Colapso y riesgo para las víctimas: el Campo de Gibraltar, con solo un juzgado contra la violencia machista

IU denuncia pide que los Juzgados de San Roque y La Línea vuelvan a estar operativos, tras concentrarse todos los casos de la comarca en Algeciras

Velas contra el terror machista, en una imagen reciente.
Velas contra el terror machista, en una imagen reciente. MANU GARCÍA

Grave situación en la que se encuentra el Juzgado de Violencia sobre la Mujer en Algeciras. Las Áreas de la Mujer de IU Izquierda Unida de la Comarca, elevan a la opinión pública las informaciones a las que ha tenido acceso, que ponen de manifiesto la gravedad de la situación, dada la sensible problemática que se le presentan a las mujeres víctimas de violencia de género, una vez que toman la difícil decisión de denunciar a sus maltratadores.

A raíz de la centralización de los Juzgados de Violencia sobre la Mujer del Campo de Gibraltar, el 1 de octubre del 2020 de los tres Juzgados con los que contaba la comarca, se pasó a disponer de uno solo en Algeciras, lo que implica centralizar lo que antes estaba repartido en tres ciudades, que ya por sí mismos presentaban muchas deficiencias y carencias.

Antes de dar este paso, estaba previsto realizar unas obras para adecuar las instalaciones dedicadas al efecto, "algo lógico y totalmente necesario ya que de por sí, eran insuficientes", aseguran en una nota de la formación política. Y añaden: "Dichas obras de remodelación del actual Juzgado, a fecha de hoy, ni siquiera han comenzado. Y como solución para salir del paso hasta tener las instalaciones totalmente adecuadas, se propuso alquilar un local lo suficientemente amplio como para poder atender a las víctimas, cosa que tampoco ha sucedido".

Por tal motivo siguen trabajando en el mismo recinto sin habilitar para tal fin, las personas que anteriormente componían el equipo de trabajo más otras tres asignadas, por otra parte, número insuficiente para dar cobertura a las víctimas, lo que las lleva a dedicar mucho más tiempo de su jornada normal de trabajo, sabiendo a qué hora inician su trabajo pero no cuándo termina. "Esta sobrecarga acarrea a las trabajadoras y trabajadores frustración por partida doble: el ver la deficiente atención a las víctimas y el agotamiento físico y mental que sufren por su situación laboral", aseguran.

Igualmente, las víctimas tienen que esperar en un habitáculo de unos 2 metros cuadrados sin la posibilidad de acompañamiento por las medidas sanitarias ante el covid, "por lo que aun teniendo el derecho a ser acompañadas por un familiar o ser querido durante este trance, no pueden acogerse a él". Sin embargo, "al no tener más habitaciones donde proteger a estas mujeres durante la espera, se da el caso a menudo, de tener que compartir la habitación con otras víctimas que ese mismo día han interpuesto denuncias o están citadas, no sólo infringiendo la distancia de seguridad por la pandemia, sino atentando contra su intimidad".

Por otro lado, los investigados y presuntos maltratadores esperan en la Sala de Vistas, mientras no se esté celebrando ningún juicio y teniendo que abandonarla si se requiere para el fin que realmente tiene.

Otros de los problemas que se denuncian es que sólo hay una jueza para atender todos los casos, a pesar de haber solicitado el refuerzo de otras juezas o jueces como apoyo para agilizar el trabajo y evitar el colapso. Para dar una idea exacta, "a día de hoy y desde el 1 de enero de 2021, han pasado por este Juzgado 800 denuncias por violencia de género, de las cuales 440 son de riesgo extremo o alto".

"También es significativamente grave para estas mujeres víctimas de maltrato y violencia la provisión de medios de desplazamiento, ya que, si bien para algunas sí se contemplan, no así para otras". Sobre este tema y otros, IU se reserva la información de que dispone en aras de salvaguardar la seguridad de las víctimas.

En todo caso, advierten, "las consecuencias de todas estas ineptitudes y despropósitos por parte de las administraciones pertinentes, tales como riesgo de sobreexposición al peligro de las víctimas, el atentado a su intimidad, el retraso burocrático enorme y la carga extra psicológica que todo ello conlleva, vuelven a pagarla las mujeres; victimas por partida doble, por el agresor y por este cúmulo de situaciones que se pueden y se deben evitar por parte de la Administración Judicial, el Tribunal Superior de Justicia y la Junta de Andalucía, en este último caso como responsable el señor Juan Marín, Vicepresidente de la Junta de Andalucía y Consejero de Justicia".

Izquierda Unida recuerda que en el pasado pleno celebrado el 30 de junio en la mancomunidad de municipios, nuestras compañeras de Adelante presentaron una moción, aprobada por unanimidad, en la que se trataba la necesidad de dotar de medios materiales, personales e instalaciones a los órganos judiciales de la comarca, y en especial los que tratan la violencia machista, así como a la reversión de los Juzgados de Violencia sobre la Mujer a la situación anterior, volviéndolos a los partidos judiciales de San Roque y La Línea, además de Algeciras.

Por todo lo anterior, y por la gravedad de la situación denunciada, Izquierda Unida utilizará todos los medios institucionales, políticos y de ciudadanía a fin de resolver la problemática de la Violencia sobre la Mujer, dando prioridad a la que por añadidura sufren las mujeres víctimas de violencia machista en el nivel de la Comarca del Campo de Gibraltar.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído