Llega el fin de la distancia social y las mascarillas: Europa quiere relajar las medidas entre vacunados

Los grandes eventos serán los que mantendrán las restricciones, pero el ECDC, dependiente de la Unión Europea, plantea que las legislaciones nacionales relajen las medidas en encuentros particulares

Un cartel de uso de mascarilla en el centro de Sanlúcar.
Un cartel de uso de mascarilla en el centro de Sanlúcar. MANU GARCÍA

El Centro Europeo de Control y Prevención de Enfermedades (ECDC) ha lanzado en un comunicado una serie de recomendaciones para el futuro a corto plazo. El máximo organismo comunitario señala que las mascarillas irán pasando poco a poco a ser secundarias, pidiendo a los gobiernos que en sus respectivas legislaciones vayan relajando su uso en casos concretos.

Así, para el contacto entre personas que han completado ya su ciclo de vacunación completo (con segunda dosis y un tiempo prudencial para considerar que la vacuna hace efecto), recomienda que se permita contactar sin mascarilla y sin la llamada distancia social. Incluso, el comunicado habla de permitir el contacto entre vacunados y no vacunados que no pertenezcan a grupos de riesgo.

"El riesgo de desarrollar una enfermedad grave por el covid-19 entre personas vacunadas es muy bajo", así como "en jóvenes y personas de mediana edad sin factor de riesgo". Así, el peligro de desarrollar los peores síntomas de la enfermedad es menor. 

Eso sí, de donde no desaparecerán completamente por ahora las mascarillas será de eventos públicos o privados con muchas personas, desde conciertos hasta bodas, por poner algunos ejemplos, debido principalmente a la posibilidad de que las nuevas variantes vayan tomando lugar.

Otra de las recomendaciones es que no sea necesario hacer pruebas recurrentes a personas vacunadas cuando son trabajadores de empresas en riesgo de exposición o contacto estrecho, como sanitarios o funcionarios, si ya han recibido las dos dosis.

Todo esto irá avanzando a medida que haya más vacunados. Aunque la muestra de personas que no desarrollan síntomas tras tener la vacuna es muy importante, lo que hace que a su vez bajen los positivos, como ha ocurrido en las residencias de ancianos. Porque si bien la vacuna no impide contagiarse, sí impide los cuadros graves.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído