Las familias se movilizan para que los alumnos no se incorporen a las aulas si no se garantiza la seguridad

Las familias de la plataforma Escuelas de Calor anima a los padres y madres a no llevar a los menores a los colegios en septiembre si no se toman medidas reales y efectivas para proteger la salud de la comunidad educativa

Una manifestación de Escuelas de Calor, en una imagen de archivo.
Una manifestación de Escuelas de Calor, en una imagen de archivo.

Las familias de la plataforma Escuelas de Calor (EDC) decidieron en asamblea el pasado 10 de julio que sus hijos e hijas no volverán a las clases en septiembre si no se toman medidas reales y efectivas para proteger la salud de la comunidad educativa y la sociedad en general.

Las instrucciones que hasta ahora ha publicado la Consejería de Educación y Deporte bajo la dirección de Javier Imbroda no ofrecen garantía sanitaria alguna, sino que arroja en las direcciones de los centros educativos, el cuerpo docente y las familias la responsabilidad sobre la vuelta a las clases y su desarrollo, sin dotarles de recursos ni medios a la altura de las necesidades. Por ello, ejerciendo la que les toca como familias, no llevarán a sus hijos/as a los centros educativos para someterlos a una situación de riesgo asegurado.

Las medidas preventivas que recomiendan las autoridades sanitarias están muy claras: distancia social, y consideran que es inviable en aulas de las dimensiones que tienen los centros educativos de la comunidad y con ratios de 25, 30 y hasta superiores en caso de ESO y Bachillerato. Espacios cerrados, donde el riesgo también se sabe que es mayor.

Escuelas de Calor considera que eso que la Consejería llama “grupos de convivencia” es otra falacia. "No es factible, como no lo es no cruzarse por los pasillos, ni tener contacto con otros supuestos grupos de convivencia, ni que el alumnado tenga un solo docente o los menos posibles. Esto es además incoherente con la política de personal que la Consejería viene aplicando incluso en Primaria, donde están fulminando la figura de tutor de esa etapa y ls escolares tienen más de 5 cincodocentes. ¿Conocen los titulares de la Consejería y Delegaciones territoriales de Educación de la Junta de Andalucía qué es un centro educativo público y cómo funciona?", expresan.

Ya hay muchas voces, incluso de equipos directivos, que han tenido la valentía de denunciar esta situación, denuncia que EDC agradece y secunda con rotundidad. La plataforma exige bajada de ratio, refuerzo de plantilla docente, búsqueda de espacios alternativos y complementarios a los centros educativos que permitan la educación presencial con la seguridad sanitaria. "Valorando que los rebrotes no han esperado al otoño, sino que se están dando ya, y que, por tanto, el número de asintomáticas en septiembre es incalculable, las familias consideran que lo más sensato para proteger la salud de nuestros/as menores y la propia es no comenzar el curso con la normalidad que propone el señor Imbroda", apuntan.

La plataforma hace un llamamiento a las familias para que los días 10 y 11 de septiembre el alumnado de Primaria no se incorpore a los colegios y el 15, 16, 17 y 18 tampoco lo haga el de Secundaria y Bachillerato. Un llamamiento que hacen extensivo a toda la comunidad educativa andaluza. #SinSeguridadNoVolvemos. Si no hay medidas extraordinarias, el comienzo de curso será desde la lucha por una educación pública de calidad y con seguridad, apuntan.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído