El consejero andaluz de Salud: "Nadie estaba preparado para esto, ni nosotros, ni nadie"

Aguirre, el pasado viernes en el Parlamento Andaluz. FOTO: PARLAMENTO
Aguirre, el pasado viernes en el Parlamento Andaluz. FOTO: PARLAMENTO

"¿Que podíamos haberlo hecho mejor? Por supuesto que podíamos haberlo hecho mejor. Y si ha habido algún fallo entono el mea culpa. Pido perdón, no se me caen los anillos por pedir perdón. Igual que nos pasó con la listeria, y de ahí sacamos unas conclusiones que las implementamos en el abordaje del coronavirus, y de aquí sacaremos conclusiones". El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, admitió el pasado viernes en el Parlamento de Andalucía errores en la gestión de la crisis por parte del Gobierno autonómico, fruto sobre todo de que "nadie estaba preparado para esto, ni nosotros, ni nadie".

En su segunda intervención durante su comparecencia en la Diputación Permanente de la Cámara andaluza, Aguirre, en un gesto político que le honra y que prácticamente es inédito entre la clase política española desde que arrancó la terrible pandemia, ha asegurado: "Si hay algún culpable es el consejero, yo tengo un pedazo de equipo que trabaja y echa más horas que un reloj. Y si hay algún culpable, soy yo. Todos tenemos capacidad de mejora y el que no lo reconozca, peor para él, porque jamás va a progresar adecuadamente". "La solución son los test masivos, lo dije desde el primer día, y los estamos haciendo, para el martes o el miércoles acabaremos con los test masivos al personal sanitario", ha avanzado.

Igualmente, el consejero andaluz ha advertido de que hay que estar "totalmente preparados" para un escenario con un pico máximo de hasta "22.000" contagiados por el coronavirus Covid-19 en Andalucía, si bien espera que no se alcance esa cifra. Muy superior a los 9 o 15.000 contagios que se han ido manejando hasta ahora. Aun así, niega que haya habido colapso en el sistema sanitario público andaluz, poniendo el ejemplo de que "no hemos tenido que tirar ni de liberados sindicales, ni de jubilados. Con bolsa de contratación hemos tenido más que suficiente, con 5.600 contratos nuevos que hemos hecho, que se van a mantener, en los casos que estén vinculados al tema Covid-19, hasta final de junio", ha dicho

El consejero ha recordado, en su primera intervención, que, según los últimos datos conocidos, con más de 13.000 casos positivos confirmados en Andalucía y 1.145 fallecidos, los datos de incidencia de la pandemia están "muy por debajo de la media de España, que está en 84,53 casos por 100.000 habitantes, y de la de Madrid, de 186 por 100.000 habitantes, según ha detallado el consejero, que ha querido tratar "con mucha prudencia" esta cifra. Ha agregado además que en Andalucía aún hay "un colchón muy importante de maniobra" en relación a la ocupación de las UCI, pero ha advertido de que "no sabemos qué evolución va a tener" esta pandemia y "cuándo va a ser el pico máximo".

"De ahí que tenemos que estar totalmente preparados por si llegamos a 9.000, 15.000 o 22.000 casos", según ha manifestado el consejero, quien al respecto ha defendido que por parte de la Junta lo tienen "todo medianamente planificado", y ha dicho que espera que la curva de contagios "esté decreciendo de aquí a uno, dos, tres, cuatro días, como dicen los expertos".

"Tenemos preparado un desconfinamiento para Andalucía en el que han trabajado todas las consejerías y lo presentaré el lunes al Ministerio de Sanidad como propuesta nuestra. Por supuesto, dependeremos de lo que diga Madrid. Tenemos el cronograma de cada parte del desconfinamiento". "Es muy dura la cifra de fallecidos (...) me siento un poco culpable como consejero, me siento culpable de, a lo mejor, no haber hecho todo lo que podíamos hacer, y mira que hemos hecho todo lo que hemos podido; mi madre me enseñó a que pedir una vez perdón es de hombre, lo mismo que llorar, y no pasa absolutamente nada, soy como soy y se acabó".

Por último, ha querido lanzar un mensaje de unidad que ha sido recibido entre aplausos: "En esto vamos todos juntos, con el Gobierno central, todos formamos un magnífico equipo, y Andalucía será lo que entre todos decidamos, en salud pública no caben disputas políticas. La esperanza es que el número de curados es que vamos progresando adecuadamente".

El PSOE pide "información y transparencia"

En el turno de intervención de los grupos, el portavoz parlamentario adjunto del PSOE-A Rodrigo Sánchez Haro ha puesto por delante la lealtad de su grupo ante esta crisis, pero ha demandado "información y transparencia" en los datos, en concreto, en lo relativo a casos positivos por coronavirus en los municipios.

"Nos preocupa la descoordinación entre los distintos centros sanitarios y la opacidad en datos a ayuntamientos", ha subrayado, y ha trasladado también su preocupación por la situación de las residencias de mayores, así como las medidas de seguridad en la ayuda a domicilio. En cuanto a la sanidad privada, ha pedido saber cuántos enfermos de coronavirus han tratado en este ámbito y ha criticado que "la Junta prefiera medicalizar hoteles, algo muy costoso, antes que recurrir a la sanidad privada".

El portavoz parlamentario del PP-A, José Antonio Nieto, ha llamado a tener, en un momento en que "hemos superado a nivel nacional las muertes respecto a China", un debate basado en "la responsabilidad, el compromiso y atender a la gente" frente a mensajes de "demagogia, que siempre están en contra y que buscan la manera de enturbiar con un mensaje político que ahora no toca".

Así, ha pedido "rigor y responsabilidad" teniendo en cuenta que "Andalucía está haciendo bien su trabajo", al tener "un 18% de población, pero un poco más del seis por ciento de contagios y poco más del tres por ciento de fallecidos". De esta manera, ha valorado que "la Junta siga llevando la delantera para frenar esta epidemia".

En nombre de Ciudadanos, (Cs), el diputado Francisco Carrillo, tras valorar la gestión de la Consejería de Salud y el trabajo de sanitarios, de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y de más profesionales que batallan contra el coronavirus, ha pedido elevar el debate político ante esta situación y "responsabilidad" a los representantes públicos, al tiempo que ha destacado la lealtad de la Junta con el Ejecutivo central. "La lealtad debe ser recíproca", ha apostillado.

Por su parte, la presidenta del grupo de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez, ha llamado la atención sobre "la llamada de auxilio y casi de pánico" de profesionales "exhaustos, con mucho miedo al contagio y que demandan EPI", y ha reprochado que haya profesionales parados y la Junta "opte por liberados sindicales voluntarios". Además, ha trasladado su preocupación por las consecuencias que podrá conllevar esta crisis en el sistema sanitario y el efecto en el resto de pacientes que no son de coronavirus.

Finalmente, el portavoz parlamentario de Vox, Alejandro Hernández, ha expresado la confianza de su grupo en el consejero y su equipo porque son "profesionales del sector" sanitario, pero también por eso serán "más exigentes que quizá el resto de grupos" a la hora de enjuiciar su labor. En esa línea, le ha pedido que aclare si los sanitarios de la comunidad cuentan con los equipos de protección "necesarios", así como las razones por las que no se han realizado los test "de manera generalizada".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído