Viajar, mejor con libros

Publicidad

Viajar, mejor con libros

09-04-2017 / 17:39 h.
Publicidad

Cualquier época del año es buena para viajar. Al menos eso es lo que piensan las personas que adoran perderse por el mundo a la menor oportunidad. Pero no siempre los viajes son cortos ni cómodos. Por ello debemos hacernos con un aliado con el que compartir nuestras aventuras y nada mejor que un buen libro. Sobre todo si además de viajeros empedernidos, somos ávidos lectores.

A veces hacemos la maleta a tanta velocidad que es imposible que recordemos hacernos con un aliado de papel. Pero si sabemos que vamos a emprender un viaje (incluso ese mismo día) deberíamos hacer una lista en la que no faltase nunca la lectura. Además de cosas tan imprescindibles como el cepillo de dientes o la ropa interior, claro.

Quizás algunos de vosotros penséis que vuestro viaje es corto y que no vais a necesitar nada para entreteneros. Muchas veces pasa. Quizás no tardes más que un par de horas y te conformes con la película que pasarán por el transporte público, tengas compañía o vayas conduciendo tú mismo (existen los audiolibros, pero no es este el tema) y no lo necesites. Pero, ¿qué harás con los tiempos muertos de tus vacaciones?

Cuando esperas a alguien o quizás después de darte un relajante baño quieras hacer algo que nada tenga que ver con tu Smartphone o con el mundanal ruido. Es justo en esos momentos cuando echarás de menos tu libro y cuando, si finalmente lo has traído, te llevarás una alegría. Aunque estés de viaje con amigos o no vayas a parar en ningún momento. Tomarse un tiempo de relax con una buena lectura siempre es de agradecer.

No sé que tipo de viaje elegirás, pero la playa suele ser el destino favorito de muchos turistas y en ella poder contar con algo de lectura es una auténtica delicia. Leer junto al mar es uno de los placeres a los que ningún ser humano debería renunciar. Aunque quien dice la playa podría decir también la montaña o el bosque. A los amantes de la lectura siempre nos gusta encontrar espacios al aire libre para que nuestra imaginación vuele un poco más. Lo bueno de la lectura es que tienes gran cantidad de opciones y ese libro de bolsillo que no has tenido oportunidad de leer se convierta en tu fiel compañero. Si te vas de viaje y te llevas algún amigo de papel recuerda que puedes comentar aquí mismo por cual de ellos te has decantado.

 
 
Publicidad