"Los jerezanos deben de estar orgullosos, todo lo que han logrado ha sido a pulmón, no se nos dio nada"

(2ª PARTE) Primera entrevista que concede, en un lustro, el ex alcalde de Jerez, Pedro Pacheco, a punto de cumplir 70 años, a un paso de recibir la libertad condicional por sus causas judiciales, y en el momento en que se cumplen 40 años de ayuntamientos democráticos y de que llegara a la Alcaldía

Pedro Pacheco, en su casa  y junto a una botella de oloroso 'Alcalde', días antes de la entrevista con lavozdelsur.es FOTO: RUBÉN CARRERA
Pedro Pacheco, en su casa y junto a una botella de oloroso 'Alcalde', días antes de la entrevista con lavozdelsur.es FOTO: RUBÉN CARRERA

Pedro Pacheco Herrera, alcalde de Jerez entre 1979 y 2003, responsable del urbanismo de la ciudad en los años previos a la grieta del pelotazo inmobiliario —2003-2007— y unos cuantos años más de final de trayecto político que desembocaron en lo que él llama “la pesadilla” o “la residencia”, rompe su silencio. Han pasado cinco años desde que concedió su última entrevista a un medio de comunicación, más allá de algunas declaraciones en algunas de sus salidas de permiso.

Una condena por dos casos de enchufismo, a la que se han sumado otras derivadas de su gestión al frente de la extinta Gerencia Municipal de Urbanismo, han supuesto para el veterano nacionalista andaluz un ingreso de tres años y medio prácticamente ininterrumpidos —casi sin permisos penitenciarios— en Puerto III, hasta que hace ahora un año obtuvo el tercer grado. Este 2 de abril cumplirá 70 años y, por ley, aguarda recibir la libertad condicional que le permita reabrir otra etapa en su vida. Quizás más familiar, más analítica y en segunda línea. Entre otras cosas, porque está inhabilitado para cargo público para el resto de su vida.

Él, en su senectud, más Pedro que Pacheco, habiendo purgado errores propios y ajenos, cada vez más lejos del personaje que se empeñó en mantener, aún alberga la esperanza de participar en la primera línea política. “Me encantaría que me quitaran esa losa y volver a ser concejal, y ayudar”. La entrevista se produce en su casa, apenas unos días antes de que se celebren los 40 años de ayuntamientos democráticos en España. Él fue uno de los que abanderó ese movimiento municipalista en una hornada política “irrepetible”, con mucha vocación y sin cobrar un duro, convirtiéndose en uno de los regidores más populares del país.

Durante hora y media de entrevista en exclusiva con lavozdelsur.es, Pacheco, que no rehúye preguntas y se muestra más autocrítico que nunca, solo pide que respetemos su delicada situación judicial, pendiente aún de un juicio en julio —para el que no le piden cárcel— y de una casación al Supremo por otra causa pendiente, así como de recibir la ansiada libertad condicional en apenas unas semanas. A continuación, reproducimos la segunda de las dos partes del encuentro mantenido con este medio de comunicación andaluz:

¿Entre sus errores como alcalde pudo estar un exceso de paternalismo y clientelismo por parte del Ayuntamiento?

Sí, también. Es que es la amenaza que siempre tenemos: el aspecto malo del clientelismo. Tienes que actuar y cumplir con las promesas que haces primero a tu sector, y luego al mayor número posible de ciudadanos. Ese clientelismo es bueno, pero el que usted me dice es el malo. En la acción política hay una línea muy sutil entre una cosa y la otra. Ya le digo, cometimos muchos errores, porque no éramos perfectos, pero porque nos poníamos en posturas tercas, eran confrontaciones del exterior con la ciudad y no podíamos perder el pulso, y la terquedad hizo que algunos proyectos fueran peor aceptados por la ciudadanía. Pero vamos, si nosotros con ese tren en marcha nos hubiésemos parado para preguntar si la gente quería una Feria sin coches…, imposible.

O una calle Larga peatonal…

Tenga en cuenta que nosotros tuvimos que ganar en los tribunales poder peatonalizar. Es que nos la jugamos. La calle Algarve también la ganamos frente a la antigua asociación de comerciantes San Dionisio. Imagínese los quebraderos de cabeza que nos trajo la política urbanística, cuando solo queríamos una atmósfera más agradable para la ciudad. Cuando entramos en el 79 estaba todo por hacer, empezamos por el centro de la ciudad, fuimos expandiéndonos más allá de la primera corona y las zonas adyacentes, tratamos los núcleos rurales y las entidades locales menores de una forma distinta, porque no se puede aplicar el mismo tratamiento a unidades tan dispares, y se nos fueron los años metidos en proyectos, proyectos y proyectos.

Recuerdo los tres aparcamientos del centro y a sus detractores, que decían que para qué aparcamientos. Si les hubiésemos hecho caso, Jerez no tendría hoy la agilidad para aparcar en el centro que tiene. Los hicimos los tres al mismo tiempo porque era la única forma de que la ciudad sufriera menos. Los técnicos nos decían: pasaremos una temporada regular, pero estarán los tres a la vez, y ahí los tienes. Decían que era una barbaridad. Cuando aparecen los enterramientos islámicos en la Puerta Real, cuando se construía el aparcamiento de la plaza del Arenal, una vecina me dijo una frase que siempre he contado: menos obras y más trabajo. Me causó tal impresión que la miré y me lo volvió a repetir. Cuántos opinarían como ella en ese momento. Da mucho que pensar.

De alguna manera sus gobiernos siempre estaban tapando los huecos laborales que había dejado el desmantelamiento de la industria bodeguera. De ahí viene, por ejemplo, el caos de las contrataciones masivas en el Ayuntamiento…

Ahí nos equivocamos. Suplir de esa forma por parte de un Ayuntamiento la ineficacia o la no intervención del Estado y de la Junta de Andalucía, fue un error. Al final hicimos una obra social, pero desde el principio fue un error. Eso de que en todo lo que acontecía en la ciudad el Ayuntamiento tenía que dar la cara, sí, y encabezamos muchas manifestaciones y encierros, pero es que no solo hicimos eso, es que asumimos todo. El pueblo de Jerez, a través del Ayuntamiento, tuvo que paliar y zurcir las costuras que el tema Rumasa, por ejemplo, provocó a la ciudad. Eso fue un error. Visto hoy es un error. El Ayuntamiento no está, con los pocos medios que tiene, para llegar a dónde llegamos. Pero, ¿qué hacíamos? ¿Cruzarnos de brazos? ¿Coger un autobús e irnos a Madrid? Decidimos lo otro. ¿No fue correcto? Mirando hacia atrás, hoy en día… es fácil decirlo. Pero es que a Jerez la dejaron abandonada, también porque las siglas eran PSA.

Contrataciones en el Ayuntamiento de Jerez: "Ahí nos equivocamos. Suplir de esa forma por parte de un Ayuntamiento la ineficacia o la no intervención del Estado y de la Junta de Andalucía, fue un error"

¿Esa ha sido la gran losa de Jerez o ha habido, además, otros condicionantes partidistas?

A Jerez le han hecho la vida imposible. Los gobiernos provinciales y autonómicos, le han hecho la vida imposible. Todo lo que Jerez ha conseguido ha sido por su propio esfuerzo. ¿Qué nos cayera una subvención? Eso era un mirlo blanco; y no por no pedirla, ¿eh? Yo decía que Andalucía era un mar de capullos, excepto Córdoba y Jerez. El PSOE estaba en plena hegemonía y nos hizo la vida imposible. En Los Garciagos, los parcelistas tuvieron apoyo del señor Borbolla para ir contra el proyecto de Sherryworld, y luego continuó el señor Chaves, que nos puso una demanda y la ganamos.

Cuando Samaranch le dice a los catalanes que solo faltaba que tuvieran la Fórmula 1 para presentar la candidatura a los Juegos Olímpicos, Maragall llama al señor Borbolla, y éste se desentiende. Y se queda sola Jerez luchando hasta contra González Byass, que no fue capaz de decir: si no es en Jerez, yo no me voy a Cataluña. Pero es que nos quedamos solos. Sin ayuda del Gobierno porque no éramos PSOE, y hasta de González Byass, que se llevó la publicidad a Cataluña. O sea, los jerezanos se pueden sentir orgullosos porque la mayoría de las cosas que se han hecho han sido fruto de su propio esfuerzo. Casi nadie os ha dado nada. El circuito, después de muchos meses funcionando, recibió 75 millones de pesetas, y nos negaron el canon durante años y por sistema. Basta que Pacheco dejara la Alcaldía para que llegara la financiación. Increíble.

El Campus, Villamarta, la elevación del tren… casi todos los grandes proyectos de transformación y progreso fueron a pulmón…

A pulmón. Yo creo que los jerezanos deben de estar orgullosos porque todo lo que lograron ha sido a pulmón, con su esfuerzo, no se nos dio nada. Esa es otra vertiente, negativa, de la política clientelista: no te doy porque no eres de mi partido.

El futuro son las ciudades, de una forma unida, y son las que van a responder a los retos que se nos presentan

En la última década se ha comprobado como la llegada del bipartidismo y la alternancia al Ayuntamiento de Jerez no mejoró mucho las cosas.

Desgraciadamente, ha sido un desastre. Era muy difícil, y había que echarle muchas horas y capacidad, mantener el ritmo que nosotros imprimimos a la ciudad en los primeros 24 años. Luego vino la incompetencia, la dejadez, las miserias… ahí está. La deriva que empezó la ciudad. Desde 2004, con cambio de siglas, mire cómo está la ciudad.

Visto lo visto, ¿tienen hoy más sentido que nunca los movimientos municipalistas, gente que solo esté preocupada por el futuro de la ciudad que habita, no de lo que mandan en su partido o de sus aspiraciones dentro de su organización política?

Yo creo que sí. Aún no hemos conseguido el 25% de la financiación estatal para los ayuntamientos, que era el objetivo del año 79. Siendo los polos de desarrollo cultural, social y económico, el futuro está en el impulso de las ciudades. El futuro son las ciudades, de una forma unida, y son las que van a responder a los retos que se nos presentan

Retrato del ex alcalde de Jerez durante 24 años. FOTO: RUBÉN CARRERA

Pero al final en los diferentes gobiernos locales a lo que se responde es ante la jerarquía partidista.

El futuro está en las ciudades. Y tendrán que afrontar unos retos y tener unos ingresos suficientes. Asumimos muchas competencias que no eran nuestras. 

¿Ese futuro pasa por menos competencias municipales?

Es que asumimos competencias sin ingresos, y tuvimos que afrontarlas. El empleo, las demandas vecinales, la labor social, la igualdad, y lo otro, y lo otro, y lo otro… Invadimos competencias que no eran nuestras, pero todo era por la presión que teníamos. ¿Qué, esperábamos a que la Junta lo hiciera? Imposible. Esa historia está recogida por los medios de comunicación. Era una actitud sectaria y partidista.

¿Usted nunca cayó en eso?

Seguramente. También caeríamos en eso.

¿Estar ahí, en el poder, es una gran trampa, le hace rehén de sus propias contradicciones?

Por cierto, hablando de trampa, cuando este que está hablando con ustedes dejó la Alcaldía había 112 millones de deuda. Ahora hay unos mil millones, con ERE municipal y habiéndose vendido la joya de la corona, que es el agua. Quisiera como ciudadano saber cómo se ha pasado a eso, alguien tendrá que rendir cuentas, ¿no?

Cuando este que está hablando con ustedes dejó la Alcaldía había 112 millones de deuda. Ahora hay unos mil millones, con ERE municipal y habiéndose vendido la joya de la corona, que es el agua. Quisiera como ciudadano saber cómo se ha pasado a eso

¿Ha pagado su cuota de responsabilidad en esto?

Por supuesto. Pero vamos, que aquí alguien tendrá que responder, ¿no? ¿Qué se hizo con el ERE y qué fin perseguía? ¿Qué se hizo con el dinero del agua? Hay muchas cosas que aclarar y al final se aclara todo, por mucho que intentes irte a Madrid.

¿Se ha sentido utilizado por el bipartidismo en todos estos años?

Sí, sí, sí...

¿Le pedían muchos favores?

Por supuesto, nosotros hemos mantenido gobiernos en la Diputación provincial, que el señor Rafael Román no lo aclara en el libro que ha sacado, pero nos negábamos a que la derecha dirigiera la provincia de Cádiz. Está claro. Y el nacionalismo andaluz también apoyó al señor Chaves. Cuando nos pedían altura de miras, hemos estado, pero al revés… je, je, je… Ese maltrato que dieron a Jerez en casi todos los aspectos lo tengo guardaíto en el corazón. Lo más claro era el tema del canon de las motos y de la Fórmula 1. Eso sí, cuando llegaba el Gran Premio teníamos que dar 50 invitaciones, venía medio gobierno (ríe)… ¿Cómo puedes pedir 50 invitaciones habiendo negado el canon una semana antes? Hay que tener cara, ¿eh?

De todas esas transformaciones que hablaba, de cuál está más orgulloso y de cuál menos. Un ejemplo de esto último: está claro que con el centro histórico no se hicieron las cosas muy bien…

Es que no se terminó. Es otra cosa que tengo guardaíta en el corazón, el maltrato que se le está dando al centro histórico.

PSOE andaluz: " Cuando nos pedían altura de miras, hemos estado, pero al revés… je, je, je… Ese maltrato que dieron a Jerez en casi todos los aspectos lo tengo guardaíto en el corazón"

¿Usted no fue responsable de haber agravado esta situación?

Nosotros hicimos unas infraestructuras impresionantes. Ahí no había ni alcantarillado, luego empezamos a recuperar palacios, compramos casas, hicimos viviendas, pero solos, solos, solos. Y sin instrumentos legales muy claros. Luego surgieron en el Urbanismo las famosas TAU, las transferencias de aprovechamientos urbanísticos, pero empezamos sin tener esas técnicas ya legalizadas. O sea, lo que pasa que faltó una continuidad, el diseño de la Ciudad del Flamenco era una especie de Guggenheim para la ciudad, era dar el aldabonazo para concentrar actividades importantes en el centro, pero se frustró, se lo cargaron mis herederos o mis sucesores. Ahora han puesto una torta de hormigón y me imagino que cuando llueva más pues saldrá para arriba, pero vamos, eso no es la Ciudad del Flamenco, por favor. Viene la Semana Santa y no sé qué centro histórico podemos enseñar a los que vienen a disfrutar de nuestros desfiles procesionales.

 ¿No hubo demasiada obsesión por expandir la ciudad, al calor del pelotazo inmobiliario, no se debió mirar más al centro?

Sí, pero como las técnicas para intervenir en la ciudad consolidada no eran tan claras y tan ágiles, como en los nuevos desarrollos, no era fácil. Pero se pusieron en marcha el registro municipal de solares, que tardabas cuatro años en expropiar, y el inventario de patrimonio. Los instrumentos legales de entonces, sobre todo, regulaban los nuevos crecimientos, no estaba tan claros para operar en el centro histórico, salvo comprar, y compramos cosas como aquel hotel dentro del Alcázar, que destrozó yacimientos en una época oscura de la historia de España. Fue un uso de la goma-2 con fines culturales (ríe) y estuve presente viéndolo desde la casa de enfrente. Llevamos las cartas boca arriba y no dudamos, dijimos demolición y fuimos muy valientes.

https://youtu.be/FsVsUTQvM-U

También derribó un chalé que desembocó en la mayor movilización popular que tuvo esta ciudad…

Con la famosa frase, ¿no? La Justicia es un cachondeo…

¿Pisó muchos callos a ciertos señores feudales que había en esta ciudad?

Ja, ja, ja… Eso fue una torpeza. Y no del cantante, sino de sus familiares. Él estaba en una actitud distinta, pero le cogió una época en la que viajaba mucho y sus familiares hicieron lo contrario de lo que él y yo hablamos. El chalé de Bertín en realidad no era de Bertín, y él en la reunión que tuvo conmigo tuvo una actitud magnífica, lo que pasa es que se fue a cumplir con sus compromisos profesionales y los portavoces aquí hicieron todo lo contrario. Y luego el desenlace de la Audiencia de Sevilla fue un desastre, ¿no? Decir los abogados de este señor en una comida no te vayas a dar mucha prisa en intentar derribar el chalé porque viene un auto para impedírtelo… Joder, qué buena información privilegiada, ¿no? (Ríe) ¿Cómo lo podían saber…? Y se formó un guirigay impresionante. Imagínese que en esa época ya habíamos derribado siete, ocho o nueve casas de gente humilde y cómo curiosamente el poderoso recibe protección. Imagínese el estado de cabreo que teníamos.

En todo proyecto político debe haber una ideología que lo alimente. No vale cualquier ideología para hacer un proyecto

Los casos de corrupción a todos los niveles han puesto diques y controles a las administraciones públicas hasta hace no tanto impensables. ¿Era necesaria más transparencia, el alcalde sabía siempre lo que firmaba?

Y ahora se ha pasado a lo contrario: no hay quién firme. ¿Quién paga eso? El administrado y los técnicos, que no se arriesgan en absoluto. ¿Qué se ha conseguido? Por un lado, regular bastante el tema, pero por otro, provocar una ineficacia que al final es muy dañina. Cuántos expedientes se retrasan más de la cuenta y ponen en solfa una posible inversión… Esta ineficacia puede provocar daños terribles, ¿eh? Hay que hacer una especie de contrapeso porque al final hablamos de entidades políticas que prestan servicios importantes para la ciudadanía, no son solo prestadoras de servicios, son entidades políticas. En el Ayuntamiento de Jerez últimamente no se hace política y solo son suministradores de servicios a los ciudadanos;para eso no hace falta hacer ni listas, ni elecciones, se ficha a un buen manager y lleva el Ayuntamiento como si fuera una empresa. La clase política ha perdido su función política y se ha convertido en mera prestadora.

¿No hay ideología en la gestión municipal?

En todo proyecto político debe haber una ideología que lo alimente. No vale cualquier ideología para hacer un proyecto. Por tanto, el que crea que votando equis lista va a llevar adelante el programa político que presenta… a nivel local, es muy difícil, y las condiciones no se dan para que el Ayuntamiento sea, además de, una entidad fuertemente política. En los plenos se echan en falta debates políticos, no solo cosas mecánicas. Si no hay debate en el Ayuntamiento que irradie hacia otros instrumentos que hay en la ciudad… Debate no es la marea negra encima de los adoquines… No se debatió tranvía sí o no y hay quien intentó hacer eso y romper la ciudad, menos mal que lo paramos… Alguien consiguió unos fondos en Europa y metió a ciudades en un lío… por ejemplo, en San Fernando. El tranvía de Chiclana a Cádiz no se acabará nunca y tampoco hubo debate.

Y ante esto, ¿no puede algún aludido responder lo mismo que decía usted antes, que esa inercia de la gestión diaria no le permite mucho margen para la consulta ciudadana?

Pero es que meter como querían el tranvía en Jerez era un destrozo mayor que el que se ha hecho en San Fernando.

No era muy disciplinado, la verdad, también lo reconozco. Pero nunca me fui del nacionalismo andaluz, ¿eh? No me fui a otro. Y además, escúcheme, con buenas ofertas a las que les dije que ni hablar

¿No cree que falta, aparte de ideología, más perspectiva, más largoplacismo?

Porque no hay una entidad política. En la Transición se obvió el valor de los ayuntamientos y lo que hubiera procedido es hacer primero las elecciones municipales, e ir subiendo. ¿Sabe quiénes se opusieron? Los partidos de izquierdas. Porque veían que el poder fuerte de un alcalde podía doblar la disciplina o la jerarquía del partido. Y se empezó la casa por el tejado. De hecho, hubo dos elecciones generales y a la tercera fueron las municipales. Todo dentro de un orden y siempre vigilando el dictador por la lucecita de El Pardo. Su larga mano ha durado muchíiiiisimo tiempo.

Una cosa también tendrá que admitir: usted nunca fue un hombre de partido.

No… Sí era de partido, lo que pasa que era muy contestón (risas). No era muy disciplinado, la verdad, también lo reconozco. Pero nunca me fui del nacionalismo andaluz, ¿eh? No me fui a otro. Y además, escúcheme, con buenas ofertas a las que les dije que ni hablar.

¿Cuándo empezó la deriva del andalucismo?

Creo que empezó cuando conseguimos tanto éxito electoral. No supimos digerirlo.

Murieron de éxito.

Nos desviamos un poco cuando sacamos parlamentarios aquí, dos en Cataluña, empezamos a tomar poder, y ya…

Otro detalle de Pacheco. FOTO: RUBÉN CARRERA

Los giros conservadores.

Pero conservadores más bien por tacticismo, para adaptarse a la política existente. También había mucho temor de que cuajara un nacionalismo andaluz, que fuera orilla con el norte de África… No éramos muy bien vistos y luego el problema que tuvimos es que los líderes del PSOE eran todos de Sevilla, ¿quién iba a decir que no era andaluz? ¿Cómo no iba a ser un partido andaluz si sus líderes eran de Sevilla? Pero hay una cosa en la que los periodistas tenéis que darme la razón: a nosotros, el ciudadano nos ha tratado muy duro respecto al tratamiento a otros partidos. Una dureza excesiva.

Dentro, hubo puñaladas como en casi todos los partidos. ¿Se reencontró con Rojas Marcos?

Nos hemos visto y hemos hablado muchísimo. Siempre dije que era un activo fantástico del nacionalismo andaluz, y eso no lo estoy descubriendo ni muchísimo menos. Tuvimos nuestros más y nuestro menos estratégicos y tal, pero eso ya se cerró. Pero vuelvo a decir que el tratamiento que a este partido le ha dado la ciudadanía ha sido el más duro; y no sé por qué. Quizás algún día se estudie en las universidades y sepamos por qué.  

¿Y Cataluña, cómo se resuelve?

Es un tema que tiene culpables y uno está ahora de registrador. Se lavó las manos como Pilatos y mandó a los policías, los fiscales y los jueces cuando ese era un tema político. Y si la ETA ha durado 72 años, échele usted a lo de Cataluña un siglo mínimo. Con el agravante de que, mientras que el País Vasco es igual que la provincia de Cádiz y tiene un peso muy relativo en el PIB, Cataluña es casi el 20%, luego el tratamiento injusto que tenga el País Vasco no se puede extrapolar hacia Cataluña. Las arcas españolas no lo admiten, el país se hundiría. Pero es que eso es en el tema económico; en lo político, o se hace un pacto, se moderniza la Constitución y se redefine qué tipo de federalismo tenemos, o será un conflicto diario.

Una parte y otra, o al menos ciertos partidos, están muy cómodos con todo esto.

Claro, les viene muy bien como fuente de votos y por eso siguen avivando el fuego, ensalzando un nacionalismo estatal propio de la época de Franco. La historia no se repite, pero a veces parece que coincide. Este intento de las tres derechas, que lo tienen todo pactado, de encabezar una Transición… pero ¿cuántas va a haber, si la primera y única que hubo la dirigieron desde El Pardo durante muchísimos años? Nos colaron la monarquía sin debate ninguno. Eso no se toca, esto no se toca y no hay un tema que se toque nunca. 

¿Qué perspectiva electoral tiene?

Mi perspectiva es que el bloque de Pedro Sánchez va a ganar. Digo bloque si vuelven a repetir el que logró echar a Rajoy. Tampoco tengo muchos datos. Y creo que las tres derechas lo tienen todo pactado y van a ir juntitos a todos lados. Y no vamos a cometer el error de nombrar a algunos partidos.

Es una estrategia global: Trump, Bolsonaro…

Pero amparada por el sistema económico que tenemos. Yo espero que triunfe el bloque que echó a Rajoy y que la derecha descanse mucho tiempo en la oposición porque tiene que modernizarse y sanearse de cosas como la Gürtel y de tantos casos como surgen cada día. Y eso es mejor en la oposición; la catarsis hay que hacerla ahí. Ahí hace mucho frío, ¿eh?

¿Y a nivel local?

De lo local estoy un poco alejado. En este periodo que he estado en la residencia he visto eso, que la ciudad va hacia abajo, que no se han puesto en marcha planes de los muchos que hay y hay que actualizar; echo en falta una máquina tractora importante que tire hacia un objetivo concreto y monte a muchísima gente ahí, y estoy muy preocupado. Esta ciudad era un punto de referencia en muchas cosas…

¿No ha visto avances de un tiempo a esta parte?

Es que yo estos tres últimos años… he visto muy poco.

https://youtu.be/8j5-2Cbgb7E

¿Y qué pueden esperar los jerezanos?

Es raro que una ciudad esté gobernada por seis concejales, pero lo que yo digo es, ¿dónde están las propuestas alternativas de la oposición en estos últimos cuatro años? ¿Ahora hay muchas propuestas? ¿Por qué no se sacaron antes si sumaban también mayoría? ¿Qué han dejado adrede que la ciudad vaya como la cuesta de la Alcubilla? ¿Eso es querer a Jerez?

¿Se refiere a PP y Cs?

Claro. Yo quiero saber dónde está la oposición. Porque aquí ha habido seis personas gobernando, pero ¿y el resto? ¿Qué propuesta han hecho seria para evitar que Jerez esté así? ¿Dónde están los planes? Con haber tirado de los planes que dejamos hechos y se hubiesen actualizado con cinco o seis propuestas, se hubiera montado todo el mundo en el mismo carro. Con una ciudad hecha, que siempre hay que mantener, gestionar da muchos votos. Pero es que ya no se puede hacer otra ciudad nueva. Es imposible. Ni se puede hacer otro Circuito, ni otro estadio de Chapín, ni tantas cosas que se han hecho… Lo que hay es que mantenerlas. Estoy expectante por ver qué propuestas hace la oposición y saber por qué no las han hecho en estos cuatro años. ¿Dónde estaban? Una ciudad no se puede gobernar con seis personas de muy buena voluntad en un pleno con 27 concejales. Es imposible.

Pedro Sánchez y el PSOE-A: "No soy un admirador de ese señor en absoluto, pero siendo objetivos, tiene un problema que tiene que limpiar cuanto antes: el susanismo

Aun así, se ha llegado hasta aquí.

Bueno, eso es un mérito, ¿no? Han sobrevivido con una oposición fantasma. Es mi opinión, ¿eh? Releyendo cosas que han pasado porque yo no he estado. Pero no ha habido alternativa. La ciudad con las dos sucesoras de los gobiernos de Pacheco cogió un camino decadente.

Para algún candidato, la sombra de Pacheco sigue siendo muy alargada…

Sí, lo sé. (Silencio) Que la ciudadanía nos libre del fascismo. Que la ciudadanía sea seria y sensata y nos libre de los fascismos.

¿Es una llamada a la movilización?

Que no se queden más en sus casas o se vayan a Valdelagrana, hombre.

8M: "Son más numerosas y más inteligentes. No hay fuerza para oponerse a eso, es una bola de nieve que ha empezado a bajar por una pendiente y eso no hay quien lo frene. Por fin.

Ya lo vimos en Andalucía.

Pf, en Andalucía el señor Sánchez tiene un problema que tiene que resolver y es desatascar el tema mandando al paro a casi todos sus dirigentes andaluces. Hay una cosa muy grave, veo que se presenta en Madrid un libro del señor Guerra para meterse con el señor Sánchez y provocar el jolgorio de todos los fachas que había allí. Increíble. No soy un admirador de ese señor en absoluto, pero siendo objetivos, tiene un problema que tiene que limpiar cuanto antes: el susanismo. Y el partido tendrá que revisar esas cosas: ¿escoger un parlamento para meterte con el líder de tu partido, que está gobernando, y provocar las risotadas de parlamentarios del PP?, eso es muy grave.

¿Cómo valora el movimiento feminista?

Eso es irrefrenable. Son más numerosas y más inteligentes. No hay fuerza para oponerse a eso, es una bola de nieve que ha empezado a bajar por una pendiente y eso no hay quien lo frene. Por fin.

Jerez tuvo una de las primeras delegaciones municipales de Igualdad de España.

Me alegro que fuéramos pioneros.

 ¿Lo hacía convencido?

Sí. Si no, no lo hubiera hecho. Había muy buenas mujeres y muy buenos equipos en mis gobiernos y no creo que con posterioridad a 2004 se hayan repetido la calidad de esos gobiernos que tuve la suerte de coordinar. No está ni un Reyes, ni un Fustegueras, ni un Carrión, ni el difunto Valle, Marina, Rosa, Toñi Asencio… Es que no hay; ha habido mucha bajada en la calidad de los dirigentes políticos, dicho con todo el respeto y hablando de políticos, no de personas.

En abril del 79, en la antigua La Voz del Sur, la primera pregunta de la primera entrevista que concedió al ser elegido alcalde fue: ¿y ahora qué, alcalde? 40 años después, le repito la pregunta: ¿y ahora qué...?

Se me abre un futuro que espero disfrutar. Tengo 70 años, pero la ropa, repito, es la que es vieja, uno no. Estoy sondeando temas laborales si es posible, temas sociales, intento poner en marcha una fundación Pedro Pacheco… Quieto no. Soy muy inquieto y me gusta emprender cosas.

¿La maratón sigue?

Sigue. Estoy cogiendo la forma, ¿eh? Igual un día me ve usted corriendo a las seis y media y me  encuentro más de una sorpresa (je, je, je). Hay quien me copia hasta en lo del maratón…

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído