El aeropuerto de la Base 'purga' a 32 trabajadores españoles desde 2016 "vulnerando" las leyes

El comité lamenta que Louis Berger, la concesionaria del aeródromo, dé por finalizado el procedimiento de mediación con la plantilla en plena pandemia

Una de las pancartas instaladas en el acceso a la Base de Rota. FOTO: JUAN CARLOS TORO
Una de las pancartas instaladas en el acceso a la Base de Rota. FOTO: JUAN CARLOS TORO

Louis Berger Aircraft Services, Inc (LBAS) es la concesionaria del aeropuerto de la Base de Rota desde finales de 2016, momento en el que empezaron los conflictos con unos trabajadores que siempre se mostraron contrarios a su política de recortes, que pretendía despedir a 45 empleados de los 174 que conforman la plantilla, aunque finalmente consintió dejarlo en 15 si el resto asumían una rebaja salarial. La realidad, cuatro años después, es que se ha despedido a 32 trabajadores, y en paralelo la compañía ha subcontratado a 27 trabajadores a través de tres externalizaciones, se han realizado doce contratos de trabajo indefinidos y 19 contratos de trabajo temporal. “Hay más personas trabajando ahora que el 1 de noviembre de 2016, cuando supuestamente se produjo la subrogación de la plantilla”, lamenta el comité de empresa.

El Consejo Andaluz de Relaciones Laborales (CARL) remitió un escrito a los representantes de la plantilla el pasado 21 de mayo comunicando la finalización del procedimiento de mediación iniciado entre comité y Louis Berger, sin que hayan llegado a un acuerdo. La empresa comunicó al mediador unos días antes, el 7 de mayo, que “inevitable y desafortunadamente la empresa se ha visto obligada a dar por finalizado el procedimiento de mediación”, a pesar de la voluntad del comité de aplazar “el procedimiento hasta que no se relajen las circunstancias excepcionales que estaba viviendo España”.

“Lamentamos profundamente la decisión adoptada por Louis Berger, aunque no nos sorprende teniendo en cuenta su forma de proceder en los últimos cuatro años, donde una vez más rompen la mesa de diálogo y negociación, como siempre inventándose una realidad inexistente”, critican desde el comité de empresa, en un comunicado conjunto emitido con las centrales sindicales CCOO y UGT. "Los trabajadores siempre hemos pedido acuerdo, pero con LBAS es imposible; pedimos unidad de acción entre empresa y trabajadores, pero esto es imposible con una empresa decidida a mejorar su cuenta de resultados a toda costa, en detrimento de sus trabajadores”, lamentan.

“Cuatro años de conflicto no han conseguido doblegar las justas reivindicaciones de los trabajadores ante las constantes acciones de vulneración de leyes españolas en el aeropuerto de la Base Naval de Rota”, reseñan desde el comité. CCOO y UGT solicitarán una reunión con el Gobierno de España en Cádiz para “hacerles llegar la necesidad de respeto a las leyes españolas y el fin del conflicto, que pasa por un nuevo contrato de gestión del aeropuerto militar y la salida de la empresa americana Louis Berger Aircraft Services Inc. por cuanto queda suficientemente demostrado los constantes incumplimientos de normas españolas a las que están obligados”.

“Pueden seguir inventándose una realidad inexistente, pero todos sabemos que son incapaces de negociar, de llegar a acuerdos, son incapaces de pactar.... Todo lo anterior desenmascara una vez más a Louis Berger Aircraft Services Inc., sucursal en España, al ponerse de manifiesto la gran patraña, orquestada a través del informe Deloitte, con el que desde el principio han intentado engañar en particular, tanto a trabajadores como a autoridades civiles y militares y a la opinión pública en general”, reseñan. CCOO y UGT entienden que el conflicto generado por la empresa y sus asesores del despacho de Garrigues es “una pura manipulación y abuso de justicia en cuanto al derecho laboral y las relaciones laborales”.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído