CulturaAntes todo esto era bodega

30 años del gran lago del Mamelón

Se dice que el nombre de plaza del Mamelón deriva de una colina baja o montículo que había en esta zona de la ciudad.

No tengo el placer de recordarlo. Pero fruto de una gran remodelación de la plaza del Mamelón en 1987 se creó su gran lago, con su fuente y su disposición actual, aunque con otras estructuras de carácter algo más historicista que, si bien recuerdo con nostalgia por ser, en mi opinión, más adecuadas a este entorno, fueron reemplazadas a comienzos de siglo (recuerden la desaparecida pasarela cubierta en la zona lateral de los bancos). Corría el año 2002, con la celebración de los Juegos Ecuestres, cuando se remodeló nuevamente y se instaló el monumento al enganche (o el coche de caballos, como muchos jerezanos lo llaman) que hoy es parte de todas las postales y fotografías que turistas y jerezanos tienen de Jerez. 

Pero ¿qué había en esta plaza originariamente? Se dice que el nombre de plaza del Mamelón deriva de una colina baja o montículo que había en esta zona de la ciudad, desde donde se podía divisar Jerez en época andalusí. Parece que en época castellana fue allanada, sumándose a los Llanos de San Sebastián pero conservándose el nombre popular. No fue, sin embargo, hasta finales del siglo XIX cuando el entorno de la plaza del Mamelón, conocida por aquel entonces como “Alameda de Sevilla”, se integra en un proceso de urbanización, acercándose a la ciudad a medida que esta crecía. A partir de 1920, se llamó Avenida de la Reina Victoria y a mediados de siglo, tomó la rotulación de Virgen de Fátima a causa de ser el lugar de donde partió la peregrinación de la imagen portuguesa de Fátima, que visitó Jerez en 1950.

Como lugar de recreo y paseo, continuará durante todo el siglo XX con varias peculiaridades. Por ejemplo, la instalación del monumento a San Juan Bautista de la Salle, que data de 1952. Por su parte, junto a la prolongación de la calle San Juan de Dios, el palacio Marqués de Salobral separó de forma bastante significativa a esta Alameda de Sevilla de la Alameda de Cristina hasta su demolición en los años 60. Fruto de esa demolición, la plaza del Mamelón se amplió y se abrió, configurando a la zona en una disposición más cercana a la que conocemos hoy. La gran remodelación de 1987 fue realizada con un presupuesto de 60 millones de pesetas por el arquitecto José Ramón Díaz Pinto. Y como hemos comentado, si bien la del 2002 cambió significativamente su aspecto paisajístico, hace tan sólo unos años, con motivo de la salida de la vuelta ciclista de Jerez en 2014, la instalación de unas venencias (a imitación de las de la conocida popularmente como “rotonda del catavino”) le da un aspecto bien diferente a una fuente y a un lago que aunque cumplen en este 2017 tan solo 30 años, son ya un símbolo de la ciudad de Jerez.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Un comentario

  1. Hoy he dedicado parte de mi tiempo en la Feria para sacar fotos de las casetas que están en los principales paseos del recinto. Avergonzante, mañana o pasado haré un comentario con fotos de las casetas que están en los principales sitios del recinto y que dan pié a lo que pienso de esta Feria/verbena. Con los años que hemos dedicados tantas personas (hosteleros jerezanos, empresas señeras, peñas de arte y el ayuntamiento) a posicionar la Feria como una de las mejores del mundo y hoy he visto un poblado western, casi todas las casetas con un solo cartel triangular o rectangular con su nombre, ningún farolillo, nada de adornos alusivos a la idiosincrasia del sitio que ocupan. El Paseo de las Palmeras y los dos paseos principales que la cruzan, son una inquietante falta de respeto a los ancestros de nuestra Fiesta Principal. Desde aquí hago un llamamiento alarmante a la sociedad jerezana para fomentar una plataforma que remuevan y castiguen a los que sólo montan la caseta de la Feria para ganarse unos miles de euros que no les pertenece al no ser el espíritu de la Feria del Caballo (muchos equinos famélicos y fuera de salud). Si seguimos así en pocos años los puestos varios que hay en los aledaños del recinto solicitarán sitio en el ferial (Turrones, tómbolas, frutos secos, hamburguesas, salchichas, etc.). Y si queréis saber lo que hay que hacer por obligación de cumplir con las Ordenanzas Municipales de la Feria, varios ejemplos:

    DISEÑO: Con el objetivo de mantener el ornato, armonía y uniformidad en todo el recinto ferial, deberá de cuidarse al máximo el diseño de la parte frontal del cerramiento de la caseta en su línea de fachada, utilizándose para ello materiales y elementos arquitectónicos con una tipología basada en construcciones tradicionales de la zona en la que predomine el hueco sobre el macizo. Con la finalidad de presentar un mejor acabado y dar sensación de cuerpo arquitectónico, se doblarán las molduras de los huecos, pilastras y cornisas propuestos con un mínimo de 15 cm. de espesor, prohibiéndose la simulación por pinturas de ventanas, huecos de pasos o acabados de materiales.
    Con el objeto de conseguir un ornato de calidad y originalidad que resalte la singularidad de la Feria del Caballo se prohíbe la utilización de módulos prefabricados que uniformasen el diseño de las casetas.

    INTERIOR: El interior de la caseta deberá cuidar de su ornamentación y decoración utilizando para ello materiales y objetos considerados como tradicionales. Las chapas medianeras así como los mostradores metálicos publicitarios se cubrirán con un material ornamental adecuado.

    MATERIALES:
    En las construcción de las casetas, con objeto de garantizar la mayor estabilidad posible, por los adjudicatarios se deberá contar con Certificado Oficial de Seguridad y Solidez emitido por técnico cualificado en seguridad de los elementos y estructuras que usen para la fabricación y ornamentación de
    la caseta, si así se le solicita por los Servicios Técnicos Municipales o el Consorcio de Bomberos, los cuales podrán exigir que dicho certificado este visado por Colegio Oficial.
    No podrán usarse elementos que no sean material ignífugo con categoría al menos M2 (Cs2d1) en techumbres, paredes y elementos estructurales, tanto en la propia caseta como en la zona existente desde la línea de fachada hasta la línea de barandillas (zona de terraza), quedando expresamente
    prohibido el uso de brezo u otros elementos combustibles.

    Como veréis una vergüenza para nuestros visitantes e incluso para la minoría de jerezanos que en su tiempo éramos los ganadores de premios de las mejores casetas (el dinero del premio se solía donar a los necesitados de la ciudad). Abochornado, dolido, traicionado, desesperado, aturdido por la permisividad de la autoridad.

    Eso sí un diez para la iluminación ornamental, la jardinería, la limpieza, la seguridad policial, servicios sanitarios y aunque os parezca una afrenta, cariño a todas las vendedoras de flores porque son las únicas que le dan colorido a la Feria.

    Cuando me tranquilice plantearé como afrontar este desafío respaldandome con las fotos de las casetas que deberían dar ese toque de calidad que tenía “nuestra casa” en el González Hontoria.

    Más vale irse a dormir y soñar cuando había rivalidad por ser la mejor caseta de la Feria (Los pollitos, El patio, Holcim, Peña el ajolí, Disco Rojo, La yeguada, La Farándula, los belenistas, Domecq, González Byass y muchas más).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.