CulturaLetrasNegro sobre blanco

Aquellos fueron los días

El pensamiento en movimiento lo es todo. En el arte la búsqueda de la belleza no es lo único pero es un buen precepto para comenzar a observar nuestro alrededor.

Dicen que en el término medio está la virtud. Asumir los tiempos de acción en esta vida es fundamental. Bordea la irracionalidad intentar mantener el control sobre los azarosos caminos que se bifurcan. Hablamos de medir nuestras fuerzas.  Algunos pasan por la vida como Goethe por Italia: sin escribir una línea. Otros son dados a inhalar hasta la tangente de las hipotenusas. De kamikazes está el mundo lleno. Y no precisamos de más.

El autor que viene es directamente proporcional al compositor que no se detiene. El pensamiento en movimiento lo es todo. En el arte la búsqueda de la belleza no es lo único pero es un buen precepto para comenzar a observar nuestro alrededor. Dedicarse a los afectos, al amor, escuchar buenos discos, leer maravillosos libros, preparar comida rica…son algunas de las misiones más cabales para abandonarse. Uno siempre se enamora de la misma chica. El hombre es monógamo por naturaleza. Sólo hace variaciones sobre un mismo tema. Es el principio de fidelidad hacia uno mismo. En el amor o en el arte sólo hay un camino que nos viene dado. Los discos siempre te llevan a momentos concretos del pasado. También a estaciones. Hay discos de verano u otoño como hay rubias y morenas. ¿Otoño? El hombre del traje gris ¿Invierno? Blood on the tracks ¿Primavera? Honestidad brutal ¿Verano? Revolver. Cuatro estaciones tiene el año. 12 meses, 365 días. Tal vez elegir un álbum por día pueda amargarnos alguno de éstos. Sin embargo, a buen seguro, podremos seleccionar 365 canciones lo suficientemente épicas para alegrarnos.

Como un verano que pasó de largo, empiezas a echar de menos las primeras sensaciones que aquellos discos provocaron en ti. El universo por descubrir.  Las primeras cien veces que escuchaste aquellas canciones. La medida de tu tiempo eran aquellas canciones. No existían nada afuera. Aquellos fueron los días. 

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *