Objetivo: 26M

Antonio Saldaña quiere presidir Diputación de Cádiz si llega a la Alcaldía de Jerez

La cúpula nacional del PP llegó en noviembre pasado a un acuerdo con el alcaldable jerezano para permitirle, llegado el caso, dirigir la institución provincial, donde cobraría más que en el Consistorio

El Partido Popular decidió en noviembre pasado que el jerezano Antonio Saldaña sea el candidato del partido a presidir la Diputación de Cádiz, tras las próximas elecciones municipales. Fue la contrapartida que exigió el actual candidato a la Alcaldía de Jerez por el PP tras ser apartado de la lista gaditana al parlamento andaluz el pasado 2 de diciembre. Es muy poco probable, a tenor de lo que marcan las encuestas y de la caída en picado del PP en las citas electorales que se han ido sucediendo en los últimos tiempos, que los populares puedan hacerse con el control de la institución provincial, pero si fuera así, Saldaña aspiraría a un cargo que es compatible con ser máximo dirigente del Ayuntamiento jerezano, cargo al que se postula el próximo domingo, pero que no sería muy lógico mantener llegado el momento. Él mismo se ha referido en multitud de ocasiones a la necesidad de Jerez de contar con “un alcalde 24 horas”.

Deben darse muchas carambolas para esta circunstancia, pero la cuestión económica es fundamental en este sentido, como han apuntado fuentes de los populares en la provincia a este medio. Como portavoz municipal del PP, Saldaña percibiría —a falta de conocerse la nueva estructura retributiva de la próxima Corporación— unos 35.000 euros brutos anuales, mientras que en Diputación, cualquier diputado raso ingresa anualmente 61.000 euros, una cantidad superior a la de la actual alcaldesa de Jerez, Mamen Sánchez (no llega a 60.000 euros brutos al año).

“Es una estrategia marcada por el partido para que nos centremos en recuperar la Alcaldía de Jerez, que esta ciudad lo necesita”, aseguraba Saldaña en noviembre pasado, tras conocer que dejaba de figurar en la candidatura gaditana del PP al Parlamento andaluz. La decisión de la cúpula nacional del partido, a la que el PP de Jerez no apoyó, escoció, aunque finalmente el alcaldable jerezano llegó a un acuerdo para optar a la presidencia de Diputación de Cádiz “en compensación” por al agravio de dejar a la ciudad sin representante en puestos de salida al Parlamento andaluz por primera vez desde 1990.

La actual presidenta de la Diputación, la socialista Irene García, saltó al cargo en septiembre de 2013, después de ganar las elecciones municipales en Sanlúcar. En cambio, renunció a portar el bastón de mando para hacerse con las riendas de la institución provincial, cargo que mantiene desde entonces. Lo hizo, precisamente, por los problemas de dedicación que representa contar con ambos cargos. La campaña del líder del PP jerezano, que no obstante no ha sido designado como tal, pues el partido no renueva sus órganos internos desde 2013, tiene una connotación que a muchos está escapando en esta recta final hacia el 26M, pero Saldaña tiene claro, como así lo hizo público hace meses el número 2 de Pablo Casado, Teodoro García Gea, que sí llega a la Alcaldía y hay oportunidad de gobernar la Diputación, no le temblará el pulso en salir de Jerez rumbo a la plaza de España de Cádiz.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *