ActualidadProvincia

Aumentan los secuestros, robos de vehículos y delitos de índole sexual en la provincia de Cádiz en 2018

En general, el índice de criminalidad en los primeros seis meses del año se mantiene estable con respecto a 2017

Jerez es una de las ciudades de la provincia de Cádiz mayor de 30.000 habitantes en las que ha crecido el número de delitos durante el primer semestre de 2018 con respecto al mismo periodo del año pasado, según un informe del Ministerio del Interior. En total, la subida es del 4,3 por ciento —5.120 en 2017 por los 5.340 en 2018—, siendo los homicidios dolosos y asesinatos en grado tentativa los que han experimentado una mayor subida, de uno a cuatro, un 300 por ciento más. También experimentan una subida los secuestros, ya que mientras que en los seis primeros meses de 2017 no se produjo ninguno, en este año ya se han producido dos casos, un crecimiento del cien por cien.

De otro lado, en Jerez han descendido los delitos graves y menos graves de lesiones y riñas tumultuarias —59 en 2017 y 40 en 2018, una bajada del 32,2 por ciento—; el tráfico de drogas —24 casos en 2017 por 17 en 2018, una reducción del 29,2 por ciento—; y los robos con violencia e intimidación —140 en 2017 y 115 en 2018, un descenso de un 17,9 por ciento—.

En Cádiz capital han crecido los delitos de tráfico de drogas —17 en 2017 y 35 en 2018, un aumento de un 105,9 por ciento—; los delitos contra la libertad e indemnidad sexual —16 en 2017 y 21 en 2018, un aumento de un 31,3 por ciento—; y los robos con fuerza en domicilios —45 en 2017 y 56 en 2018, un aumento de un 24,4 por cient—.

Por otra parte, en la capital gaditana han descendido las infracciones penales de homicidio doloso y asesinato en grado tentativa —de tres en 2017 a ninguno en 2018, lo que supone una bajada del cien por cien—, así como los hurtos —1.200 en 2017 y 947 en 2018, un descenso de un 21,1 por ciento—. En suma, el índice de criminalidad ha bajado en Cádiz un 0,4 por ciento —2.767 delitos en 2017 frente 2.755 en 2018—.

En el Campo de Gibraltar, llama la atención el que haya descendido la comisión de delitos por tráfico de drogas tanto en La Línea de la Concepción —45 delitos en 2017 y 41 en 2018, una bajada de un 8,9 por ciento— como en Algeciras —200 casos en 2017 y 148 en 2018, un descenso de un 26 por ciento—.

Respecto a datos globales, Algeciras reduce su índice de criminalidad un 2,6 por ciento al pasar de 2.534 delitos en el primer semestre de 2017 a los 2.467 delitos del mismo periodo de 2018. En la localidad algecireña se ha registrado uno de los asesinatos consumados de los tres que han registrado en la provincia y, de otro lado, un considerable descenso en materia de hurtos —686 en 2017 y 557 en 2018, una bajada de un 18,8 por ciento—.

En el Campo de Gibraltar desciende la comisión de delitos por tráfico de drogas tanto en La Línea de la Concepción como en Algeciras

De su lado, La Línea, si bien ha bajado ligeramente el tráfico de drogas, ha aumentado su índice de criminalidad un 15,7 por ciento —1.280 delitos en 2017 frente a 1.481 en 2018—. De esta manera, han aumentado los robos con violencia e intimidación —15 en 2017 y 33 en 2018, una subida de un 120 por ciento—; así como los homicidios dolosos y asesinatos en grado tentativa —de tres casos en 2017 a seis en 2018, un aumento de un cien por cien—.

Con respecto a otras localidades, El Puerto de Santa María ha aumentado levemente su índice de criminalidad un 2,5 por ciento al pasar de 1.946 delitos en el primer semestre de 2017 a los 1.995 delitos del mismo periodo de 2018, destacando el crecimiento de las sustracciones de vehículos —un aumento de un 70 por ciento—. De otro lado, Sanlúcar de Barrameda ha experimentado un crecimiento de un 5,6 por ciento —1.271 delitos en 2017 frente a 1.342 delitos en 2018— pese a la bajada de un cien por cien en asesinatos en grado de tentativa y un 50 por ciento en delitos contra la libertad e indemnidad sexual.

Asimismo, las localidades de San Fernando y Arcos de la Frontera suben su índice de criminalidad —1,8 y 10,4 por cien, respectivamente— mientras que los municipios de Chiclana de la Frontera y Puerto Real lo reducen —0,3 y 2,7 por cien, respectivamente—.

En general, el índice de criminalidad en el primer semestre de este 2018 en la provincia de Cádiz se mantiene estable con respecto al año 2017 tras registrarse en el primer semestre de 2017 unas 24.691 infracciones penales en municipios de más de 30.000 habitantes de la provincia gaditana frente a las 24.702 infracciones cometidas este pasado semestre.

Según los datos del Ministerio del Interior, en la provincia de Cádiz se han mantenido sin apenas variación los homicidios dolosos y asesinatos consumados —tres cometidos en ambos semestres de 2017 y 2018—, los robos con violencia e intimidación —418 robos en el primer semestre de 2017 y 411 en el primer semestre de 2018, una bajada del 1,7 por ciento—, o el tráfico de drogas —455 delitos registrados en el periodo de 2017 y 438 delitos cometidos en el periodo de 2018, una bajada del 3,7 por ciento—.

En la provincia han aumentado los delitos de secuestros —cuatro en 2017 y siete en 2018, un crecimiento del 75 por ciento—; delitos contra la libertad e indemnidad sexual —124 en 2017 y 162 en 2018, un crecimiento de un 30,6 por ciento—, si bien la agresión sexual con penetración se mantuvo sin variaciones —once delitos tanto en 2017 como en 2018—; y las sustracciones de vehículos —714 en 2017 y 813 en 2018, un crecimiento de un 13,9 por ciento—.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.