I+N (Ideas y Negocios)

15 años de experiencia en injertos capilares de calidad en Sevilla

Corporación Capilar Dermatológica es una clínica de referencia en Andalucía para la realización de un injerto capilar de calidad con las máximas medidas de seguridad

El número de españoles que se somete a un tratamiento de injerto capilar se ha duplicado en menos de un año gracias al perfeccionamiento de las técnicas de trasplante capilar. Un fenómeno que ha ido de la mano a una mayor concienciación por parte de los pacientes que, además de buen precio, quieren seguridad y confianza a la hora de someterse a una intervención de estas características.

Así lo confirman desde Corporación Capilar Dermatológica, cadena de clínicas médico sanitarias dermatológicas dedicadas a la solución de problemas del cabello y el vello, que se ha convertido en una de las empresas del sector líderes de injerto capilar en Sevilla y en todo el país. Con un centro en esta ciudad desde el año 2004 y más de 3.000 cirujías capilares a sus espaldas, los expertos de este centro son conscientes de la importancia que tiene la seguridad para su pacientes.

Y es que uno de los mitos y falsedades que tratan de desmentir entre los afectados por un problema de cabello es la idea de que se trata de intervenciones “rutinarias”, “sin riesgos” o con un “éxito cien por ciento asegurado”. Para los especialistas de Corporación Capilar Dermatológica los pacientes deben exigir seguridad, eficacia y resultados naturales en todo el trasplante capilar.

Por ello, la profesionalidad, la experiencia y la última tecnología médica son requisitos indispensables para cualquier persona que quiere someterse a una intervención de estas características. Desde el centro de Corporación Capilar Dematológica en Sevilla, Luz Ramos, directora de la clínica, explica que el primer paso es ofrecer un diagnóstico de tipo alopecia y cerciorarse de que el trasplante es posible.

Y lograr esta certeza es un trabajo que requiere la intervención de especialistas con los conocimientos adecuados para ello. Son muchos los casos tratados que, por una mala praxis y un mal diagnóstico, han generado problemas para el paciente y el sentimiento de que la intervención no ha cumplido con sus expectativas.

Antes de intervenir hay que asegurarse de que el cabello está sano

Uno de los aspectos más desconocidos por la población es que el cabello y la zona donde se va a realizar el injerto pueden estar afectados por una enfermedad. Por ello, el correcto diagnóstico previo es esencial para lograr que la intervención sea un éxito y cumpla con las expectativas que el paciente se ha generado.

En este sentido, el doctor Saldivar de Corporación Capilar Dermatológica, cirujano con una dilatada experiencia, explica que hoy en día existen más de un centenar de enfermedades del cabello y es clave  definir si existe alguna de ellas. En caso de ser así, hay que realizar un tratamiento específico antes de realizarse el trasplante capilar.

Al respecto, el doctor recuerda casos de pacientes que se han sometido a un injerto capilar y que han sufrido problemas precisamente porque no fueron diagnosticados en su momento por una enfermedad del cabello. 

A la hora de ofrecer un buen diagnóstico y un primer contacto, Corporación Capilar Dermatológica ofrece la posibilidad de hacer una consulta virtual gracias a la que después de responder a un cuestionario los interesados reciben un informe en el que se indica qué tipo de injerto capilar necesita.

La importancia del equipo

El éxito de cada intervención también recae del trabajo en equipo. Y es que a la hora de tratar cada caso hay que hacerlo de una forma personalizada y con un conjunto de profesionales de diversas áreas que ayudan a hacer el correcto diagnóstico y a hacer la intervención con la mayor seguridad para los pacientes.

El equipo que participa en una intervención de estas características está compuesto de médicos, dermatólogos, enfermeros, técnicos de quirófano y anestesitas que, en colaboración, consiguen que la intervención sea segura. A ello, hay que añadir la incorporación de la última tecnología para lograr el máximo rendimiento de intervención y las mayores tasas de éxito posibles.

En cuanto al tipo de intervenciones realizadas existen varias aunque la más común en la actualidad es la denominada FUE (Follicular Unit Extraction, por sus siglas en inglés) consiste en extraer unidades foliculares de una zona del donante para injertarlas en la zona deseada. Entre las ventajas de esta técnica destaca que es un procedimiento individual, por lo que todos los injertos se hacen uno a uno, lo que incrementa el porcentaje de éxito.

No obstante, existen diferentes métodos, que se usarán en función de las especificidades del paciente, como pueden ser las técnicas de trasplante capilar FUSS masculina, FUSS femenina, FUE manual, FUE asistida, FUE robotizada ARTAS y FUE Non-Shaven.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *