Tres funcionarios de prisiones, procesados por torturas mientras ponían a gran volumen el 'baby shark'

Los hechos han ocurrido en Oklahoma y se les imputan cargos por un delito menor de crueldad

Los protagonistas de la canción 'Baby shark'.
Los protagonistas de la canción 'Baby shark'.

Una tortura que resulta, cuanto menos, pintoresca, aunque tortura al fin y al cabo. Tres antiguos oficiales y un supervisor de una prisión del estado de Oklahoma, en Estados Unidos, han sido procesados por diversos cargos por poner a gran volumen y de forma repetida cada mañana la canción infantil del baby shark, una melodía que resultó un éxito entre los pequeños que cuenta la historia de un pequeño tiburón.

Estos hechos ocurrieron durante al menos dos meses a finales de 2019, según recoge ABC sobre la noticia publicada por The Oklahoman. Mientras ponían la canción, obligaban a estar a los presos con los brazos esposados a la espalda.

A ello se unió casos de interrupción del sueño, una fórmila usada ampliamente como método de tortura. Los dos ex oficiales, ambos de 21 años, actuaron sin que el supervisor lo impidiera.  La Fiscalía consideró "graves" los hechos pero la Ley solo les amparaba para presentar cargos leves. 

Los tres imputados ya han dejado sus puestos: dos por renuncia y el supervisor por jubilación anticipada.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído