El PP manipuló informes de Seguridad Nacional para culpar a Pedro Sánchez del coronavirus

Los populares tuvieron acceso a informes del Departamento de Seguridad Nacional que filtraron de forma sesgada para arremeter contra el Ejecutivo

El líder del PP, Pablo Casado, en una imagen reciente.
El líder del PP, Pablo Casado, en una imagen reciente.

El Partido Popular accedió a informes del Departamento de Seguridad Nacional (DSN), que luego filtró de forma incompleta para acusar al Ejecutivo de coalición de ignorar las recomendaciones de los expertos para hacer frente a la pandemia antes de su eclosión el pasado mes de marzo. Cuatro diputados populares, según cuenta El País, accedieron a finales de julio al búnker de Seguridad Nacional y examinaron durante varias horas los informes emitidos por este departamento, que se enviaron diariamente al presidente del Gobierno, a los cuatro vicepresidentes, nueve ministros y cinco secretarios de Estado.

Seis días después de la última visita de dos diputados y tres senadores del PP al búnker, donde examinaron más de 200 documentos, el diario El Mundo publicó que el presidente Pedro Sánchez recibió once alertas de este departamento avisando sobre la peligrosidad del coronavirus, entre el 24 de enero y el 14 de marzo, cuando se decretó el estado de alarma.

"El incremento de casos en las últimas horas ha sido mayor de lo habitual", recogió El Mundo. La frase procedía de la rueda de prensa que el día anterior ofreció Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias. La frase completa era: "El incremento de casos en las últimas horas ha sido mayor de lo habitual. Sin embargo, se trata de casos que se concentran en una comunidad autónoma y en dos núcleos de transmisión bien identificados. Por tanto, el riesgo de transmisión comunitario o el incremento de focos no conocidos o sin vínculo no han aumentado significativamente".

El Gobierno no tiene dudas de que la información filtrada procede del PP, ya que se ilustraba con notas tomadas por diputados del grupo popular, aunque también estuvo a disposición de Vox, que solo los leyeron, mientras que los populares tomaron notas. Macarena Olona, una de las diputadas de la formación de extrema derecha que tuvo acceso a los informes, escribió en Twitter: "Quien ha filtrado esta información demuestra que le preocupa muy poco la Seguridad Nacional. Quien ha interpretado y publicado los informes demuestra poco rigor con la realidad". 

Hay otras frases publicadas en prensa que se mostraron incompletas. “No se descarta que la cifra de fallecidos ascienda en las próximas horas”, se publicó. La frase continuaba, "conforme las comunidades autónomas vayan notificando al Ministerio de Sanidad nuevos casos”. El diario El País reseña que "el hecho de que diputados y senadores tuvieran que encerrarse en un búnker blindado para conocer una información disponible casi toda ella en la propia web" del organismo se entiende "desde la premisa de que las notas dirigidas a los miembros del Consejo de Seguridad Nacional son siempre reservadas, aunque no lo sea su contenido". O sea, que "lo que se silencia al evitar el acceso a estos informes no es que se difunda una noticia que ya es de conocimiento público, sino que se sepa que se ha considerado tan fiable y relevante como para comunicarla al presidente, quien ya no puede alegar que la ignora".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído