Editorial

Al César lo que es del César

Editorial. El Gobierno andaluz de PP y Cs incluye finalmente a lavozdelsur.es en la campaña institucional en los medios de comunicación social por el 28F

Ni 24 horas después de que lavozdelsur.es publicara que el nuevo Gobierno en la Junta de Andalucía, compartido por PP y Cs, le había dejado fuera de la campaña de publicidad institucional con motivo del 28F, de la que este medio venía participando en los últimos cuatro años, se enmendó el “error”. La agencia externa que gestiona esta campaña contactó con este medio y aseguró que, “por error nuestro”, finalmente nos había dejado fuera, instándonos a que volviéramos a enviarles la propuesta y autorizando la contratación. Por eso, en estos días pueden visualizar en nuestro periódico digital el banner de la referida campaña institucional.

Al César lo que es del César, y mejor rectificar, sea finalmente por las razones que sea, que mirar para otro lado, como hizo el Gobierno de Susana Díaz en los últimos años con lavozdelsur.es, tanto en el reparto de la publicidad con cargo a la Delegación del Gobierno en la provincia de Cádiz como incluso tras reuniones con la Dirección General de Medios de Comunicación Social en San Telmo. Nunca fructificaron las conversaciones, nunca se retomó la voluntad de acuerdo que en un principio se manifestó. Siempre se llevó a cabo un reparto opaco y arbitrario, como por cierto sigue sucediendo en instituciones públicas como la Diputación de Cádiz, en manos del PSOE en este mandato.

Lógicamente, no queremos más de lo que nos corresponde. Pero tampoco menos. O cero, como en los casos a los que hemos aludido. La publicidad institucional debe ser repartida de manera transparente, plural y equitativa, como recogen sentencias del Tribunal Constitucional. Hay medios que han llevado estas prácticas tan habituales ante la Justicia y la Justicia les ha dado la razón, condenando a los políticos que perpretran estos repartos discrecionales a que las administraciones públicas que dirigen acaben pagando incluso lucro cesante e indemnizaciones con carácter retroactivo.

Es de agradecer que al menos los nuevos gestores políticos de la Junta de Andalucía lo entiendan así e, independientemente de líneas editoriales, filias y fobias, tengan presente en sus campañas institucionales, sin discriminación, a una cabecera andaluza, un medio de comunicación social, que reúne cada mes a más de 600.000 lectores.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *