Los 'beach club' y los festivales de música se libran de cerrar en Andalucía

Un club de playa en Marbella.
Un club de playa en Marbella.

La crisis sanitaria ha conllevado al fin del ocio nocturno por el momento. Las discotecas han echado el cierre para evitar más rebrotes en Andalucía, de forma que bailar, o hacer fiestas queda totalmente prohibido en estos momentos. Sin embargo, los llamados beach club que actúan como discotecas diurnas se han salvado de esta restricción. Estos locales, que suelen abrir al medio día y clausurar al anochecer, ofertan un servicio de restaurante además de la música y el baile y se convierten en la única alternativa que escapa de la legislación.

Pese a las quejas por incumplir las medidas de seguridad, este tipo de establecimiento continuará su actividad. Recientemente, en un club de playa en Torremolinos, un DJ escupió alcohol al público, que estaba aglomerado bailando, sin mascarilla y recibiendo la bebida de la misma botella de la que el pinchadiscos había bebido a morro. Aunque en este caso se abrió una investigación por estos hechos para sancionar al local, las fiestas en los clubes son muy frecuentes y protagonizan las redes sociales donde no es raro hallar videos de fiestas descontroladas, sin mascarilla ni distancia de seguridad. La población utiliza esta misma vía para denunciar el comportamiento de los clientes en estos establecimientos.

En cada rincón del litoral andaluz se distinguen clubes de playa con vistas al mar. La Asociación de Empresarios de Playas de Málaga registra a siete locales en total en la Costa del Sol con licencia de chiringuito tradicional, aunque estos sirvan copas como una opción rentable en los meses de verano. El presidente de los hosteleros de Málaga, Javier Frutos, ha explicado que la normativa que se aplica a estos locales es la de los restaurantes y no la de las discotecas.

La restricción establecida este lunes para el sector de la hostelería no afecta a la fiesta diurna, que ha dado que hablar en estos meses al tratarse de un foco más de contagio, ni tampoco a los festivales de música estivales. En Málaga,  Starlite Catalana Occidente y Marenostrum Fuengirola, las dos citas más destacadas esta temporada, podrán seguir su programación sin impedimentos ya que están reconocidos como "festival" y no como sala de fiestas o discoteca, y por tanto, presenta otra normativa diferente.

Además, estos eventos son al aire libre, el primero en la Cantera de Nagüeles en Marbella y el segundo en el Castillo Sohailde Fuengirola. Un aliciente para librarse de la restricción pese a que tengan barras interiores que sirvan copas.

Esta dinámica se repite en otras provincias de Andalucía, donde los festivales están a la orden del día y se asienta como una alternativa de ocio seguro para disfrutar de la música en directo en estos tiempos donde la cultura necesita un respiro.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído