Caballo de Troya

Publicidad
Publicidad

Caballo de Troya

06-12-2017 / 08:00 h.

Seguramente, ustedes también tendrán una buena lista de libros por leer. Yo tengo una que se me hace interminable, porque a cada instante esa lista se ve incrementada por nuevos títulos. Esta semana he comenzado a leer un libro que hacía un par de años guardaba en la estantería. Por fin llegó su turno, se trata de Caballo de Troya, del periodista e investigador JJ Benítez, que en su época (1984) fue todo un superventas. Lo que ocurre es que, cuando fui a echar mano de él, no lo encontré. Al parecer se me extravió en la última mudanza que hice. Así que me pasé por la biblioteca pública de mi pueblo y lo tomé prestado (por cierto, ya se me ha caducado, siempre se me olvida renovar los libros).

Caballo de Troya es una saga (10 libros en total) de la cual no diré ni media palabra, que luego, como con las películas, me acusan de hacer spoiler. Sólo diré que trata sobre unos experimentos encaminados a llevar a cabo viajes en el tiempo. El argumento es interesantísimo. JJ Benítez, además, nos asegura que lo que relata en sus Caballos de Troya, es totalmente verídico. La verdad sea dicha, conociendo la trayectoria del autor, cualquier cosa puede ser posible —en sus libros, claro está—.

A día de hoy voy por la mitad del primer libro, y cada capítulo de esa ucronía me inculca a reflexionar sobre lo maravilloso que sería poder realizar esos viajes a otras épocas. Poder ser testigo directo de los mayores acontecimientos de la historia de la humanidad. Qué descubrimiento tan colosal sería poder retroceder o avanzar en el tiempo, y qué peligroso también. Imagínense que los científicos pudieran construir un aparato con la suficiente tecnología como para poder hacer esos viajes, la historia podría ser contada tal y cómo sucedió, y no como la conocemos ahora. Pero, pónganse en situación: ¿y si en vez de los científicos, fueran los militares los que lograran viajar en el tiempo…? No quiero ni pensarlo.

Anteriormente se han escrito algunas cosas interesantes sobre este asunto, quizás el que mejor lo hizo fue el escritor británico Herbert George Wells, que publicó en 1895 la famosa novela La máquina del tiempo. Fue la primera novela de uno de los considerados como padres de la ciencia ficción, inaugurando así la temática del viaje a través del tiempo.

Si quieren una lectura que les tenga entretenidos durante una buena temporada, pueden empezar por la Máquina de Well y continuar por los Caballos de Troya de Benítez. Estoy seguro que viajarán muy lejos con todas esas aventuras y pasarán un buen rato. 

 
Publicidad
Publicidad