La Rotonda

Andalucía: el tren del futuro está hueco

Todo apunta a que Susana Díaz convocará este lunes el adelanto de las elecciones autonómicas para el próximo 2 de diciembre. Solo el autobombo y las redes clientelares pueden minimizar el efecto electoral de las horas más bajas del PSOE tras casi 40 años de hegemonía en una de las regiones más pobres de Europa

En la misma semana en la que los datos del paro ponían nuevamente en cuestión la fortaleza del turismo como panacea para miles y miles de desempleados andaluces, y diversos grupos de trabajadores y trabajadoras de diferentes generaciones clamaban por sus derechos frente a la precariedad y los abusos empresariales, la presidenta  de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, inauguraba el prototipo de una cápsula de fibra de carbono desarrollada en El Puerto de Santa María que pretende desafiar la velocidad del sonido. Hyperloop, que así se llama este transporte futurista por el que compiten diferentes firmas, es solo una maqueta, una ilusión, que en cambio ha servido a la lideresa socialista para sacar pecho de Andalucía como tierra “puntera” que “ha dado el salto definitivo”. Hace una semana era inaugurando un Primark en Sevilla, ahora es subiéndose a un supuesto tren del futuro varado en una nave industrial.

Cerca de allí, sin salir de la provincia de Cádiz, un grupo de veinte chicas y chicos se manifestaba porque su sueldo en Yelmo Cines no llega a cinco euros la hora, pese a que lo mismo tienen que servir palomitas (el envase mediano vale menos que su hora de trabajo) que cortar entradas o limpiar la sala. Cerca de allí, una kelly veterana junto a otros compañeros del hotel Tierras de Jerez exigen al dueño del establecimiento que les abone el dinero que les adeuda desde hace demasiados meses. Más al sur de la provincia, en San Fernando, empleadas de la cadena de perfumerías Primor denunciaban la “secta” laboral en la que se ha convertido la empresa malagueña y los acosos y abusos que sufren. Trabajadores que empiezan a abrir la boca y a desperezarse para reclamar sus derechos porque ya está bien de oír “saltos definitivos y despegues económicos” en la boca de los políticos, y ya está bien de ver que las cuentas de resultados de sus empresarios vuelven a engordar, sin que nada de eso se traduzca en sus condiciones salariales y laborales. Sin que nada de eso llegue a sus bolsillos y a sus hogares. Al revés.

16 euros por andaluz a Canal Sur, 8 para construir infraestructuras sanitarias

Es probable que Susana Díaz convoque elecciones en Andalucía este mismo lunes. Por ley, debe convocarlas con una antelación mínima de 54 días, por lo que el PSOE da por hecho que los comicios autonómicos se celebrarán el próximo 2 de diciembre. Díaz se juega su futuro político, muy debilitado desde que perdió el rentoy con Pedro Sánchez en su intento de cruzar Despeñaperros y hacerse con el control del PSOE federal. Las encuestas llegan a hablar de cuádruple empate técnico en intención directa de voto. Nunca antes el poder hegemónico de los socialistas en la Andalucía democrática y autonómica se había visto tan amenazado como ahora. Casi 40 años de gobierno del partido del puño y la rosa, la realidad de hoy abre a cinco columnas con titulares que hablan de un millón de parados, una caída del PIB que ha devuelto a esta tierra al grupo de las regiones más pobres de la UE, tarjetas black derrochadas en puticlubs, y las revueltas de casi todos los sectores, de la educación a la sanidad pública, clamando por un cambio, por menos recortes, por más dignidad, por recuperar derechos. Sin embargo, conviene no olvidar que una hegemonía no se perpetúa sin el apoyo de las redes clientelares y el afán por propagar la ignorancia. Tampoco sin el suficiente autobombo.

Mientras las protestas laborales se suceden, el paro vuelve para ajustar cuentas con la estacionalidad turística y el tímido resucitar del ladrillismo, y Susana Díaz inaugura en precampaña el prototipo de ese tren del futuro, que compara con la llegada del AVE a Sevilla en el 92, publica El Confidencial que su Ejecutivo ha adjudicado este año casi 5 millones de euros en autobombo. Sin contar con Turismo y el resto de satélites públicos en torno a la Junta de Andalucía, se han otorgado dos paquetes de dos millones para prensa y digitales, y para radio y televisión. En redes sociales, como ha publicado esta misma semana este medio, la inversión asciende a 720.000 euros para asegurar que Andalucía “crece”. A Canal Sur, donde la plantilla de profesionales empieza a estar harta de dedazos, presiones y manipulación, Susana Díaz destina cada año 16 euros por andaluz, mientras que llegan ocho para construir infraestructuras sanitarias, como ha denunciado el líder andaluz del PP Juan Manuel Moreno Bonilla.

Más explícita es la cara más visible de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez: “Susana Díaz unta a la prensa de forma indecente y discrecional para garantizarse un buen trato. Es pura mafia”. “No nos dejan asomarnos en su interior pero sí a Susana Díaz, que para eso es la presidenta”, relata sobre la presentación mundial del Hyperloop la voz en off del vídeo cola del informativo de la Sexta. “Presidenta, ¿es chulo?”, le pregunta una periodista. “Brutal. Es brutal, ¿eh?. Solo hay un matiz: ese interior del tren supersónico del futuro está hueco, el prototipo solo mostraba, por ahora, el decorado. Casi como Andalucía, que se derrumba mientras aparece imparable.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Un comentario

  1. Lo que esta hueco es Andalucia entera Susana eso si que esta hueco…da pena la verdad, llevais casi 40 años gobernando y sin hacer nada por Andalucia. Ojala os vayais ya muy prontito de verdad no valeis para nada solo para enchufar gente y PRESUNTAMENTE trincar por todos lados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.