Andalucía

Alumnos de un colegio andaluz hacen exámenes con linternas tras más de tres días sin luz en el centro

El sistema eléctrico del CEIP Pedro Garfias (Sevilla) vuelve a fallar después de que el Ayuntamiento hiciese una obra con un coste de 600.000 euros

El CEIP Pedro Garfias lleva sin luz desde el pasado miércoles 7 de noviembre. “Niños haciendo exámenes con linternas, comedores que no saben si van a poder dar las comidas, niños que no van al servicio porque está muy oscuro y les da miedo…, esto es Sevilla, siglo XXI”, denuncia una madre en su muro de Facebook. Según informa Diario16, el sistema eléctrico de este colegio ubicado en el barrio de La Macarena de Sevilla y con más de 40 años de existencia, ha vuelto a fallar después de haber sido renovado por el Ayuntamiento con un coste de unos 600.000 euros.

“Este mismo centro, aunque podría ser cualquier otro, lleva años esperando (y luchando) para que le coloquen un toldo en el patio infantil… para que no se frían los más peques, por fin se consiguió que se aprobara la obra, hace más de un año. Y ni rastro de toldos. Chapuza tras chapuza, consecuencia directa de la privatización, la faltade coordinación, la dejadez, el no cuidado de lo público, de lo de todos”, continúa la mamá de uno de los alumnos del centro educativo de Sevilla.

No obstante, la portavoz del Ampa del centro, Raquel Reina, adelanta al digital que el comedor escolar no se ha visto afectado por los constantes apagones, ya que se encuentra en un edificio adyacente. La directiva del CEIP Pedro Garfias ha alertado de esta situación en numerosas ocasiones a los técnicos municipales encargados del mantenimiento del mismo. Sin embargo, el Ayuntamiento de Sevilla sigue sin dar alternativas y sin solucionar la situación que está sufriendo la comunidad educativa del centro.

“La luz se fue seis veces en una hora durante la reunión que mantuvimos hace una semana los padres”, expresan fuentes de la Ampa a Diario16. “Si rascas un poquito, es fácil encontrar lo que hay detrás: el desprecio por lo público, y las privatizaciones. Y del otro lado, la otra cara, una comunidad educativa, una Ampa, un equipo directivo dejándose la piel, construyendo escuela y dignidad en nuestra educación pública”, expresa una de las madres. “Que se vayan, que se vayan ellos, los que descuidan y maltratan cada día lo que es de todo”, concluye en su texto de Facebook. 

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *