20 familias sin agua potable en la quinta ciudad de Andalucía

Publicidad

20 familias sin agua potable en la quinta ciudad de Andalucía

Los residentes de La Hijuela de La Marquesa, en pleno núcleo urbano de Jerez, acarrean a diario este bien básico en garrafas para su autoconsumo, y carecen de alcantarillado.

25-08-2016 / 20:06 h.
Publicidad

El marido de Josefa Núñez nació en La Hijuela de la Marquesa hace ya 88 años. Padece Alzheimer y probablemente jamás pueda ser aseado por su esposa decentemente. Hasta ahora, sale varias veces cada día para llenar cubos y garrafas de agua en una fuente comunitaria habilitada hace doce años por el entones exalcalde Pedro Pacheco, y llevarlas a su hogar. “Le ducho echándole cubos de agua por encima, y se pone a chillar porque está enfermo”. Las alcaldesas que posteriormente han tomado el bastón de mando también se comprometieron a solucionar el anacronismo que supone vivir en el núcleo urbano de la quinta ciudad de Andalucía –en el Oeste de Jerez, junto a la Ciudad de los Niños—, en el siglo XXI, sin tener agua potable en sus viviendas, ni red de alcantarillado. “Nosotros pagamos la contribución y estamos al día, lo pagamos todo”, espeta.

En la barriada unas veinte familias se encuentran en una situación similar, y todas residen allí desde que “colonizaron” la explanada. “Somos la cuarta generación”, señalan. Antonia Leal es viuda y vive con uno de sus dos hijos. A sus 81 años tiene la ardua tarea de buscar agua a diario, al igual que Josefa. Todas las viviendas tienen pozos ciegos, pero ya están secos y la poca queda “está contaminada”, afirma. Tres o cuatro días a la semana se ducha en casa de su nuera, porque si lo hace en casa con el agua del grifo “le pica”. Recuerda que sus pagas son míseras y que en la limpieza de los pozos invierten más de 400 euros.


lavozdelsur.es
Vecinos de Hijuela de La Marquesa, en la fuente que hay a unos metros de sus viviendas, llenan cubos de agua potable para su autoconsumo.

No pueden asumir el alto coste que supondría la urbanización de las parcelas —de entre unos 1.500 - 2.000 metros aproximadamente—. Por ello demandan un ramal que enlace con la tubería general y un contador de agua para cada vivienda. Desde su formación, el gobierno socialista se ha solidarizado con la causa de estos vecinos y calificaban como “tercermundista” la situación en la que viven. No obstante, a pesar de que el Ayuntamiento ha tratado el tema con Aquajerez, y expresan su intención de urbanizar los terrenos, a día de hoy la opción más factible para el ejecutivo local es que los vecinos asuman el coste de la urbanización de unos dos millones de euros. No descartan soterrar una tubería y llevar la acometida del agua  a cada casa y colocar contadores individuales y que, según él, cada familia podría costear.

Sin embargo, los vecinos de la Hijuela de la Marquesa se sienten discriminados porque no les parece que el gobierno local tenga ninguna predisposición a solucionar el problema. “Para un parque de perros sí hay dinero, para otro parque que hay más allá también. Nosotros estaríamos felices y contentos con que nos pusieran una acometida, nada más”, señala Josefa.

Los terrenos en los que se ubican las viviendas se encuentran sobre suelo urbanizable no consolidado, con lo cual requiere mejoras de saneamiento, acerado y asfaltado. Fuentes municipales aseguran que la situación es “compleja” y que han de ser los afectados quienes soliciten a la empresa AquaJerez el servicio, algo que no se le puede otorgar si carecen de la licencia de primera ocupación. De ser así, se incurriría en una irregularidad, aunque según relatan los propios residentes, un vecino familiar de un exdelegado popular, sí cuenta con su propio contador. 

 
Publicidad