Jaime Flores

Publicaciones

Rincón de luz
que cierra mis ojos.
Olor de azahar,
se cuela tras mis sentidos.
Te veo desde lejos,
te acaricio de cerca.
Siento que te toco, pero,
no te termino de alcanzar.

Tirado en el césped,
pensando en la melodía.
Suaves notas hacían de la tarde
un lugar de segundos perennes.
Tras ello, árboles de un rojizo espeso
y hojas bailarinas.
Nunca una tarde fue tan complaciente

Vierte gotas de sangre en el cuello de su camisa, sin vacilación se dirige a la ventana. Se queda pensativo con un cigarro en la boca sin ninguna prisa en inhalar humo gris podrido
-¿Quién reclamará mi gloria?. ¿Quién llorará mi desgraciada vida?, grita en voz alta.

Desde que tengo uso de razón he intentado fomentar la igualdad y el respeto en todos los ámbitos de mi vida. Pero desde septiembre empecé a profundizar en una equidad en concreto, la de género.