguridad Social se ha incrementado en apenas dos años (últimos datos conocidos) en un margen de 10-15 millones de euros y la Participación de los Ingresos del Estado que recibe Jerez permanecerá embargada durante diez años más, ha recordado Montero, “lo más sangrante es que ya directamente la señora alcaldesa y el equipo del PP han renunciado a pagar nada de aquí al final de la legislatura”.

“Lo que han vuelto a vender como un logro no es más que un nuevo periodo de carencia de dos años que directamente deja este enorme ‘marrón’, como se dice coloquialmente, al próximo gobierno local en el que lógicamente no van a estar los populares como responsables de desmantelar el Ayuntamiento”, ha afirmado Montero, quien ha asegurado que “la política de fuegos artificiales en forma de grandes titulares mediáticos del gobierno de la alcaldesa María José García-Pelayo no solo está llevando a Jerez en una pésima dirección sino que está dilapidando los pocos recursos que les quedaban a los jerezanos y a su Ayuntamiento”. Así las cosas, ha mantenido, está por ver finalmente “qué nuevos costes en cuanto a ajustes, destrozos en los servicios públicos y subidas impositivas conlleva este nuevo aplazamiento que dilataría el pago de esta deuda hasta 2032”. “La señora García-Pelayo y el PP gobiernan a golpe de titular y desde la dejación, poniendo la gestión municipal en manos de los dictados del virrey Montoro y, sobre todo y fundamentalmente, de los bancos, que son a la postre los grandes beneficiados de la sucesión de barbaridades”.

Etiquetas
Ver más

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close