Transfeminismo y Cultura Queer

Transfeminismo y Cultura Queer

A continuación, un extracto del taller dirigido por Emi Díez perteneciente al Colectivo Feminista "La Empoderá".

11-04-2017 / 14:36 h.
Publicidad

La teoría Queer defiende que el género, el sexo y la sexualidad son constructos sociales, es decir, no son esenciales.

Una persona no nace ni con un sexo, género o una  sexualidad, todas son adquiridas por unos mecanismos sociales o unos símbolo  como por ejemplo, que haya tanta gente heterosexual es un signo claro de un sistema y ese el hetero-patriarcado que hace ver que ser hetero es lo más normal, pues ello ha de provocar un ejercicio de deconstrucción.

Está muy bien que apoyes al colectivo LGTBIQ, pero, si no te deconstruyes y no miras tu propia sexualidad porque eres un hombre o porque estas reproduciendo actitudes que a lo mejor no  pueden parecer machistas o tránsfobas, pero, lo son realmente.

Para entender la teoría Queer lo que hace falta hacer una deconstrucción como si no hubiera hetero-patriarcado, cosa que puede ser extremadamente compleja pues vivimos en una sociedad hetero-patriarcal y la norma hetero es lo único que se valora.

Pongo un ejemplo, en un colegio o ámbitos progresistas, te dicen que por tener pene tú no puedes ser una mujer u otro género distinto de mujer u hombre se basan en tus genitales. Toda una clara discriminación.

Como experiencia personal puedo decir que me han llegado a comentar, personas que se consideran feministas, que me “como” la cabeza” o me invento cosas por ser género no binario. Intento teorizarlo desde un punto de vista filosófico, sin embargo hay muchas personas que aún no lo entienden.’

La diferencia de Cis y Trans, Cis no significa que tu naces con el sexo que tienes, puesto que como nos ilustra la teoría Queer, el sexo no existe dado que es igual al género, es decir, lo único que hay es una genitalidad. Se le da demasiada importancia en un contexto social en el que a causa de razón tienes que decir soy hombre o mujer según los órganos reproductores que tienes, con lo que debes presentarte es con tu nombre ya que el sexo al fin y al cabo es una identidad.

Biológicamente tu no naces con un sexo, naces con unos genitales debido que algunos/as tienen más hormonas femeninas o con más cantidad de estrógenos, es decir, que si contásemos todos estos valores no habría una mujer o un hombre realmente.

 

 
 
Publicidad