Dimite el portavoz de Cs en Bormujos por "purgas internas": "Hacen listas negras en función de los 'me gusta"

PP y Vox acordaron una moción de censura, a la que invitaron a Cs, para desalojar al gobierno del socialista Francisco Molina, que irá a juicio por presunta prevaricación. Finalmente, la formación naranja apoyará la continuidad del PSOE al frente del Consistorio sevillano

El ex portavoz de Cs en Bormujos, Antonio Bejarano, saluda a Rivera, en presencia de Marín, en un acto en 2018.
El ex portavoz de Cs en Bormujos, Antonio Bejarano, saluda a Rivera, en presencia de Marín, en un acto en 2018.

"Nunca pensé que en Ciudadanos se perseguirían a las personas por sus relaciones personales y su vida privada, que se señalaría y se discriminaría a las personas en relación a sus amistades. Cs ha perdido los valores democráticos llegando a vulnerar derechos y libertades de los que militan en él". Quien así se expresa era hasta ahora el portavoz municipal de la formación naranja en el Ayuntamiento de Bormujos, en Sevilla. Antonio Bejarano, que era también coordinador en la localidad sevillana, ha presentado su dimisión y ha pedido la baja del partido tras advertir de "purgas internas" y de, entre otras muchas cosas, criticar que prime el "interés personal" en esta organización política por encima del ciudadano.

La descomposición de Ciudadanos se acelera en todas partes de España. En Andalucía, pese a los intentos del líder autonómico y vicepresidente de la Junta, Juan Marín, el olor a putrefacción cada vez es más pestilente. El ya ex portavoz se va en un momento complejo para la política de Bormujos, después de que el día 8 de marzo Cs diese por "finalizado" su acuerdo de gobierno con el PSOE, esgrimiendo la negativa del alcalde, el socialista Francisco Molina, a dimitir por el juicio que afronta por un presunto delito de prevaricación; y de que PP y Vox acordasen una moción de censura invitando a Cs a sumarse frente a la moción de censura previamente acordada entre PP y Cs.

Tras ello, los grupos del PSOE y de la formación naranja han acordado a finales de junio reanudar su pacto para que la localidad recupere la "estabilidad", reincorporándose Cs a la acción de gobierno y haciendo Molina "un paréntesis" hasta ser resuelta su situación judicial. Así, los concejales de Cs recuperan las delegaciones municipales y competencias a las que renunciaron en marzo al romper el pacto de gobierno, mientras después de que sean aprobados los nuevos presupuestos y diferentes proyectos de envergadura para la localidad, Molina delegará la Alcaldía de manera "accidental" en uno de los miembros del Grupo socialista hasta que la Audiencia de Sevilla resuelva los recursos de apelación formulados en el procedimiento judicial que afronta.

De su lado, Bejarano ha anunciado su dimisión a través de una quincena de entradas en su perfil de Twitter, y también en su cuenta de Facebook, donde advierte de que "nunca" pensó que "llegaría este momento". "Ya no puedo más y hoy tomo la decisión de decir adiós a un proyecto al que he dedicado tantas horas, esfuerzo y dedicación durante estos últimos seis años. Lamentablemente este no es el partido en el que con tanta ilusión entré", manifiesta, añadiendo que los acontecimientos de estos últimos meses le han "abierto los ojos".

"Listas negras"

Afirma que no entró en política para apoyar "gobiernos donde hay alcaldes imputados y considera que la dirección regional de Cs "ha maltratado a los afiliados, haciendo purgas internas donde los dirigentes han elaborado listas negras según los me gusta en redes sociales". "En Bormujos, la vocación de servicio a los ciudadanos ha pasado a segundo plano para pensar en el interés personal de cada uno, sin tener en cuenta lo mejor para nuestros votantes o el trabajo en equipo de un grupo de personas al que solo se les ha tenido en cuenta para poner carpas o pegar carteles", sentencia.

Para Bejarano, "Cs ha dejado de ser un proyecto donde las personas eran el pilar y la base fundamental del mismo para convertirse en un barco a la deriva, sin rumbo y con decisiones incoherentes y muy alejadas de los principios por las que nació". Tras incidir en que la nueva dirección del partido después de la "triste marcha" de Albert Rivera, "no ha estado a la altura esperada", avisa de la "persecución" a las personas "por sus relaciones personales y su vida privada".

"Personalmente me siento utilizado por compañeros por los que lo he dado todo. En política no todo vale. Yo no voy a ser cómplice de esta deriva. Para mí, las personas sí están por encima de todo lo demás", concluye.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído