Arbolado

Celebremos el Día Mundial del Árbol, por supuesto, pero, por rematar el tópico, celebrémoslo durante 365 días al año…

El miércoles es el Día Mundial del Árbol. Con este motivo, el Ayuntamiento de Jerez ha previsto la celebración de distintos actos bajo el enunciado Fiesta del Árbol 2018. Este tipo de iniciativas ligadas al ‘día mundial de…’ -siempre loables, siempre previsibles- deben corresponderse siempre con políticas intachables en el gremio que se defiende. Es decir, ¿qué sentido tiene defender activamente el arbolado con ciclos de formación, talleres, etcétera y luego tener desperdigados por la ciudad árboles enfermos? Ha habido varios temporales, claro, pero algunos de los ejemplares caídos por ejemplo este fin de semana en barrios de la zona norte, era sabido que estaban enfermos, y hablamos, en algunos casos, de árboles enteros y grandes ramas.

Además, la retirada de esos árboles y ramas de la vía pública, digamos que se está haciendo con tiempo (bien es cierto que en algunos casos hay colisión de competencias). Esa pasividad choca poderosamente con los últimos retoques a árboles que están en la Carrera Oficial (sí… tenía que salir). Ayer mismo, se talaban ramas en José Luis Díez atendiendo más a criterios estéticos y de operativa de las cofradías que de seguridad.

Incluso podríamos recordar que la construcción del carril bici, realizado durante el presente mandato municipal, supuso la desaparición de arbolado de algunas de las vías por las que discurre (se habló de replantaciones, también de enfermedades… pero los árboles desaparición en distintas calles).

Celebremos el Día Mundial del Árbol, por supuesto, pero, por rematar el tópico, celebrémoslo durante 365 días al año…

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *