Provincia

Archivan los dos expedientes por supuesto contrabando de tortugas moras contra dos ecologistas gaditanos

La Agencia Tributaria reconoce ahora que la labor de ambos conservacionistas era diametralmente opuesta a cualquier tipo infractor

La Agencia Tributaria ha procedido a archivar los dos expedientes por supuesto contrabando de tortugas moras (Testudo graeca) que había incoado contra los miembros de Ecologistas en Acción, Juan Clavero y Antonio Acosta. Estos dos ecologistas participan en un proyecto para devolver a Marruecos un grupo de tortugas moras traídas ilegalmente del país vecino. La Agencia Tributaria solicitaba una sanción de 20.700 euros para Clavero y de 1.600 euros para Acosta.

Tanto Juan Clavero como Antonio Acosta presentaron alegaciones a este inexplicable expediente por contrabando, aportando toda la información sobre este proyecto y adjuntando las autorizaciones de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible (CAGPyDS) y del Alto Comisariado de Aguas, Bosques y Lucha contra la Desertificación del Reino de Marruecos.

Era evidente, “y nadie daba crédito a esta acusación”, que ni Juan Clavero ni Antonio Acosta se dedican al contrabando de tortugas desde Marruecos, tan sólo son voluntarios de una asociación ecologista con amplia trayectoria y solvencia que ha organizado un proyecto pionero en Andalucía para devolver ejemplares de tortugas moras traídas ilegalmente a su hábitat natural.

En la resolución de sobreseimiento de los cargos contra Clavero y Acosta se reconoce que su conducta “no se ha dirigido a la comisión del tipo infractor, sino a una finalidad diametralmente opuesta como es la de observar las directrices que en este sentido se establecen por el ordenamiento internacional para la protección y conservación de animales en peligro de supervivencia o de extinción”. Por lo que se declara el archivo de las actuaciones.

Y más paradójico es que ahora se reconozca que, “en aplicación de la normativa vigente que regula el destino de los especímenes decomisados de las especies amenazadas de fauna y flora silvestres protegidas, lo que procede es la devolución a origen de los especímenes retenidos o intervenidos”. O sea, que lo que se denunció como un acto de contrabando, es una obligación legal que las administraciones públicas casi nunca cumplen y Ecologistas en Acción sí lo está aplicando.

Tras este “desaguisado totalmente inexplicable”, Ecologistas en Acción espera que se nos aporte por parte de la Dirección Provincial de Comercio el certificado CITES para que se pueda trasladar a las 25 tortugas moras que tenemos en custodia a Marruecos.

Esta misma semana miembros de Ecologistas en Acción y de la Asociación AZIR de Alhucemas han abordado con las autoridades medioambientales marroquíes este proyecto de devolución de tortugas moras, habiéndonos comunicado los responsables del  Servicio de Conservación de la Flora y la Fauna Salvaje del Alto Comisariado de Aguas, Bosques y Lucha contra la Desertificación del Reino de Marruecos su total disposición para hacerse cargo de ellas en el Zoo de Rabat y que, tras pasar la cuarentena, se decidirá su destino definitivo. “Las tortugas moras seguro que no podrían entender lo difícil que es volver a casa”, han ironizado desde la organización conservacionista en un comunicado.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *