Sociedad

El último adiós a Marcos, un eventual de Azucarera que perdió la vida en extrañas circunstancias

Los trabajadores de la planta jerezana se concentran en memoria del trabajador fallecido tras quedar atrapado en una cinta móvil, unos hechos que investiga la Inspección de Trabajo

“Nuestro objetivo es mantener un entorno de trabajo seguro, generando clima preventivo y favoreciendo el desarrollo de una empresa 100% saludable. Asumiendo nuestra responsabilidad”, se puede leer en un letrero que hay en la entrada principal de la Azucarera del polígono industrial El Portal, junto a un fotografía del director de la planta, donde el pasado 30 de diciembre perdió la vida Marcos Morales, un trabajador de 41 años que quedó atrapado en una cinta móvil. La de Marcos es la tercera muerte que se produce en la planta de Azucarera de Jerez en los últimos 20 años, todas en el mismo departamento, unas víctimas a las que hay que sumar el caso de un trabajador que entró en coma tras una explosión, aseguran fuentes consultadas por lavozdelsur.es, y las numerosas bajas por depresión o estrés a las que se acogen unos empleados que trabajan bajo mucha presión.

Marcos Morales estaba desplazando una cinta móvil de la Azucarera del polígono industrial El Portal, en Jerez, cuando algo falló y quedó atrapado, por lo que falleció a los pocos minutos, haciendo inútiles los esfuerzos de compañeros, en primera instancia, y de los servicios de emergencia, después, por salvar su vida. El 30 de diciembre de 2019 por la tarde, a poco más de 24 horas para que acabara el año, la provincia sumaba la víctima mortal número once en accidente laboral, de las 109 personas que perdieron la vida en el trabajo en Andalucía durante el año, 16 más que en 2018.

Una investigación de la Inspección de Trabajo determinará las causas de la muerte de Marcos, un trabajador eventual que estaba cubriendo la baja maternal de una compañera. El trabajador, con experiencia en la empresa, recibió la llamada para cubrir un puesto en la sección de mantenimiento, donde se encargaba de reparar la maquinaria en mal estado. “La cinta no iba bien”, confirman fuentes consultadas por lavozdelsur.es durante la concentración convocada por el comité de empresa para rendir homenaje a Marcos, realizada en la puerta de la planta de Jerez, que también se ha reproducido en otros seis centros de trabajo de todo el país.

Un momento de la concentración celebrada en recuerdo de Marcos Morales. FOTO: MANU GARCÍA

“Tenemos claro que la culpa de este accidente no es del trabajador y lo vamos a defender hasta sus últimas consecuencias”, señala Antonio Montoro, secretario general en la provincia de Cádiz de la Federación de Industria, Construcción y Agro (FICA) de UGT. “No buscamos víctimas, porque ya bastante tenemos con la que ha habido, solo que se aclare y que esto no vuelva a ocurrir”, agrega. El sindicato presentó una demanda ante la Inspección de Trabajo por posibles deficiencias en la cinta móvil de la planta, y tendrá que pronunciarse próximamente, una información que desde UGT se comprometen a hacer pública.

“Hemos tenido demasiados trabajadores durante 2019 que han salido de sus casas a trabajar y no han vuelto, y eso ningún sindicato nos lo podemos permitir”, reseña Montoro, quien recuerda que desde UGT llevan tiempo reclamando la creación de la figura del delegado de prevención de riesgos laborales. “Es importante que tengamos una persona que directamente trate esos temas”, recalca, porque “once víctimas —en la provincia durante 2019— son muchas”. “Llegaremos hasta las últimas consecuencias para que se aclare lo sucedido”, apunta Montoro, quien cuenta ante los medios que les consta que “hay partes de mantenimiento e informes que recomendaban a la empresa que hiciera alguna mejora” en materia de seguridad.

A las puertas de la planta del polígono El Portal, familiares y amigos de Marcos se concentran, entre abrazos y besos, para recordar a quien también fuera guitarrista de la banda jerezana The Shooters, que lamentó su pérdida, días atrás, en redes sociales. “Éramos una banda, cuatro amigos, cuatro tíos que cuando nos juntábamos nos gustaba hacer ruido y el imbécil, y sobre todo reírnos y evadirnos de nuestro día a día gracias a nuestra pasión común: la música”. Los trabajadores de Azucarera, que se sumaron por completo al parón convocado por el comité de empresa, permanecieron dentro de las instalaciones por orden de la dirección de la compañía.

“Es un acto emotivo que se ha hecho internamente, y al que se han sumado familiares y amigos”, explica Manuel Barragán, presidente del comité de empresa de la planta de Azucarera en Jerez, que pertenece a CCOO. “Son momentos emotivos en los que tenemos las emociones a flor de piel”, describe Barragán, quien llama a la prudencia hasta que se esclarezca lo sucedido. “Aun no sabemos qué ha pasado, porque el compañero que compartía turno con Marcos está de baja y no hemos podido hablar con él, ni tampoco la Inspección de Trabajo”, relata.

Un grupo de trabajadores de Azucarera, durante el parón convocado por el comité de empresa. FOTO: MANU GARCÍA

El presidente del comité niega que la cinta móvil en la que quedó atrapado el trabajador “tuviera ningún tipo de deficiencia anotada”, y recuerda que están esperando los informes internos y de la inspección laboral. “Queremos tener mucha prudencia y paciencia, cuando conozcamos los hechos podremos hablar”, señala. Barragán, un veterano en la planta jerezana, relata que la seguridad ha evolucionado favorablemente durante los últimos años. “Estamos en el buen camino, pero ese camino tiene dificultades y tenemos que sortearlas entre todos”, expresa, pero antes espera que se desvele qué falló el día del fallecimiento de Marcos.

“Nuestro mayor deseo es saber por qué ha sucedido esto, por la seguridad de todos los que trabajamos aquí”, añade Manuel Barragán. Eso sí, destaca que “en cuestión de seguridad siempre hay que mejorar. Queremos venir a trabajar e irnos a casa tranquilamente”. Pedro Sánchez, secretario del comité de empresa, de UGT, apunta respecto al lugar de los hechos que “son zonas de trabajo muy limpias” y que “las cintas pesan mucho pero son seguras”, y que siguen esperando el informe del inspector de trabajo.

Adelante Andalucía pide “la derogación de las reformas laborales”

“Exigimos una investigación urgente para que se esclarezca lo sucedido y que la Junta explique qué medidas ha tomado en dicha empresa, porque no podemos consentir que los trabajadores y trabajadoras sigan muriendo en el tajo”, expresa José Ignacio García, parlamentario de Adelante Andalucía, presente en la concentración en Azucarera, junto a miembros de la coalición Adelante Jerez. “Nos dicen que este es el tercer trabajador fallecido en la Azucarera en 20 años y no podemos consentirlo”, añade García.

La coalición de izquierdas ha registrado una pregunta en el Parlamento andaluz en relación con la muerte de Marcos Morales y lamenta las once muertes registradas en el trabajo en la provincia de Cádiz durante 2019. “Ahora más que nunca exigimos la derogación de las dos reformas laborales, la del PP y la del PSOE. Es inadmisible que la gente se siga jugando la vida para ganarse el pan”, expresa García. “En una provincia como la nuestra, con el desempleo y la precariedad que sufrimos, la derogación de las reformas laborales debería ser la primera medida que debería tomar el nuevo Gobierno y no vamos a parar hasta que los gaditanos y gaditanas tengan un sueldo y condiciones dignas y sepan que podrán volver sanos y salvos a sus casas después de su trabajo”.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *