Marín coloca al abogado de un acusado de los ERE de Andalucía y de la madre del Cuco como alto cargo

El presidente Moreno nombra al frente de Patrimonio a un investigado a raíz de una querella de la Fiscalía por permitir colocar mosaicos en edificios BIC de Málaga

Moreno y Marín, en la inauguración del pabellón de Andalucía en la pasada edición de Fitur.
Moreno y Marín, en la inauguración del pabellón de Andalucía en la pasada edición de Fitur.

El PSOE-A ha urgido al Gobierno andaluz que comparten el PP-A y Ciudadanos (Cs), con el presidente Juanma Moreno y el vicepresidente Juan Marín a la cabeza, que dé explicaciones a cuenta de una serie de nombramientos, conocidos este pasado martes, que, a su juicio, podrían generar "colisión" de intereses privados y públicos, así como intereses de la persona nombrada y los de la Junta de Andalucía en algunos casos judiciales. En rueda de prensa, el portavoz parlamentario del PSOE-A, Mario Jiménez, se ha referido al nombramiento de Carlos Rodríguez Sierra como director general de la Oficina Judicial y Fiscal, quien ha ejercido hasta ahora como abogado del ex director general de Trabajo y Seguridad Social Francisco Javier Guerrero en la causa de los expedientes de regulación de empleo (ERE) presuntamente fraudulentos. Guerrero es el mayor acusado en este escándalo y fue la persona sobre la que su chófer declaró que gastó fondos públicos destinados a parados en cocaína. Igualmente, Rodríguez Sierra ha ejercido como abogado defensor de la madre del Cuco, implicado en el caso Marta del Castillo.

"No vamos a negar el derecho a la defensa de cualquier persona implicada en un procedimiento judicial pero se puede producir una confusión entre los intereses de unos y otros que creemos que merecen una explicación por parte del Gobierno andaluz", ha agregado Jiménez, que insiste en que "puede haber colisión de intereses entre la tarea que venían realizando y la que ahora van a tener que realizar al frente de la Consejería de Justicia".

Igualmente, el PSOE-A cree que el Ejecutivo de Moreno debe explicar el nombramiento del nuevo secretario general de Cultura, Fernando Francés, quien fuera director del Centro de Arte Contemporáneo de Málaga, investigado en las diligencias abiertas a raíz de la querella de la Fiscalía por los mosaicos del artista Invader colocados en edificios de la capital malagueña integrados como Bien de Interés Cultural (BIC).

Sobre este asunto, ha hecho hincapié en que "se le encarga una Secretaría General con rango de viceconsejería en la Consejería encargada de velar por el patrimonio histórico". Por todo, urgen explicaciones y avisa de que si no le satisfacen o no las ven coherentes, los socialistas presentarán las iniciativas que consideren más razonables, mientras advierte de elementos que "hacen pensar que hay nombramientos que no se corresponden con el interés general de Andalucía".

Jiménez también ha querido poner en valor que el Gobierno del PP-A y Cs "ha reincorporado a altos cargos que ejercían con el Ejecutivo del PSOE-A", lo que, en su opinión, "demuestra que eran magníficos profesionales que defendían el interés general de la Junta", así como tira por tierra el discurso de la derecha que "sistemáticamente cuestionaba los requisitos con los que se elegían los altos cargos".

De otro lado, Jiménez ha criticado el decreto de estructura al que dio luz verde este martes el Consejo de Gobierno pues demuestra, en su opinión, "desgobierno, caos, falta de capacidad a la hora de tomar decisiones y falta de diligencia de un gobierno absolutamente paralizado". Tras censurar que aún no se haya publicado aún el decreto por "falta de capacidad política y administrativa por parte del Gobierno para cumplir sus obligaciones", el portavoz del PSOE-A ha avisado de que "ha habido un proceso de bronca entre los socios de altísimo nivel".

"Parece que ha habido enfrentamientos muy serios entre el PP-A y Cs para imponer determinadas que al final han producido un caos competencial de un gobierno que ha hecho cosas empezando la casa por el tejado", ha proseguido antes de reprochar a sendas formaciones que esto ocurre porque "no son capaces ni tienen un proyecto político para Andalucía".

El resultado de esas "peleas por las competencias" ha dado lugar, en opinión de Jiménez, "a un organigrama caótico, con mezcla de competencias, duplicidades y competencias que desaparecen", a la par que ha criticado que este martes se publicara un nuevo decreto del presidente "de manera precipitada" que hacía una nueva resignación de las competencias de violencia de género, "planteando nuevas dudas" sobre las mismas.

"Ese caos y falta de diligencia lleva a una estructura que no compartimos ni a nivel organizativo, ni funcional, ni competencial, ni político, porque va a producir duplicidades y hay competencias que han desaparecido", ha agregado antes de apuntar que también se produce "una politización de los niveles superiores, pasando de 26 a 30 las Secretarías Generales políticas con rango de viceconsejerías".

Cs no valora el nombramiento de Francés y que no pide "carné"

Cs ha afirmado que "hasta que no haya sentencia y la Justicia siga su curso" no va a valorar el nombramiento del nuevo secretario general de Cultura, Fernando Francés, quien fuera director del Centro de Arte Contemporáneo de Málaga, investigado en las diligencias abiertas a raíz de la querella de la Fiscalía por los mosaicos del artista Invader colocados en edificios de la capital malagueña integrados como Bien de Interés Cultural (BIC).

Así se ha pronunciado en rueda de prensa, y a preguntas de los periodistas, el portavoz adjunto del grupo parlamentario de Cs, Francisco Carrillo, quien ha pedido prudencia y esperar "a ver cómo se desarrollan las informaciones" pues, a partir de ahí, "el partido tomará la decisión más oportuna acorde a sus acuerdos, a su ideario y a su código ético".

De este modo, ha destacado que la trayectoria de Cs, "desde el punto de vista de su código ético y de transparencia, demuestra que no hacemos excepciones", sino que en este caso son "prudentes" y no quiere tomar decisiones "sin tener toda la información" al respecto. En cualquier caso, Carrillo se ha mostrado convencido de que el partido naranja, llegado el momento, "tomará la mejor decisión acorde a nuestro código ético y al interés del conjunto de los ciudadanos".

Igualmente, sobre el nombramiento de Carlos Rodríguez Sierra ha subrayado que "una de las señas de identidad de Cs es que no miramos el carné ni las filias ideológicas". Por contra, el partido naranja apuesta por valorar a los profesionales "por su currículum, por sus méritos, su trayectoria, conocimientos y experiencia", de modo que "si todo eso lo pueden poner en valor para mejorar un ámbito concreto de gestión que redunde en el beneficio de los andaluces, es prioritario".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído