Jeffrey ya no pasea por las calles de Rota pero sus órganos ayudaron a salvar ocho vidas

La familia de un joven de catorce años fallecido tras sufrir daños cerebrales ocasionados por un accidente destacan la importancia de decir 'sí' cuando se celebra el Día Nacional del Donante de Órganos

Jeffrey, en una playa de Rota, en una imagen cedida por la familia.
Jeffrey, en una playa de Rota, en una imagen cedida por la familia.

Jeffrey era muy futbolero y no se le daba mal eso de darle patadas al balón. Hasta jugaba en un equipo y soñaba con emular a algunos de sus ídolos, del Madrid, el equipo de sus amores. Buen estudiante, cariñoso y curioso. A sus catorce años, le preocupaba la pobreza que veía en países subdesarrollados y en su entorno. “Se preocupaba mucho por su familia, con la rebeldía típica de la edad, que se cree que se come el mundo, pero era muy querido”, recuerda Yira, su madre, cuando se cumplen tres años de su fallecimiento. Un desagraciado accidente le provocó daños cerebrales que fueron irreversibles. El joven Jeffrey dejó tras de sí un reguero de lágrimas entre sus allegados y órganos en buen estado que donó a quienes les hicieran falta. Su familia así lo quiso.

“Tuvo un accidente jugando, y tras trece largos días en los que les sometieron a todo tipo de pruebas médicas, se le detectaron los daños cerebrales”, cuenta su madre. Jeffrey falleció y sus familiares decidieron donar sus órganos para que salvara otras vidas. “Estaba perfectamente, todos los órganos estaban en buen estado, salvo el cerebro”, recuerda Yira, a la que le cuesta que salgan las palabras. Pero no lo dudaron: “Fueron ocho vidas las que se logró salvar en el momento en que dijimos sí”. Ellos quisieron que la desgracia de su hijo al menos sirviera para ayudar a gente que está en una situación desesperada, "como es la de estar esperando un órgano para vivir”.

Yira y su marido llegaron a Rota hace más de 15 años procedentes de Colombia. “Ya somos roteños, nos han aceptado bastante bien”, cuenta. Ambos son militares de la Base Naval, donde llegaron tras la experiencia de un hermano de Yira, que les recomendó la ciudad. “Vinimos, la conocimos y nos quedamos”, relata. En el municipio de la Costa Noroeste nació su hijo pequeño, de cuatro años en el momento del fallecimiento de Jeffrey. “Él no lo entendía bien. Poco a poco se le explica que no va a volver, hasta que tenga conciencia no va a saber que tuvo un hermano”, dice la madre. Ella es la que peor lleva el luto. “Unos días estás mejor y otros peor. No vives, sino que sobrevives, porque siempre lo estás recordando”.

Para Yira, ver a otros jóvenes de la edad que podría tener Jeffrey es “bastante difícil”, por lo que intenta no tener esos pensamientos. Su experiencia le sirve para concienciar a personas que tienen dudas sobre la conveniencia de donar órganos. “Participo en conferencias y charlas, pero no suelo acudir mucho porque lo revives todo. No me siento cómoda”, confiesa. “Pero siempre que puedo doy mi punto de vista, soy la que cuenta cómo es el proceso de donar y no de recibir”.

Jeffrey, con un compañero de equipo, en una imagen cedida por la familia.

Yira cree que a quien acude a estos actos “no hace falta convencerlos”, porque “están muy concienciados”. Los datos avalan sus palabras. Andalucía, con 51,5 donantes de órganos por millón de habitantes en 2019, superó el objetivo de 50 donantes por millón de población establecido por la Organización Nacional de Trasplantes para 2022. El 89% de los andaluces dicen sí a la donación. Gracias a 430 donantes, se realizaron 889 trasplantes en la comunidad el año pasado. Este 3 de junio, cuando se celebra el Día Nacional del Donante de Órganos, se conoce que la provincia de Cádiz ha registrado, en los primeros cinco meses del año, un total de 24 donaciones de órganos y tejidos.

El lema Donar es amar es el elegido para celebrar la efemérides este año. En los autobuses de Rota se puede leer gracias a la iniciativa de José Ignacio Ruiz-Herrera, quien donó un riñón a su hijo adolescente, y quien impulsa una serie de iniciativas para fomentar la donación en su localidad natal y en toda la comunidad autónoma. “Mientras haya un no, hay que seguir sumando”, expresa cuando atiende a lavozdelsur.es. El Ayuntamiento de Rota, que cada Día del Donante cuelga una pancarta de su balcón, colabora con la lucha que abandera Ruiz-Herrera para concienciar sobre la importancia de donar sangre, órganos, tejido o médula.

“La pandemia ha ocasionado daños colaterales a las donaciones”, expresa José Ignacio, aunque asegura: “Hay que levantarse y continuar con esta lucha en pos de la gente”. La concienciación, eso sí, “cada vez es más fácil, porque antes había muchos tabúes que ya no hay”. Esta celebración, además, coincide este año —es el primer miércoles de junio— con su cumpleaños, por lo que el mejor regalo que puede recibir es que “se regala vida gracias a las donaciones”.

Andalucía ha contabilizado 170 donaciones en los 5 primeros meses del año, 129 son donaciones de órganos y 41 de tejidos, a lo que se une que se han realizado 254 trasplantes de órganos y 173 de córneas. La Organización Nacional de Trasplantes (ONT) rinde homenaje a los donantes y sus familias en este Día Nacional del Donante de Órganos, destacando unos datos muy esperanzadores: el 86% de las familias dice sí a la donación cuando uno de sus seres queridos fallece. A ellas se suman aquellas personas que deciden donar médula ósea o un órgano en vida. En las últimas tres décadas, desde la creación de la ONT hasta el pasado 31 de mayo de 2020, un total 4.652 pacientes han recibido un trasplante renal de vivo gracias a este desinteresado acto.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído