Sebastián Rubiales

Publicaciones

Un libro se presenta de la única manera que puede hacerlo: ofreciendo sus páginas al lector para que éste recree el mundo.

Otra ocasión perdida para encontrar nuevos amigos, nuevos compañeros de fatigas, por mi torpeza para las relaciones sociales. Por mi maldita misantropía.

Qué pasa —finalmente— por la cabeza de una persona que decide quitarse la vida, es un misterio para todos nosotros.

Es claro que cualquier posición entre hermanos tiene ventajas e incovenientes –supuestos “derechos” y “deberes”- pero es muy frecuente encontrar en nuestras familias este tipo de preeminencias.