Desconcierto en la Junta para atajar el brutal repunte de contagios: "No pensamos que habría quinta ola"

Bendodo corrige a Marín sobre los ingresos en UCI y niega que sean solo de jóvenes y negacionistas, mientras que Aguirre, que da la razón a Marín, confiesa que "estamos haciendo de nuestra capa un sayo" para afrontar una oleada que no previó

Moreno Bonilla, este pasado lunes en el Punta de Europa de Algeciras, en presencia del consejero de Salud, Jesús Aguirre. JUNTA
Moreno Bonilla, este pasado lunes en el Punta de Europa de Algeciras, en presencia del consejero de Salud, Jesús Aguirre. JUNTA

Un consejero de Presidencia, Elías Bendodo, que corrige al vicepresidente, Juan Marín, y un consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, que reconoce abiertamente que no esperaba nuevos repuntes de contagios, pese a que Andalucía aún está lejos de alcanzar la ansiada inmunidad de rebaño. Un criterio para los cierres perimetrales que se mantiene, pero que luego se modifica para las poblaciones de costa. La Junta de Andalucía, autoridad competente en la comunidad para hacer frente a la pandemia, va capeando como puede los coletazos de una enfermedad que rebrota con fuerza en plena temporada alta. Economía frente a salud parece ser otra vez el dilema. Apenas parches en zonas costeras con cifras de contagios disparadas.

Andalucía ha registrado este miércoles 14 de julio, según datos del Servicio Andaluz de Salud (SAS), un total de 2.901 casos, similar a los 2.909 de la víspera —la mayor cifra en cinco meses— y superior a los 2.156 positivos de hace una semana. La tasa de incidencia acumulada de la comunidad ha aumentado por décimo cuarto día consecutivo y se sitúa en 314,1 por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, 16 puntos más en 24 horas y 100,9 puntos más en una semana.

Los hospitalizados e ingresos en UCI han aumentado a niveles de hace un mes y no son solo casos de personas jóvenes no vacunadas o negacionistas, como apuntó este pasado martes Marín. 24 horas después, Bendodo le ha corregido: "En las UCI de los hospitales hay distintos perfiles de casos, como personas que no están vacunadas u otras que sólo recibieron una sola dosis y se contagiaron antes de recibir la segunda".

Sobre el toque de queda, Bendodo ha dicho que sólo lo puede decretar el Gobierno central, previa declaración del estado de alarma —según el Constitucional ya solo sería posible el estado de excepción en este caso—, y que las comunidades sólo pueden plantear cierres perimetrales de los municipios que tienen que contar con la autorización judicial. El consejero ha expresado la preocupación del Gobierno andaluz por la evolución de esta quinta ola, "que se está complicando".

Aguirre no pensaba en una quinta ola

Por su parte, ante este nuevo desconcierto, y sin posibilidad por ahora de adoptar medidas más drásticas como cierres perimetrales o toques de queda sin el aval de la Justicia, el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ha admitido este miércoles que "estaba convencido de que no íbamos a tener una quinta ola" de la pandemia del coronavirus, al tiempo que ha apuntado que según un estudio realizado este fin de semana, "el 63% de hospitalizados en Andalucía no están vacunados", algo que en parte sí da la razón a Marín.

En una entrevista en Canal Sur Televisión, recogida por Europa Press, Aguirre ha señalado que pese a la situación, y pese a un verano plagado de cierres de camas en los hospitales públicos, Andalucía está "con capacidad de chance a la hora de absorber posibles complicaciones sanitarias", toda vez que ha señalado que "siempre han sido críticos" sobre el decreto por el que se retiraban las mascarillas en la calle, porque "disminuía la percepción de riesgo, está transmitiendo que la cosa va muy bien y bajamos todos las defensas". "Ha sido un fallo del Gobierno que no midió o al menos no consultó con las CCAA el tema de las mascarillas", ha añadido, días después de que el propio presidente de la Junta, Juan Manuel Moreno, fuese cazado en una foto sin mascarilla y sin guardar distancia social.

"No pensamos que íbamos a tener esta quinta ola y estamos intentando amortiguarla de la mejor forma posible", ha añadido el titular de Salud, quien preguntado sobre el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud que se celebra este miércoles, ha apuntado que "cada una (comunidad) estamos haciendo de nuestra capa un sayo". "Al no haber una legislación clara, cada juez aplica la legislación vigente según le viene a entender", ha manifestado. Aguirre ha agregado que según los estudios prospectivos de los que disponen, "nos quedan días de incidencia acumulada alta, pero no se reflejará de forma tan temible en la presión asistencial y en la mortalidad".

En cuanto a la vacunación, el titular de Salud ha dicho que "va muy bien en España" y que por eso "pensábamos que no tendríamos esta quinta ola", toda vez que ha añadido que la franja de edad no vacunada "es la que ha disparado esta quinta ola y que se expanda el virus de forma tan rápida". Pero, ha insistido, "la vacunación es la solución" y Andalucía es la comunidad "con mayor porcentaje de vacunas puestas", para añadir que "esta semana ha bajado a la mitad el número de vacunas, sobre todo de Pfizer, y ya nos han comunicado que julio, agosto y septiembre seguiremos con unos niveles de llegada de vacunas más o menos a la mitad de lo que nos ha llegado en junio".

En este sentido, Aguirre ha dicho que la comunidad "no va a hacer una compra paralela de vacunas" y que es el Gobierno central el que "tiene que presionar" a nivel de Europa. Además, ha insistido en que sigue pidiendo "la parte alícuota" de vacunas que le corresponde a Andalucía según población.

El 63% de los ingresos, sin vacuna

Cuestionado sobre las declaraciones de este martes del vicepresidente de la Junta y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, sobre que el 72% de los pacientes andaluces que actualmente se encuentran ingresados en unidades de cuidados intensivos (UCI) son "negacionistas", Aguirre ha explicado que este fin de semana se hizo un estudio de la edad media de pacientes hospitalizados y en UCI, para ver "qué franja de edad tenían los que estaban llegando ahora".

"Cogimos los ingresos de este fin de semana, que fueron 102, miramos el volumen según franja de edad y si estaban vacunados o no, y vimos que el 63% de los ingresados no están vacunados, bien porque se les ha llamado y han declinado, porque no han podido por temas laborales o temas de localización, y otras veces son franjas que no hemos vacunado porque no ha llegado la edad de vacunación", ha precisado.

Ha añadido que en la franja de 60 a 69 años "tenemos un volumen aún importante de primovacunación, y no es que no quieran vacunarse, es que no les toca hasta que no cumplan las diez semanas con AstraZeneca, y tenemos un volumen de menores de 40 que están llamados con primovacunación o muchos, sencillamente, a los que no se ha llamado aún, o franjas de 30 a 20 a los que se está empezando a llamar, pero que no se les ha llamado y sin embargo están ocupando un espacio dentro de una cama hospitalaria".

Por último, y cuestionado sobre las estrategias de contención del virus, Aguirre ha recordado que "nos paramos en el 7 de mayo y tenemos las mismas medidas restrictivas", para añadir que mantienen reuniones continuas con el ocio nocturno "para que cumplan y están cumpliendo". Asimismo, ha informado de que este miércoles se reúne con la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) "para implicar a los ayuntamientos en la toma de decisiones".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído