Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ganemos ha hecho lo que tenía que hacer: abrir uno de esos debates de los que trascienden (a la vista está el eco nacional) y asumir que le lluevan palos demagógicos de todos colores.

EDITORIAL. La agrupación municipalista, tras su arrollador éxito electoral de hace dos años, ha perdido su halo de novedad, masa social y contacto con la calle. Para colmo, su estrategia política, lejos ya de Podemos, no deja de dar resbalones.

Mientras Susana Díaz ha vivido un intenso fin de semana pendiente de su partido, la quinta ciudad de Andalucía en población se ha echado la calle como no se recuerda para exigir mejoras urgentes en la sanidad pública.

Ganemos no puede pretender que muchos de sus votantes y de esa mayoría social que reclamaba el desalojo del PP de la Alcaldía se conformen con que mantenga un puesto de mero espectador en unos tiempos de máxima convulsión a todos los niveles. 

EDITORIAL. ¿Y ahora qué? Pues que la responsabilidad de lo que pase en el futuro no depende exclusivamente del grupo del PSOE

EDITORIAL. La negativa de la alcaldesa socialista a firmar las readmisiones de 116 afectados por el ERE municipal del PP, tras un año largo coleando una solución al conflicto, pone en peligro su continuidad al frente del Consistorio. Sus aliados, Ganemos e IU, han dinamitado el pacto de investidura.

Las Fiestas de la Vendimia siguen desarrollándose con el rumor ensordecedor de las bocinas y los petardos de quienes tienen su trabajo garantizado, con el silencio y la resignación de comerciantes, hosteleros y asociaciones, y en medio de la indignación ciudadana.

EDITORIAL. Pensar que Ganemos e IU dieron un cheque en blanco en junio de 2015 y que estos cuatro años iban a conformarse con ser meras comparsas es una temeridad que nadie en el PSOE debería permitir.

EDITORIAL. A sus gloriosos 86 años, en activa y fresca ancianidad, Manuel Morao es un Honor para Jerez.

Es repulsiva la forma en la que algunos entienden el sindicalismo en una ciudad desangrada por el desempleo y la exclusión.

No parece tener, a la vista de las hemerotecas, antecedentes inmaculados la líder del PP jerezano como para dar lecciones de prudencia y demasiada ética política.

EDITORIAL. La visita de la presidenta de la Junta puede verse medio llena o medio vacía: mero gesto político de cortesía o respaldo real a Jerez.

¿Por qué en otros tribunales provinciales, andaluces y nacionales se puede ejercer el trabajo de periodista con cierta comodidad y en Jerez es al contrario? 

El reguero de prácticas políticas imprudentes e irresponsables que ha legado el gobierno de Pelayo no puede ser mayor en menos tiempo en el poder.

“La Guardia Civil identifica una huella dactilar en el denominado ‘Caso del Padre Coraje’ que permite que la investigación siga abierta después de 20 años”.

EDITORIAL. La 'lideresa' jerezana es hoy la viga en el ojo de su partido, implacable a la hora de señalar la paja en el ajeno.

El Ayuntamiento ha entregado un año más los Premios Ciudad de Jerez, coincidiendo con la festividad de San Dionisio, Patrón del municipio.

El salón de plenos se encuentra por primera vez en dos décadas sin la presencia física, juntos o por separado, de alguno de los tres últimos líderes políticos que han dejado la ciudad y el Ayuntamiento que sufrimos hoy.