Política

Alberto Garzón, el azote de las casas de apuestas y el juego online desde el nuevo Ministerio de Consumo

El futuro ministro malagueño, coordinador general de IU, impulsará medidas para regular los juegos de azar, cuya publicidad y establecimientos tendrán advertencias como las del tabaco

El punto 2 del documento Coalición Progresista. Un nuevo acuerdo para España se refiere a las medidas que pondrá en marcha el futuro Gobierno en relación con los derechos sociales, la regeneración democrática, ciencia e innovación. Haciendo scroll sobre el pdf y avanzando en ese punto se llega hasta una de las cuestiones que darán sentido al ministerio de nuevo cuño que dirigirá políticamente el líder de Izquierda Unida, el malagueño Alberto Garzón. Será el economista andaluz el ministro de Consumo y todo apunta a que será el azote de las casas de apuesta, una lacra social que se extiende especialmente entre los jóvenes y en torno a la que parece que hay unidad sobre la necesidad de una regulación más estricta.

En el documento, se plantea de hecho la “regulación urgente de los juegos de azar para prevenir y frenar la ludopatía”. En este sentido, se detallan algunas medidas que tendrá que impulsar Garzón desde su cartera ministerial: “Aprobaremos una regulación de la publicidad de los juegos de azar y apuestas en línea, de ámbito estatal y similar a la de los productos del tabaco“. O “introduciremos medidas de información, gestión y limitación del consumo de juegos de azar en el marco regulador de los juegos de azar y apuesta en línea, con el objetivo de reforzar la autoconciencia y autonomía del jugador de cara a prácticas de consumo saludable y para prevenir, anticipar o identificar la generación de patrones de juego problemático.

En el marco de la Conferencia Sectorial, expone el documento, “impulsaremos criterios homogéneos con las comunidades autónomas para evitar que los locales de apuestas puedan abrir antes de las 22:00 horas y que limiten su proximidad a centros escolares“. Del mismo modo, “promoveremos la implicación de los operadores de juegos de azar y apuestas en el desarrollo de acciones de información, prevención, sensibilización y reparación de los posibles efectos indeseables derivados de la actividad de juegos de azar.

Un estudio de la Universidad de Valencia entre más de 7.000 estudiantes certifica que el 2,1% de los alumnos de 15 a 17 años sufre problemas con el juego. Una forma de ocio que se ha normalizado, pero que no solo escandaliza sino que está generando un reguero de jóvenes adictos. Por ello, la última medida que incluye el acuerdo sobre este controvertido asunto pasa por reorientar la tasa por la gestión administrativa del juego que pagan los operadores en línea con el fin de “destinar un porcentaje a iniciativas preventivas, de sensibilización, de intervención y de control, así como de reparación de los efectos negativos producidos por la actividad del juego”. “Estableceremos la obligación de que los locales de juego y apuestas abiertos al público cuenten, en su entrada, con un cartel de advertencia sobre los peligros de la ludopatía, con un contenido y proporciones análogas a los que aparecen en las cajetillas de tabaco”.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *