Óscar Carrera

Publicaciones

Vivimos arrojados al tiempo, sometidos a la caducidad sin haberlo pedido ni querido, marionetas de unas fuerzas que nos empujan.

Desde mediados de los setenta se han ido normalizando los motivos esotéricos en el rock. Los grupos que hoy dicen jugar con lo oculto suelen presentar cuanto menos la envoltura de lo que ya es una moda, y generalmente se queda en eso, en envoltura.

Todos los premios al arte son, pues, póstumos, en tanto que celebran algo, el instante creador, que ya no está entre nosotros...  

La felicidad es a la vez la mayor alegría y la mayor miseria de la persona realizada: alegría porque es inmarcesible, miseria por la envidia e incomprensión que puede despertar en los demás.