Un preso corpulento agrede a un funcionario y provoca heridas a seis trabajadores en Puerto III

La asociación Tu Abandono Me Puede Matar denuncia una nueva agresión a funcionarios de prisiones en el centro penitenciario portuense

Interior suspende los permisos en las cárceles.
Interior suspende los permisos en las cárceles.

La asociación Tu Abandono Me Puede Matar (TAMPM) denuncia una nueva agresión a funcionarios de prisiones en la cárcel de Puerto III. Los hechos ocurrieron el pasado jueves 27 de febrero cuando, durante el reparto de la cena en el módulo 1, un interno de gran corpulencia —1,85 metros de altura y 130 kilos de peso— agredió de manera "brutal" y por sorpresa a un trabajador tras solicitar hablar con él y mientras era jaleado por el resto de internos del módulo.

El compañero de la cabina pudo dar la voz de alarma, lo que posibilitó la llegada de más funcionarios, quienes tras un duro forcejeo de 20 minutos, consiguieron reducir al interno agresor. Seis funcionarios acabaron con múltiples contusiones y fue necesario su traslado a urgencias de un centro hospitalario. Tras este suceso, los funcionarios de prisiones vuelven a denunciar el "total abandono" que sufren por parte de la Administración, que "niega sistemáticamente este clima de violencia en el que trabajamos, minusvalora el riesgo que corremos todos los días y se niega a facilitarnos los medios más básicos para el desarrollo de nuestro trabajo con un mínimo de seguridad".

La asociación Tu Abandono Me Puede Matar también alerta sobre los traslados de delincuentes peligrosos, que se hacen con nueve o diez miembros de la Guardia Civil o de la Policía Nacional, pero que una vez ingresan en prisión, esos mismos delincuentes se encuentran arropados por otro 80 internos que son vigilados por "un funcionario —dos con suerte— armado con un boli bic y unos guantes de carnaval".

Los funcionarios de prisiones reivindican la consideración de agente de la autoridad para poder trabajar con una mínima seguridad jurídica porque agredir a un funcionario de prisiones se castiga tan solo con nueve o diez días sin bajar al patio por la tarde.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído