Política

2.000 facturas sin contabilizar en la Diputación de Cádiz

La institución provincial admite un nuevo agujero de 1,7 millones de euros correspondientes a 2017 y el PP habla de "caos" en la gestión socialista

El portavoz del PP en la Diputación de Cádiz, José Loaiza, ha advertido de que la institución provincial ha admitido un nuevo agujero contable de 1,7 millones de euros correspondiente a 2017. En un comunicado, Loaiza ha indicado que de acuerdo a la documentación a la que ha tenido acceso el grupo popular “se trata de más de 2.000 facturas que no pudieron tramitarse antes de final de año debidamente por el caos de la gestión del gobierno socialista”.

En este sentido, el portavoz popular ha señalado que, “hasta ahora, el PP había contabilizado más de dos millones de euros en deuda oculta pero”, al tiempo que ha lamentado “el desastre es mucho mayor después de que la propia Diputación haya admitido un nuevo agujero por 1,7 millones de euros”.

Por ello, Loaiza ha reclamado al responsable económico de Diputación Jesús Solís, que “aclare la situación real de las cuentas de la institución provincial porque está pagando actualmente facturas de hasta hace tres años, que no han sido contabilizadas y tendrán que ser aprobadas en el próximo Pleno en un nuevo reconocimiento extraordinario de deuda”.

“En esta ocasión, se trata de un paquete de 84 facturas correspondientes a los ejercicios 2015, 2016 y, en su mayoría, 2017, por valor de 62.764,76 euros”, ha detallado el portavoz. Así, Loaiza ha mostrado su “preocupación” porque “la propia administración provincial reconoce que se tratan de facturas extraviadas o que no contaban con la preceptiva propuesta previa de gasto”.

“Pero, además, el propio gobierno socialista indica en diversos documentos que la implantación del aplicativo de generación de documentos de operaciones contables en soporte digital ha generado retraso por problemas técnicos en la aplicación de las operaciones pendientes de aplicar al presupuesto”, ha añadido.

Además, el portavoz popular ha asegurado que “el gobierno de Irene García no ofrece confianza alguna ni a proveedores ni a ciudadanos por el extravío de facturas o fallos en los mecanismos técnicos contables”. De igual modo, ha apuntado que, “solo entre julio y agosto, se ha reconocido medio millón de euros de deuda oculta, parte a golpe de decreto”.

Finalmente, Loaiza ha afirmado que “los datos de periodo medio de pago y el superávit no reflejan la realidad porque Diputación lleva sacando de los cajones deuda oculta por valor de dos millones y medio de euros gradualmente y ahora admite otro agujero de 1,7 millones de euros”.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.