Gastrovoz

Barcapizza, el restaurante italiano con 39 pizzas diferentes que llena La Barca cada fin de semana

Sergio Romero y Noelia Segura, sus propietarios, volvieron de Mallorca hace más de 20 años, donde emigraron buscando oportunidades laborales, para abrir su propio negocio hostelero en su pueblo natal y lo han convertido en foco de visitantes para la ELA jerezana

Ni en los mejores sueños de Sergio Romero y Noelia Segura estaba, cuando se atrevieron a dar el salto y abrir un restaurante italiano en La Barca, convertirse en el icono que son hoy para la pedanía jerezana, que roza los 5.000 habitantes.. Si pregunta a cualquier persona en los alrededores seguro que ha ido alguna vez a comer a Barcapizza, un establecimiento muy diferente a las grandes ventas y negocios hosteleros del mundo rural, con una gastronomía siempre más autóctona.

Han pasado ya 21 años desde que Sergio y Noelia, una pareja de barqueños que como tanto otros emigró a Mallorca en busca de oportunidades laborales que en su tierra no tenían, decidieron volverse a casa a probar suerte montando su propio negocio. En Baleares, él trabajaba en una pizzería y ella era cocinera en un restaurante italiano. Con apenas 21 años se armaron de valor y volvieron a su pueblo para abrir su propio restaurante. Empezaron alquilando un pequeño local de 50 metros cuadrados con el pensamiento de que “si no nos iba bien, volvíamos a Mallorca, pero mira dónde estamos”, reconoce Noelia.

Tras varios años en el primer local, se mudaron a uno cercano de 180 metros cuadrados que “tuvimos la suerte de seguir llenando; nos iba bien. y en 2003 vimos este terreno sin edificar y decidimos levantar esto”, abunda Sergio. Y entonces prácticamente han convertido su negocio en la gran referencia de la comida italiana y las pizzas en el mundo rural jerezano.

Uno de los adornos de decoración en el interior del restaurante. FOTO: MANU GARCÍA.

En la carta hay platos muy variados aunque, como el propio nombre del restaurante indica, la especialidad son las pizzas. Y es que trabajan hasta 39 tipos de pizzas diferentes. Hay una muy popular, la griega, pero las posibilidades, como puede intuirse, son casi ilimitadas. “Lo que más vendemos son pizzas y pasta, también salen muy bien las parrilladas ibéricas”, dice Sergio.  Una de las novedades que han añadido recientemente a la carta son los risottos que, según cuenta Noelia, “están funcionando muy bien, hemos tardado en trabajarlos, pero están gustando mucho”. De momento, ofrecen dos tipos, al bambin (setas, bacon, huevo, nata con un toque de parmesano y orégano) y a la carbonara.

Pizza griega, una de las más populares de Barcapizza.

Tras más de 20 años en el negocio hablan de que han conseguido fidelizar a todo tipo de clientela de todas las edades, aunque la mayoría es gente joven. “Tenemos gente que viene todos los años de vacaciones por esta zona y siempre vienen a visitarnos. También mucha gente de la sierra, Arcos, Jerez, El Puerto… Hay clientes incluso que vienen todas las semanas”, reconocen sus dueños. Por allí han parado también a comer artistas de la zona como José Mercé o Sergio Contreras y toreros como Jesulín de Ubrique. Noelia, además, reconoce que cada fin de semana su restaurante está lleno y en la calle no se puede casi ni aparcar por la gran afluencia de clientes que tienen.

Otro de los aspectos del negocio que está funcionando muy bien es la sala de eventos. “Ya en octubre tenemos casi todos los fines de semana de comuniones reservados”, cuenta su dueña que también afirma que existen planes de ampliar el establecimiento en el futuro, pero “aún no hay nada en claro”. Su exótica decoración y su terraza exterior hacen muy atractivo Barcapizza, un auténtico referente gastronómico en el mundo rural de la provincia de Cádiz.

Uno de los adornos de la terraza del restaurante. FOTO: MANU GARCÍA.

Un establecimiento que, fruto de mucho trabajo y esfuerzo, ha ido creciendo un poco cada año y, aunque sus promotores reconocen que notaron los años de la crisis económica, “no ha habido ninguna época en la que lo pasáramos realmente mal”. Actualmente, cuentan con una plantilla de treinta trabajadores para los fines de semana y unos diez o doce empleados el resto de días de la semana. Además, también reparten a domicilio a algunos de los pueblos más cercanos.

Para Sergio y Noelia, la clave del buen funcionamiento de su negocio no es otra que la constancia. También destacan la importancia de “trabajar en tu propio negocio, probar, innovar…”. Y, con esos ingredientes, llevan ya más de 20 años siendo una de las pizzerías y restaurantes italianos de referencia en la provincia de Cádiz.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *