JerezCiudad

Antonio Aragón, delegado de campus de la UCA: “Si esto no es de todos, no tiene sentido”

El conileño Antonio Aragón, que acaba de ser elegido nuevo delegado de campus y asambleario de la DAUC (Delegación de Alumnos de la UCA), cree que la mayoría de los universitarios "todavía no están concienciados", ya que "es complicado que se movilicen", aunque deja una cosa clara: "Si tenemos que empapelar la UCA la vamos a empapelar".

Antonio Aragón (Conil de la Frontera, 1994) ha empezado este curso a estudiar Publicidad y Relaciones Públicas en el campus de Jerez de la UCA y es desde hace escasos días el nuevo delegado de campus de la Universidad de Cádiz (UCA) y asambleario de la DAUC (Delegación de Alumnos de la UCA), instituciones desde las que intentará cambiar “algunas cosillas”. La candidatura de Aragón, elegida unánimemente a través de la Asamblea de Estudiantes de Jerez, proponía varias medidas para mejorar el acceso a la enseñanza universitaria: cursos gratuitos para la obtención del B1 de inglés, derecho a paro lectivo, pago fraccionado de la matrícula y la no expulsión de alumnos por motivos económicos. ¿Son factibles estas medidas? “Nosotros no podemos cambiar las políticas de Wert, pero sí podemos hacer presión para mejorar algunas cosas, como por ejemplo los cursos del nivel B1 de inglés. Ahora podemos intentar presionar para llegar a acuerdos y conseguir que sean gratuitos, o por lo menos, más asequibles”. Estos cursos, según Aragón, tienen un coste de entre 150 y 200 euros tan solo por el derecho a examen, además de las clases de academias a las que acuden muchos alumnos para prepararlo. El B1, con el plan Bolonia y la instauración de los Grados universitarios, son obligatorios para obtener el título.

La Asamblea de Estudiantes de Jerez, “una reunión de estudiantes que están preocupados por lo que está sucediendo” y a la que pertenece Aragón, fue creada hace unos tres años, aunque es desde el curso pasado cuando está más activa. La Asamblea pertenece desde hace unos meses a la Asociación de Estudiantes Contra la Precariedad (AECP), presente en Cádiz, Puerto Real y Jerez. “Tratamos temas a medio y largo plazo, como formas de atraer más gente a la Asamblea, fórmulas de financiación o asistencia a movilizaciones. Siempre se recoge un acta del orden del día y se cuelga también en Facebook y Twitter, para que la gente sepa lo que hemos hablado”. La Asamblea también se relaciona con otros colectivos de la ciudad, como la Asociación de Parados por el Empleo de Jerez o Attac y procuramos tener representación en las reuniones de estas entidades. Aunque se financian internamente, con aportaciones de los propios miembros de la Asamblea, Aragón asegura: “Tenemos mucho apoyo de los distintos colectivos, el 15-M nos presta megáfonos, IU también nos ofrece lo que necesitemos, los sindicatos nos dejan los edificios para reunirnos y también sus proyectores y ordenadores”.

¿Qué va a cambiar siendo usted delegado de Campus?

Cambiará lo que la gente diga que hay que cambiar. Me explico. Yo como delegado de campus no voy a ir solo a las reuniones que tengamos. Con el apoyo de mi asamblea y con las ideas de mi asamblea vamos a tratar los temas que se vayan a decidir en esa reunión y lo que decidamos será lo que yo plasme. También tenemos pensado, cuando empiecen las reuniones frecuentes, dejar una hora este despacho —el de la Asamblea de Estudiantes— para que venga cualquier alumno y me exponga los problemas que tiene o lo que cree que deberíamos hacer o deberíamos cambiar. Esto es algo abierto, si esto no es de todos los alumnos de la UCA y de todos los alumnos del campus de Jerez, no tiene sentido.

¿Cuesta que se movilicen los estudiantes en Jerez?

Creo que es una cuestión de desinformación. Gran parte de los estudiantes saben que hay una serie de recortes, que se están llevando a cabo ataques a la universidad, pero la mayoría todavía no están concienciados, como si no se dieran cuenta. Pero ahora están resurgiendo y están saliendo muchos estudiantes que se están dando cuenta que hay que hacer algo para combatir todo lo que nos están haciendo. Ahora somos en la asamblea entre 15 y 20 personas, pero no vienen siempre los mismos, ni el mismo número, y somos más que hace un año. Es complicado que se movilicen, pero nosotros le vamos a poner las mismas ganas que le ponemos a todo. Si tenemos que empapelar la UCA la vamos a empapelar, y si tenemos que ir clase por clase diciendo que hay tal o cual problema, lo vamos a hacer. Llevamos cuatro años con una crisis profunda y a la gente parece que le da igual. Después hablas con muchos estudiantes fuera de la Asamblea y están indignados, pero les dices que vengan a alguna reunión y te ponen excusas.

¿La lucha es el camino?

Intentar hay que intentarlo, y tampoco es tan difícil que se consigan cosas si hay un apoyo ciudadano. Nadie creía que la PAH (Plataforma de Afectados por la Hipoteca) podría conseguir lo que está consiguiendo… ¿crees que si IU y PSOE no tienen ese apoyo ciudadano pueden poner la ley antidesahucios que han puesto en Andalucía? Las cosas se consiguen saliendo a la calle.

¿Pesa mucho entre el alumnado la idea de que movilizarse no vale para nada? 

Esa es la estrategia de los que gobiernan y de los que no tienen ninguna preocupación porque pueden seguir estudiando tranquilamente. Pero los actos sí valen, y el ejemplo claro lo tenemos en la Sanidad en Madrid. Querían privatizar una serie de hospitales, querían cargarse la Sanidad pública y a base de asambleas, de huelgas, de concentraciones, de manifestaciones, consiguieron parar cinco privatizaciones de cinco hospitales y dimitió el consejero de Salud de la Comunidad de Madrid. Sí se puede. 

¿Qué le parecen las medidas del Gobierno en materia de Educación?

Estamos retrocediendo claramente. La matrícula del primer curso a mí me ha costado 926 euros, diez asignaturas de primera matriculación. 926 euros no se puede gastar todo el mundo, y si no tienes beca es imposible de afrontar. Lo que están haciendo es quedarse ellos con sus hijos, sus familiares, se está quedando en la universidad la gente que tiene dinero y los demás nos estamos quedando fuera. Un pilar fundamental de nuestra candidatura era el pago fraccionado de la matrícula. Esto es vital, porque mucha gente no puede pagar de golpe los 900 euros que cuesta la matrícula. Este pago sería una ayuda que vendría muy bien a muchas familias y ayudaría a que mucha gente siga estudiando.

¿Cómo fue la manifestación del pasado jueves en Cádiz?

La manifestación estuvo bien, habría entre 1.500 y 2.00 personas, hemos tenido mucho apoyo de exDelphi, trabajadores de Navantia o Ditecsa (empresa de mantenimiento de las factorías de Navantia), que ha hecho hace poco un ERE. El problema de Cádiz es que nosotros somos de la AECP y la manifestación la convocó el Sindicato de Estudiantes, que es un sindicato que funciona de una manera jerarquizada, con decisiones que vienen de arriba hasta abajo. No es asambleario. No tiene la forma de trabajar que tiene la izquierda en general. El sindicato de estudiantes tiene sus representantes pero Madrid decide cuándo es la huelga, no consulta. Hasta ahora se le ha ido apoyando, pero en Andalucía se ha creado un sindicato alternativo, el BASE (Bloque Andaluz Sindical de Estudiantes), formado por sindicatos independientes de cada provincia: de Sevilla está el MAE (Movimiento de Acción Estudiantil) y de Cádiz la AECP.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *