Carmen Fernández

Publicaciones

El 22 de Enero estuvo programado el acto.

El 23 no pudo ser.

Tampoco el 24,  25, 26 ni 27, ya fuera por problemas con el clima, burocráticos, técnicos o de seguridad.

De nuevo estaba en la cola de embarque para salir de Nueva York. No me apetecía nada volar sola otra vez. Recordé el viaje anterior que cuando llegué a mi asiento, estaba ocupado por un señor que se negaba a sentarse en el suyo, indicándome, en mal tono, que me colocara yo.

La noticia de la entrada en prisión de los cinco imputados por la violación de una chica durante las fiestas de  Pamplona es un pequeño consuelo y aliento para muchas personas.