La Junta no ve sancionable un brote de sarna en una residencia de ancianos en Málaga

La delegada territorial de Salud, Ana Isabel González, afirma que esta enfermedad "es más común de lo que puede aparentar, es parecido al tema de los piojos"

Exterior de la residencia de ancianos donde se ha detectado el brote de sarna.
Exterior de la residencia de ancianos donde se ha detectado el brote de sarna.

El Distrito Sanitario Costa del Sol, de la Junta de Andalucía, ha declarado un brote de sarna en una residencia de ancianos del municipio malagueño de Benalmádena. Al parecer el número de afectados es de unos cinco aunque familiares de algunos elevan el número a una veintena. De hecho, uno de ellos ha presentado una denuncia ante la Policía Nacional, según publica el diario SUR.

Tras conocer el primer caso de sarna la Consejería de Salud contactó con la residencia para realizar una encuesta epidemiológica e indicar la necesidad de administrar el tratamiento correspondiente a los afectados y a sus contactos más cercanos. Igualmente se pusieron en marcha medidas de prevención y control establecidas, extremando la higiene para evitar contagios. Según los familiares de algunos de los mayores, las instalaciones, desde que se activó el protocolo, están más limpias, aunque han lamentado el estado en general de las mismas.

A pesar del revuelo entre familiares y opinión pública, desde la Junta de Andalucía, la delegada territorial de Salud, Ana Isabel González, ha afirmado que el brote de sarna —que ya está "controlado"— "no es susceptible de sanción".

En declaraciones a los periodistas en Málaga, González, junto al delegado del Gobierno andaluz en la provincia, José Luis Ruiz Espejo, ha indicado que el centro dio la voz de alarma hace 15 días y que "sólo hay seis casos confirmados". El brote se está tratando y, además, ha precisado que se están realizando inspecciones rutinarias: "La de hace tres meses estaba bien", incidiendo en que en el mes de mayo "no hay constancia de casos".

En este sentido, ha informado de que se han dado "indicaciones de lavado a profesionales y familiares" y no les consta que haya ingresados por sarna, tal y como han denunciado algunos familiares de residentes. Esta enfermedad, ha puntualizado, es algo "normal en residencias, cuarteles y centros cerrados".

La sarna, ha continuado, "da picor y es normal que salgan erosiones". "Es más común de lo que puede aparentar, es parecido al tema de los piojos", ha añadido, al tiempo que ha considerado que antes de acudir a la Policía Nacional a interponer una denuncia por algo así, tal y como ha hecho la familiar de una residente, "hay otros mecanismos como quejas a la Delegación de Salud".

Por su parte, Ruiz Espejo, no obstante, ha confirmado que encargarán inspecciones para determinar si el centro residencial "va bien". "Vamos a encargar todas las averiguaciones para ver si hay alguna acción indebida. El brote no es susceptible de sanción", ha sostenido.

Por último, sobre que el alcalde de Benalmádena, Víctor Navas, sea uno de los familiares que ha informado de que tuvo que sacar a su abuela de dicha residencia por la situación de la misma, el delegado ha manifestado que el regidor "tiene igual trato que otro familiar".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído