Ganemos apurará las opciones de confluir con la izquierda en Jerez mientras ya planea su candidatura en solitario

La agrupación municipalista asiste como convidado de piedra a las negociaciones preelectorales de Podemos e IU, al tiempo que traza su propia hoja de ruta si la convergencia fracasa: "Hay que concretar 'líneas rojas' si al final fuésemos solos"

Un momento de la asamblea de Ganemos celebrada en mayo pasado. / MANU GARCÍA.
Un momento de la asamblea de Ganemos celebrada en mayo pasado. / MANU GARCÍA.

Ganemos es la organización política que con mayor claridad se ha posicionado a favor de la convergencia de formaciones de izquierdas en Jerez con vistas a las elecciones municipales del próximo año. Sin embargo, unos cuatros meses después de urgir a los otros dos posibles socios, Podemos e Izquierda Unida, acerca de la necesidad de avanzar en este sentido, todo sigue más o menos igual. Emplazados hasta el cierre de un acuerdo marco a escala local entre las otras dos formaciones en liza —que está previsto que se concrete a la vuelta del verano— lo único evidente es que el tiempo avanza y cada vez hay menos margen para trazar estrategias conjuntas. Si PSOE y PP ya tienen en juego a sus candidatos, Mamen Sánchez y Antonio Saldaña, respectivamente, la izquierda jerezana aún sigue debatiéndose entre las opciones de convergencia o fractura.

En este contexto, es ya público y notorio en los círculos políticos de la ciudad que la agrupación municipalista cada vez piensa más en la opción de concurrir en solitario, a lo que ayuda también los últimos acontecimientos vividos en IU —con la renuncia de una de sus dos concejales en el pleno, Ana Fernández, y la dimisión también de otro miembro de la coordinadora local, Sebastián Chilla—, así como la fractura interna que ha registrado Podemos a raíz de las pasadas primarias andaluzas, donde la figura de Teresa Rodríguez salió reforzada en Andalucía pero está por ver si también el proyecto político general.

"Queremos que se respeten los procesos democráticos", advierten desde Ganemos. Efectivamente, la agrupación de electores, con cinco concejales en el pleno, más de 14.600 votos en los pasados comicios de 2015, y una importante fuente de financiación gracias, fundamentalmente, a los ingresos que percibe por su diputada en la institución provincial, no quiere ser mera comparsa en un proceso en el que parece asistir como convidada de piedra. La falta de interés o empuje para conformar este bloque amplio de izquierdas en la ciudad salta a la vista si se observa como el tiempo pasa sin apenas avances. "Parece que IU se conformaría con los dos concejales que obtuvo en 2015, y Podemos no quiere oír ni hablar de un posible acuerdo de gobierno posterior con el PSOE", abundan desde una formación surgida, como en otras ciudades, al calor del movimiento del 15-M.

En una asamblea celebrada a finales de mayo pasado, ya la militancia de Ganemos dejó claro que la opción de concurrir en solitario cobra fuerza. De hecho, en el acta de dicha asamblea ya se recogen planteamientos que indican el camino: "Concretar líneas rojas si al final fuéramos solos" y "separación clara entre Ganemos y Podemos, para que no haya ninguna confusión entre ambos". Por el contrario, en esa misma asamblea sí quedaba nítida la voluntad de Ganemos para de alguna manera forzar la convergencia política. Entre las propuestas en este sentido, "hacer un vídeo proconfluencia; tomar la iniciativa de la confluencia con Podemos e IU y otros colectivos; un mayor acercamiento institucional con IU y Podemos, que no se ha producido, de manera más formal; ir trabajando qué acordar y qué no de cara a la confluencia en el seno de Ganemos; acelerar el proceso de confluencia; salir a la calle a informar de lo que hemos hecho y propuesto; y comparar el Programa de Gobierno Ciudadano de 2015, y elaborar uno para 2019, solo Ganemos o conjuntamente con las otras fuerzas".

Por ahora, los espacios de trabajo en común brillan por su ausencia y solo los cafelitos y cervezas de mediodía alimentan la posibilidad de que pueda llegarse a la campaña de las municipales de 2019 con un proyecto político conjunto. Las diferencias y lo que separa a las tres organizaciones parece que sigue pesando más que lo que une. Lejos de armar un programa de gobierno, tanto Podemos como IU siguen enfrascados en un debate de listas y escenarios poselectorales, lo que está provocando que el tiempo pase y las opciones se reduzcan. De ello es consciente el núcleo duro de Ganemos que considera que su proyecto político está maduro en la ciudad, como ya han advertido públicamente en más de una ocasión en el último medio año, y hasta cierto punto podría ser rentable electoralmente concurrir en solitario.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído