Cultura

Banderas y Cuesta: los goyas ‘made in Málaga’ premian a dos andaluces como mejores intérpretes

Ruibal, con su canción para 'Intemperie', del sevillano Zambrano (mejor guion original), también triunfan en una gala 'con acento'

Dolor y Gloria fue la gran ganadora de la noche de los Goya 2020, celebrados en el Martín Carpena de Málaga. Era la segunda ciudad andaluza en la que se realizaban los premios del cine español, y fue todo un avance del éxito para los andaluces.

Los dos grandes galardones de interpretación, mejor actor protagonista y mejor actriz protagonista, fueron precisamente para dos malagueños. Antonio Banderas, aunque pueda parecer increíble, no contaba con ningún cabezón a mejor protagonista. Con una larguísima trayectoria, la realidad del personaje ‘alter ego’ de Almodóvar no sólo le valió el reconocimiento del cine español, sino que en un par de semanas sabrá si podrá llevarse el Oscar. Todo ello, cuando estar nominado a la estatuilla es todo un logro, no sólo para él, sino para el cine español, al optar desde una película nacional a uno de los mayores logros del cine, normalmente vetado para cintas en inglés.

Asimismo, Belén Cuesta se lleva por fin su Goya tras dos nominaciones. Curtida sobre todo en la comedia, donde no olvidemos que tiene a día de hoy uno de los papeles con más apoyo de crítica, en Paquita Salas, ha sido en un papel dramático cuando Cuesta -nacida en Sevilla pero malagueña por crecer en Fuengirola-, consiguió por fin reivindicar su labor más allá del humor. Así, entra ya en las grandes ligas por La Trinchera Infinita. Batió, además, a Penélope Cruz, quien contaba con un papel en la mejor película del año.

Uno de los momentos de la gala fue la ausencia de Pepa Flores, Marisol, quien no acudió a recibir el Goya de Honor tras semanas de especulaciones sobre si iría a recogerlo. Fueron sus hijas quienes dedicaron palabras para la malgueña, y mostró en nombre del rostro del cine de los 60 el enorme agradecimiento. “Ella no sabe lo feliz que ha hecho a tanta gente”, dijo su hija, la actriz María Estévez.

Menos suerte tuvo en esta ocasión el cineasta sevillano Benito Zambrano. Su película Intemperie optaba a todo con cinco nominaciones en las principales categorías. El sevillano se llevó, eso sí, uno a título personal, al mejor guion adaptado, que se suma a otros obtenidos por Solas y otras producciones. El lebrijano, además, fue artífice para el premio a mejor canción para el portuense Javier Ruibal.

[Consulta aquí todos los ganadores de los Goyas 2020]

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *