movil-examen.jpg
movil-examen.jpg

La institución universitaria de Almería contempla así la prohibición de realizar cualquier prueba de evaluación con dispositivos electrónicos encendidos.

La Universidad de Almería, por segundo año consecutivo, decide desactivar la conexión WiFi en los cuatro aularios del campus, así como en el Paraninfo y en el Auditorio cuando se celebren exámenes para evitar así las chuletas 2.0, es decir, que los alumnos consulten sus móviles y puedan ayudarse de ellos para intentar superar las pruebas. La institución universitaria contempla así la prohibición de realizar cualquier prueba de evaluación con dispositivos electrónicos encendidos.

Así, el profesor debe advertir de esta prohibición antes del inicio del examen y a todos los alumnos que se incorporen tarde. En el caso de que un profesor sorprenda a un alumno con un dispositivo electrónico encendido, levantará acta de los hechos que remitirá a la Inspección de Servicios, y podrá calificar su examen con "cero: suspenso".

La UAL asegura que realizará controles para impedir el fraude por copia a través de las telecomunicaciones. La universidad ya implantó estas medidas en 2016, con controles "aleatorios" y "diarios" y el empleo de detectores de transmisiones y aparatos para interferir la frecuencia así como inhibidores de señales en algunos casos, para lo que se solicitó la colaboración de Policía Nacional y Subdelegación del Gobierno.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído